«La felicidad no la da ni la guita, ni el poder, ni el éxito» – GENTE Online
 

"La felicidad no la da ni la guita, ni el poder, ni el éxito"

Uncategorized
Uncategorized

"Recuerdo que tendría tres años y me costaba horrores diferenciar ficción de

realidad. Era muy raro porque los mismos personajes de la pantalla, después
desfilaban por mi casa. Juan Carlos Altavista visitaba a mis padres, y para mí
era Minguito el que venía a cenar. Lo mismo con Olmedo que, ante mí, se
comportaba siempre como
El Capitán Piluso…"

Esa magia, confiesa hoy, fue la culpable de que terminara donde terminó:
ocupando el despacho de Gerente Artístico de Ideas del Sur, la empresa que fundó
y dirige Marcelo Tinelli. El cargo le llegó temprano, a los 28 años, pero justo
a tiempo como para cargarse con doce Martín Fierro.

En la vida de Sebastián Ortega, porque de él hablamos, abundan las siderales
cifras del rating. La primera fue el casamiento de su mamá y su papá, Evangelina
Salazar y Palito Ortega, cuando él todavía era un proyecto. Ahora, es quien
produce los programas más vistos de la televisión. Su primer éxito fue El Hacker
y ya en Ideas produjo Tumberos, Disputas, Ser urbano, Sol Negro, Costumbres
Argentinas
y Los Roldán, la tira que rompe récords con más de 35 puntos diarios.
Su próximo hijo televisivo es la serie de unitarios de terror Sangre fría que
saldrá en breve por Telefe. Es fácil hablar con Ortega aunque lleve cada tema a
la tele, su pasión desde que camina.

-Su carrera de televidente empezó desde muy chico...
-Desde que tengo uso de razón me recuerdo frente a un televisor. La gente pasaba
por delante de mí y yo sólo miraba la pantalla. Ahora, me veo reflejado en mi
hija Paloma; está confirmado el examen genético, a los dos años hace lo mismo,
prende sola el televisor y se queda horas mirando.

-¿Qué significaba esa ventanita con luces, a los dos años?
-Las fantasías que quería vivir. Iba al colegio con el casco de Meteoro o con
una pistola de plástico para jugar al detective. Siempre fue más importante lo
que pasaba en la pantalla. Además, yo consumí una televisión que ya funcionaba
por marketing y la carrera de mi viejo se basó en un mensaje muy popular, y eso
me sirvió. Me permite hacer Los Roldán o Ser Urbano, dos cosas opuestas.

-¿A qué edad se oficializó su entrada en la televisión?

-A los 24, aunque a los 15 ya trabajaba con mi padreen Miami llevando sobres de
una oficina a la otra o mandando tapes a los canales. También musicalizaba. Mi
hermano Martín me enseñó mucho y hoy es mi principal asesor. Lo mismo que Pablo
Cullel, una persona de la que dependo mucho. Pablo es el voto decisivo en todas
las cosas que me cuestan. Yo soy un intuitivo y él es estudioso e intelectual.
Además, somos amigos.

Sebastián reconoce que le debe mucho de su formación a la educación que le dieron sus padres y al clima que se vivió en su casa. Hoy pasa largas horas del día en los estudios de Ideas del Sur.

Sebastián reconoce que le debe mucho de su formación a la educación que le dieron sus padres y al clima que se vivió en su casa. Hoy pasa largas horas del día en los estudios de Ideas del Sur.

Reconoce que la confianza y la intuición de Marcelo Tinelli hicieron mucho para que él pueda concretar sus sueños con formatos televisivos. La pantalla es su aliada desde los dos años y confiesa que su hija Paloma lo heredó. A los dos años enciende sola el aparato.

Reconoce que la confianza y la intuición de Marcelo Tinelli hicieron mucho para que él pueda concretar sus sueños con formatos televisivos. La pantalla es su aliada desde los dos años y confiesa que su hija Paloma lo heredó. A los dos años enciende sola el aparato.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig