La fiesta de GENTE llegó al cine – GENTE Online
 

La fiesta de GENTE llegó al cine

-¿Vos no tomás? -pregunta Reinaldo mientras saborea una copa de
champagne.
-Nooo, las modelos no tomamos alcohol, no sudamos, no vamos al baño… ¡Somos
casi perfectas!
-retruca Brenda.
-¿Te puedo hacer unas fotos? -grita él, acosado por el atronador ruido de
los parlantes.
-Bueno, dale -le dice ella con tono sensual.
-¿Para quién trabajás? Nunca te vi -avanza él a través del humo.
-¿Eh?

Quién diría que en una fiesta de GENTE se tejería una verdadera historia de
amor… Pero eso sí: de ficción, y con mentiras. Porque ella es una promotora
nacida en La Pampa que vino a Buenos Aires con un sueño cliché: ser actriz. Y
él, un dibujante de caricaturas fracasado y sin trabajo que consigue una changa:
sacar fotos en una de las megafiestas de la revista. Se conocen. El le saca unas
fotos. Más tarde, cuando ella se ve publicada en GENTE, sale a buscarlo.

Ella y él, en la vida real, son Araceli González y Guillermo Francella, los
protagonistas de Un día en el Paraíso, una película dirigida por Juan Bautista
Stagnaro que costó dos millones de pesos y tiene como escenario principal la
famosa fiesta. El desafío fue bravo: hubo que recrear, con luces, sonidos, pelos
y señales, en la disco Buenos Aires News, esa gran noche. María Nuñez, jefa de
Promoción y Publicidad de GENTE, se encargó de supervisar cada rincón del lugar,
su exacto decorado, el gigantesco telón -satén importado y letras cosidas a
mano- de casi 50 metros cuadrados, y los clásicos carteles transiluminados con
el logo de la revista, además del trabajo de los 250 extras (los invitados), que
no pararon de bailar.

El plato fuerte de la filmación fue el desfile de modelos de la agencia Dotto models, organizado por la productora Sofía Delger. Fuerte por partida doble: como brillante espectáculo y como regalo extra para el elenco y los técnicos, que disfrutaron de la pasada que hicieron Ivana Saccani y las
demás bellezas con sus microbikinis rojos y blancos de Class Life y sus sandalias de Ricky Sarkany. Resultado: griterío, alboroto general y aplausos
interminables, como en las verdaderas noches de GENTE. Y un debut impensado: el de Pancho Dotto, que se interpreta a sí mismo en su papel de manager, y que confesó: "Siento que no vine a actuar, porque mi personaje es Pancho… ¡No me costó mucho esfuerzo!".

Las modelos de Pancho Dotto desfilan en la pasarela de GENTE con sus paralizantes microbikinis. Para la filmación de Un día en el Paraíso se recreó, metro a metro y detalle a detalle, una de las ya clásicas noches de la revista.

Las modelos de Pancho Dotto desfilan en la pasarela de GENTE con sus paralizantes microbikinis. Para la filmación de Un día en el Paraíso se recreó, metro a metro y detalle a detalle, una de las ya clásicas noches de la revista.

Lo que más recuerdo de mi paso por GENTE es que me llevaba mal con los fotógrafos. ¡Me trataban pésimo! Pero esa experiencia me ayudo mucho" ">

"Lo que más recuerdo de mi paso por GENTE es que me llevaba mal con los fotógrafos. ¡Me trataban pésimo! Pero esa experiencia me ayudo mucho"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig