La muerte blanca – GENTE Online
 

La muerte blanca

Uncategorized
Uncategorized

Un sonido estremecedor anunció la catástrofe. Y el alud pronto se presentó blanco, perfecto, devastador. Quince estudiantes, de entre 18 y 22 años, fueron arrastrados por la avalancha de nieve y piedras. La confusión duró tan sólo un
os segundos. Siete alumnos de Educación Física de la Universidad del Comahue quedaron sepultados en el acto, sin eufemismos. Y otros dos permanecen aún desaparecidos. Cuando terminó el deslizamiento, un silencio sepulcral envolvió el Cañadón del Quemado. Entre gritos y jadeos, los seis sobrevivientes se repetían en sus pedidos de auxilio. Andinista experto, el profesor Andrés Lamunière consiguió liberarse del derrumbe y pidió socorro a través de su handy. Las tareas de rescate comenzaron algunas horas después.


ESCALA FATAL.
Setenta alumnos de la Universidad del Comahue escalaron el Cerro de la Ventana, a exactos 14 kilómetros de la ciudad de San Carlos de Bariloche. Completaron el ascenso el sábado 31 de agosto último e hicieron noche en la cima. La travesía forma parte del programa de actividades para estudiantes del primer año del Profesorado de Educación Física con orientación en actividades de montaña. A las 16 horas del domingo, emprendieron el descenso divididos en dos grupos de 35 alumnos. El primer contingente alcanzó la base algunas horas después sin mayor dificultad. La tragedia ocurrió a las 18:45 horas, cuando el segundo grupo -encabezado por Andrés Lamunière, titular de la cátedra Caminata de Montaña- estaba aún a mil metros de altura, sobre el Cañadón del Quemado. Inmediatamente después comenzaron las acciones de rescate.

BUSQUEDA FRENETICA.
Más de cien socorristas del Ski Club Bariloche, Gendarmería, la Policía rionegrina, el Ejército, Parques Nacionales y otros organismos se sumaron al operativo en una búsqueda desesperada contra el tiempo y el frío, que también puede ser fatal. Pronto cubrieron la zona y comenzaron a picar el suelo con varillas para medir la nieve. Así, lograron dar con algunos cuerpos. Al mismo tiempo, comenzaron a aparecer frente a ellos algunos jóvenes que habían sido barridos por la avalancha. Algunos llegaban a la base con heridas de distinta gravedad. Las tareas continuaron durante toda la noche, sin resultados positivos.

El lunes 2 último, la Universidad del Comahue entregó a la prensa un listado con el nombre de los alumnos alcanzados por el alud. Estaban divididos en tres grupos: heridos (todos trasladados al Hospital Regional Privado), desaparecidos y fallecidos.

Más de cien hombres respondieron al pedido de auxilio: quince estudiantes habían quedado bajo un alud. En condiciones climáticas adversas, trabajaron intensamente en el rastreo de posibles sobrevivientes.

Más de cien hombres respondieron al pedido de auxilio: quince estudiantes habían quedado bajo un alud. En condiciones climáticas adversas, trabajaron intensamente en el rastreo de posibles sobrevivientes.

Durante las primeras horas aparecieron seis jóvenes heridos. Con cañas para medir la nieve, los socorristas

Durante las primeras horas aparecieron seis jóvenes heridos. Con cañas para medir la nieve, los socorristas "picaron" el suelo del Cañadón del Quemado en busca de cuerpos sepultados bajo la nieve.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig