La intimidad del ídolo – GENTE Online
 

La intimidad del ídolo

Uncategorized
Uncategorized

El día que volvería a emocionar a los argentinos, Diego se despertó a las diez de la mañana. Se acercó a la ventana de la suite que ocupa en el octavo piso del Hilton Hotel, vio el cielo encapotado y que caía una tenue llovizna. No se inmutó. "Ya va a mejorar", le dijo a Guillermo Cóppola. 

Puso un disco de uno de sus grupos preferidos, Tambó Tambó, desayunó algo liviano y empezó con el rito que tanto ama: preparar el bolso para ir a jugar al fútbol. Sólo que era su partido homenaje, el que había esperado durante tanto tiempo. 

Estaba serio, reconcentrado; acaso imaginaba la inolvidable declaración de amor entre un ídolo y su pueblo que viviría apenas más tarde. Metió tres pares de botines en el bolso. 

Al mediodía del sábado 10, Diego hace jueguito con un botín. Sobre la cama, la máscara de Bin Laden y la metralleta de juguete, una remera, el bolso que llevaría a la cancha, una cámara digital. Sobre la mesa de luz, lo que quedó del desayuno: jugo de naranja y tostadas.

Al mediodía del sábado 10, Diego hace jueguito con un botín. Sobre la cama, la máscara de Bin Laden y la metralleta de juguete, una remera, el bolso que llevaría a la cancha, una cámara digital. Sobre la mesa de luz, lo que quedó del desayuno: jugo de naranja y tostadas.

Diego en la pantalla. Se puso contento cuando escuchó los testimonios de los hinchas. Al lado, dos pequeños monitores con los que observaba qué ocurría en el pasillo del octavo piso del hotel. No quería que hubiera extraños por allí. De la valija con botines eligió tres pares con diferentes tipos de tapones para llevar a La Bombonera. Voy a intentar que no se me caiga", dijo cuando puso un botín sobre su frente. Adivinen el resultado…">

Diego en la pantalla. Se puso contento cuando escuchó los testimonios de los hinchas. Al lado, dos pequeños monitores con los que observaba qué ocurría en el pasillo del octavo piso del hotel. No quería que hubiera extraños por allí. De la valija con botines eligió tres pares con diferentes tipos de tapones para llevar a La Bombonera. "Voy a intentar que no se me caiga", dijo cuando puso un botín sobre su frente. Adivinen el resultado…

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig