La gran noche solidaria – GENTE Online
 

La gran noche solidaria

Uncategorized
Uncategorized

Fue la novena edición de Famosos por la Vida, la noche solidaria en la
que las celebrities nacionales visten delantal y recaudan fondos para
Fundaleu, la fundación para combatir la leucemia. Andrea Frigerio y Dolores
Barreiro llegaron tarde y no pudieron participar de la foto grupal de los
celebrity waiters 2004. Sin embargo, la última en sumarse a la fiesta fue Susana
Giménez. "Vengo de hacer mi programa", se disculpó la diva apresurada. En
la entrada del Alvear Palace Hotel, cada uno de los invitados recibió un
programa que incluía dos raspaditas con premios especiales. El salón fue
decorado con detalles en color rojo. "Porque la intención de esta fiesta
también es impulsar la donación de sangre en este 90º aniversario de la primer
transfusión de sangre realizada por el doctor Luis Agote
", explicaron luego
las autoridades de Fundaleu.

El arquero millonario Germán Lux habló animadamente con Manuela, la hija del
empresario Cristiano Ratazzi. A la medianoche, Karina Mazzocco celebró su
cumpleaños. "¿Cuántos cumplo? Misterio. Igual, entre tantos vestidos largos,
hacé de cuenta que estamos en mi fiesta de quince", bromeó entonces. María
Vázquez llegó sola: "Empieza una nueva temporada de polo y Adolfito tiene que
concentrar…"
, se disculpó.

Dolores Barreiro sedujo a todos con un generoso escote. Nancy Pazos lució un
look
Evita. Durante la cena, los improvisados mozos ofrecieron a los
invitados 600 bolsas con regalos-sorpresa, a 100 pesos cada una. Eduardo Celasco,
el yerno de Susana Giménez, se mostró como un generoso comprador. El mejor
vendedor de la noche fue Facundo Arana, quien despachó 79 bolsas. Además, luego
de saberse ganador de un pasaje a Nueva York, lo donó para que fuese ofrecido en
un improvisado remate.

El menú de la noche: una creación del chef francés Jean Paul Bondoux, quien
propuso dúo de salmón con vinagreta de naranjas y miel, confit de ternera con
salsa bourguignon y, como postre, soufflé helado Grand Marnier. Guillermo Andino
y Patricia Miccio fueron los conductores del evento. Y cedieron el micrófono
para los discursos del ministro Ginés González García y la vicepresidenta de
Fundaleu, Carlota Schnaith de Taylor. Luego, propusieron un brindis por la
reciente sanción de la Ley Nacional del Donante de Sangre y por la declaración
del 9 de noviembre como el Día Nacional del Donante Voluntario de Sangre.

Como ya es costumbre en las galas de Fundaleu, después de la comida, los
celebrity waiters fueron sorteados como compañeros de baile entre los
invitados. Andrea Frigerio abrió el dancing, junto a su improvisada
pareja. La recaudación total de la noche fue superior a los 500 mil pesos. Una
noche única en donde ganó la solidaridad.

El lunes 18 último, los <i>celebrity waiters</i> posaron con sus delantales en el Alvear Palace Hotel. Después, atendieron a los   invitados, participaron en sorteos, premios-sorpresa y remataron pasajes de avión. Frente a cámaras, los protagonistas de una maratón solidaria sin igual.

El lunes 18 último, los celebrity waiters posaron con sus delantales en el Alvear Palace Hotel. Después, atendieron a los invitados, participaron en sorteos, premios-sorpresa y remataron pasajes de avión. Frente a cámaras, los protagonistas de una maratón solidaria sin igual.

Susana Giménez eligió un vestido de Roberto Cavalli hecho en mini-lentejuelas fucsias, escotado y ceñido al cuerpo. Completó su equipo con una torerita de piel y una cartera tubo al tono.

Susana Giménez eligió un vestido de Roberto Cavalli hecho en mini-lentejuelas fucsias, escotado y ceñido al cuerpo. Completó su equipo con una torerita de piel y una cartera tubo al tono.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig