La gran fiesta de la música latina como nadie la vio – GENTE Online
 

La gran fiesta de la música latina como nadie la vio

Uncategorized
Uncategorized

"Wonderful. Sí, sí, maravilloso. Acabo de comprobar que la entrega de nuestros premios en Latinoamérica puede convertirse en una graaaan fiesta” (de Bill Roedy, vice-chairman de MTV Networks y presidente de MTV Networks International, el viernes 20 de octubre, a las 0:35, dejando el Palacio de los Deportes del Distrito Federal).

MUSICA PARA LOS OIDOS, MUSICA PARA LA VISTA. Tuc, tuc, tuc, tuc, tuc. Hay música en los pies de seis mil fanáticos que marchan ávidos por la Avenida Churubusco hacia el Palacio de los Deportes, sin haber pagado ticket, felices de haberlos conseguido en concursos regionales de MTV y de protagonizar una noche irrepetible. Plaf, plaf, plaf, plaf, plaf. Hay música en las palmas de la centena de afortunados que, envueltos en remeras blancas, desde las 19 aplauden el ingreso de los talentos a la green carpet emplazada dentro del Pabellón Este. Click, click, click, click, click. Hay música en los disparos de 130 fotógrafos que, sumados a 600 periodistas de 250 medios provenientes de medio planeta no dejan de descargar baterías durante 120 frenéticos minutos de pre-show. “¡… !”, “¡… !”, “¡… !”, “¡… !”, “¡… !”.

Hay música en las frases cargadas de admiración de cada star que pisa la pasarela de 300 metros por 3,5: Roberto Pettinato (“¡El 85 por ciento de la gente de acá no me conoce. Igual que yo con los que salen en MTV!”), Sofía Zámolo (“¡Les preparé una sorpresa! ¡Nada de pistas!”), Miranda! (“¡Ojalá hoy se nos dé! Igual, si no triunfamos, ¡el año próximo volveremos para cumplir aquello de que la tercera es la vencida!”), Molotov (“¡Tranquilos! Nos convidaron para conducir el evento junto a Ana de la Reguera, aceptamos y… ¡hemos resuelto comportarnos, güey!”), Gustavo Santaolalla (“¡Quizá ciertas entregas así parezcan un espectáculo circense. Sin embargo, ¡qué bien les hace a los ritmos latinoamericanos cruzarse y conocerse!”), Carolina Pampita Ardohain y Benjamín Vicuña (“¡Orgullo! ¡La palabra orgullo resume lo que sentimos cuando nos llamaron!”), Maná (“¡¿Por qué si los Estados Unidos apoyaron la caída del muro de Berlín ahora nos levantan a los mexicanos un paredón en el norte?!”), Robbie Williams (“¡Guauuu! ¡Beautiful people!”) y Shakira (Ahora decimos nosotros: ¡No hay grabador que resista semejante desbande de pasión!). Música. Hay música antes de la gran fiesta latina de la música.

ACA SOLAMENTE FALTO EL QUE NO PUDO VENIR. Porque nadie quería perdérselo”, sostiene Hernán Daguerre, argentino y director de Comunicaciones de Music Television Latinoamérica, mientras puntualiza que se invitó a 300 artistas y sumaron 200. “Ninguno puso excusas. Al contrario, muchos lamentaron que el evento pisara su agenda”, afianza la frase. También comenta que se empezó a trabajar en la presente entrega apenas el huracán Wilma voló la cuarta edición, en Cancún. “Nos quedamos con la espina cruzada y necesitábamos revancha”, admite Daguerre, una de las 600 personas abocadas a la organización y dispuestas a aceitar tamaña empresa.

Hablamos de un equipo encabezado y apuntalado, entre otros, por Pierluigi Gazzolo, director general de MTV Networks Latinoamérica, Inc. y su asistente Patricia Villoldo; por Paula Guerra, gerente general de MTV Networks Argentina; y José Fidji Viggiano y Vanina Rodríguez, gerente de Producción y publicista de MTV Networks Argentina, respectivamente. Parte del team que hizo cortar las calles circulantes desde las 12 AM, reservó hoteles adyacentes al lugar para evitar caer en las garras del tránsito habitual de la capital más populosa del planeta (22 millones de habitantes, aparte de los cinco millones que entran por jornada) e ideó un plan de contingencia que incluía helicóptero en caso de embotellamiento.

Todo por una de las 20 lenguas de silicona (en base al molde de una lengua de vaca) que diseñó el argentino Sean Taylor y que produce el canadiense Chris Bridges, genio en maquillaje y efectos especiales del séptimo arte. Las mismas que miden 28 centímetros y pesan tres kilos. Salvo aquellas cuatro extra que recibió el grupo Maná, destinatario del Premio Leyenda (al margen de los de Mejor Artista Rock y Mejor Video, por Labios compartidos): de aluminio y producidas por otro argentino, Fernando Poggio. Hablan los integrantes del cuarteto, Fernando Fher Olvera, Alex González, Sergio Vallín y Juan Calleros.

–Volver, un famoso tango de Carlos Gardel y Alfredo Le Pera, afirma que 20 años, la edad que están cumpliendo ustedes, “no es nada”. ¿Coinciden?
–Al contrario. Es bastante. Cambiaron las cosas. Al principio, en el 91, por ejemplo nos presentábamos para 50 personas en Buenos Aires.

–¿Cuál es su fórmula de crecimiento entonces, señores?
–Quizá ser honestos con tu música. Maná no genera montones de discos. Pese a ello, los que hemos grabado y han gustado, resultan del amor y el respeto hacia el público. No solemos sacar el arroz del horno hasta que nos convencemos de que se encuentra a punto.

VENCEDORES DE ARGENTINA, GENIOS DEL CONTINENTE. GENTE ocupó el primero de ocho boxes destinados de manera exclusiva a otros tantos medios del planeta, donde llegaba el artista tras resultar vencedor y tras intervenir en la conferencia de prensa general. Nos referimos a un cómodo cubo con mesa y sillas plateadas habilitados para el one to one. Por el de GENTE pasaron nuestros victoriosos compatriotas Axel, el Mejor Artista Nuevo Sur (“Toco piano y guitarra desde los 5 pirulos, vivo en Rafael Calzada y nunca olvidaré lo que me acaba de ocurrir”); y la banda Charlie 3, de Martín Docimo, Pablo Birdyflorio y Esteban Zunzunegui, Mejor Artista Independiente (“No soñábamos con lograr algo semejante al conocernos practicando skate en Villa Devoto. De ninguna manera lo soñábamos”). Y también Julieta Venegas, Mejor Solista o Intérprete; Panda, Grupo o Dúo, Artista Alternativo y Artista Revelación; Kudai, Artista Pop; Belanova, Artista Norte; Allison, Artista Nuevo Norte; Calle 13, Artista Promesa; Daddy Yankee, Artista del Año y, claro, Shakira, Mejor Canción, por Hips don’t lie:

–Trece lenguas obtenidas, Fijación oral… ¿Qué sería de su existencia sin una lengua en su boca?
–Difícil sin lengua. Déjame la lengua, que cantaría aunque desafinara. Yo canto bajo la lluvia, bajo el sol, con viento, con marea. Es más, ¿sabes que mis primeros temas los escribía en la ducha? En realidad, los escribía en la mente y salía del baño corriendo en toalla, empapada, a apuntar en un papel. Así inicié, a los 8 años, mi carrera como compositora.

–Pronto regresará a nuestro país. ¿Con quién le gustaría compartir un tema allá?
–Ya canté con Gustavo Cerati, que hoy consiguió la lengua como Mejor Artista Sur. Y si uno conoce a Dios, ¿para qué quiere conocer a los ángeles?

–¿Sabe que las malas –o buenas– lenguas, según se mire, han señalado que anda embarazada y que pronto va a casarse con Antonio de la Rúa? ¿Les creemos?
–Sí, mi hijo acaba de nacer aquí en México, hace unos días (risas). No, no estoy embarazada. Mira (se palpa la panza chatísima)… No, no.

–¿Y hay planes de dar el “” y escribir a París?
–Ehhh… Demasiadas preguntas (nuevas risas). Por ahora no hay planes. Si bien me encantaría, un día, formar una familia junto al hombre con el que estoy.

PREFIERO A BONO ANTES QUE A ROBBIE, PEROtampoco voy a quejarme”. Todavía con las pulsaciones aceleradas y el dibujo a pintura del rostro de Robbie Williams en su fascinante espalda descubierta, Sofía Zámolo, que acaba de entregarle al británico la lengua como Artista Pop Internacional, jura que aunque su gran devoción transita por el lado de U2 y “a la mañana me voy a bañar, y la imagen de RW se me quitará”, sabe mostrarse ante una audiencia de 195 millones de hogares (25 países de la región, el resto, de los demás continentes) significa una envidiable exposición mediática de cara (el fuerte de Zámolo, valga la comparación) al futuro.

Concepto que bien maneja el RP Gaby Alvarez, especialista en la materia y quien en nombre de MTV y junto a nuestra revista desembarcó en los MTV latinos por cuarta vez, acompañando a bellezas de su tierra y organizando una fiesta previa en el Hotel W junto a la agencia Mayers Models. El mejor prólogo para un excelente epílogo, cerradas las 2:15 horas del show de premiación, en los cuatro pisos y la fastuosa terraza del Hotel Condesa de la ciudad de México, bajo la atenta mirada del anfitrión, José Tillán, vicepresidente de Música y Estrategias de Talento de MTV Latinoamérica, Rafael Micha, el socio director del Grupo Habita y los popes de cuanto sello discográfico suene en el continente. Además, claro, de la presencia de Nelly Furtado, Ana de la Reguera, los grupos Maná, Panda y Molotov, de Eduardo Cruz y Camila Sodi, los hermanos de Penélope y de Thalía, de Pettinato, Diego Gvirtz, los babasónicos Adrián Dárgelos y su hermano Diego, de Emmanuel Horvilleur, Diego Luna, Bebe Contepomi y la novia, Florencia, de Santaolalla y de Daisy May Queen.

Hora de un balance breve y conciso a cargo del agotado Hernán Aguerre, retirándose del Palacio de los Deportes: “La irreverencia del canal, que tanto proponemos nosotros y refleja la cultura joven, nos obliga a continuar el camino emprendido. Ya pensamos en la sede que vendrá, te adelanto. Anotá: Buenos Aires, Bogotá, Lima, Caracas, Monterrey… ¿Soy claro con mi conclusión?”.

Shakira, envuelta en un imponente vestido de Roberto Cavalli, camina rumbo al escenario del Palacio de los Deportes, donde abrirá el evento interpretando el tema No. Terminó convirtiéndose en la figura de la noche. Sí.

Shakira, envuelta en un imponente vestido de Roberto Cavalli, camina rumbo al escenario del Palacio de los Deportes, donde abrirá el evento interpretando el tema No. Terminó convirtiéndose en la figura de la noche. Sí.

Pampita y Benjamín Vicuña se besaron en cámara y despertaron suspiros en ellos y ellas.

Pampita y Benjamín Vicuña se besaron en cámara y despertaron suspiros en ellos y ellas.

Robbie Williams, cigarrillo y café de Starbucks en mano, avanza lento. Incursionará en dos temas, Rudebox y Rock DJ.

Robbie Williams, cigarrillo y café de Starbucks en mano, avanza lento. Incursionará en dos temas, Rudebox y Rock DJ.

Roberto Pettinato vestido por Roberto Pettinato.

Roberto Pettinato vestido por Roberto Pettinato. "Vine solo. Ni mi chica ni mi manager quisieron acompañarme".

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig