Las instituciones que deben dar seguridad están quebradas". Y dice que la polémica entre garantismo o mano dura "es un verso político"." /> «La gente se armó porque el Estado no brinda seguridad» – GENTE Online
 

"La gente se armó porque el Estado no brinda seguridad"

La Glock escupe balas hacia la silueta negra. La perfora una y otra vez con
exactitud letal. El hombre que empuña el arma ha salido en libertad después de
13 años de prisión. "Uno en Caseros, cuatro en Magdalena y el resto en Campo de
Mayo"
, recuerda con la misma precisión con que dispara. Mohamed Alí Seineldín, a
los 70 años, imparte su clase de tiro en la Galería de Tiro Lanús. Lo escuchan,
atentos y en silencio, seis alumnos. Afuera, en la encrucijada de una zona
caliente, los habitantes de un barrio humilde respiran la misma inseguridad y el
mismo miedo que hoy domina el conurbano bonaerense.

Condenado a reclusión perpetua por el alzamiento militar del 3 de diciembre de
1990 -donde hubo 13 muertos-, desde que el ex presidente Duhalde lo indultó -el
martes 20 de mayo-, el ex coronel trabaja como asesor en Fidei, una consultora
de seguridad dirigida por los licenciados Andrés Peralta -un ex colaborador
suyo- y Hernán Quintana. Al curso, de 17 horas de duración y que cuesta 400
pesos, acuden desde banqueros hasta comerciantes, e incluso miembros de la
policía, dicen ellos. Ahora, Seineldín coloca su arma -la de Quintana, en rigor-
sobre la mesa de la línea de tiro.

-¿Disparar es como andar en bicicleta? ¿No se olvida? ¿O mientras estuvo
detenido le permitían practicar?
-Nooo… Acá me prestan una pistola. Afuera no ando armado, aún no hice los
trámites. Ni toqué un arma en estos 13 años.

Después, cuenta que fue más fácil reinsertarse en la calle, con la gente, que en
su propia casa. "Afuera me amoldé, aunque no me acostumbro a estar rodeado de
mucha gente, me saca tranquilidad. Marta, mi señora, sufrió mucho, mi hijo
Mariano falleció de esclerosis múltiple… Ella llevó adelante un esfuerzo
tremendo, y de a poquito nos vamos acomodando. Está acostumbrada a ordenar todo
en la casa, y yo… acostumbrado a vivir solo (ríe). Ahora me dice qué pantalón me
tengo que poner, o no quiere que salga solo a la calle porque tiene miedo de que
me pase algo"
.

-¿Y usted tiene miedo?
-No. Siempre me acostumbré a vivir sobre la cuerda floja. Nunca dejé de ser
soldado, es un sello que llevaré hasta la muerte. Forma parte de mí. Mi hijo,
con coraje, se acostumbró a convivir con su enfermedad. Yo, acá, enseño a
convivir con la inseguridad.

Con su dedo índice, Seineldín dispara la pistola a repetición. Con la misma seguridad, sostiene: Nunca dejé de ser soldado, es un sello que llevaré hasta la muerte".">

Con su dedo índice, Seineldín dispara la pistola a repetición. Con la misma seguridad, sostiene: "Nunca dejé de ser soldado, es un sello que llevaré hasta la muerte".

Para largar un hombre a la calle, este debe estar convencido de que debe hacer. Esa es la fuerza espiritual, y acá la policía esta desmotivada, por eso los matan"">

"Para largar un hombre a la calle, este debe estar convencido de que debe hacer. Esa es la fuerza espiritual, y acá la policía esta desmotivada, por eso los matan"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig