«La Argentina está renaciendo y, como en todo parto, los dolores son muy fuertes» – GENTE Online
 

"La Argentina está renaciendo y, como en todo parto, los dolores son muy fuertes"

Uncategorized
Uncategorized

Aunque hace seis años que es una de las caras de la CNN -la cadena de noticias más importante del mundo-, en las calles de su Tupungato natal Walter Daniel Viotto (39) no puede rivalizar en popularidad
con su padre Coco, el contador del pueblo. Esa rivalidad no solo no le molesta sino que lo enorgullece ahora, que decidió tomarse unas minivacaciones allí, al pie de la cordillera, junto a sus padres don Coco y doña Antonia. "Tupungato es mi lugar en el mundo, un valle único. Cuando nací, era un pueblo de 3.000 habitantes, todos eran inmigrantes, todos nos conocíamos. De chico me iba con mis amigos a cazar palomas, a andar en bicicleta. Por eso, cuando yo deje de poner mi energía en el periodismo y decida formar una familia, me voy a venir a vivir a éste, mi paraíso".


-¿Y cómo fue ese paso de la Cordillera a la CNN?

-En 1991 me fui a los Estados Unidos con la intención de hacer periodismo. Lo cierto es que llegué a Los Angeles sin conocer a nadie, con una mano atrás y la otra… también atrás. Al principio trabajé en lo que pude. Hasta que me salió una oportunidad en televisión en la cadena Univisión. En marzo de 1996 me enteré de que la
CNN estaba por lanzar su versión en español. Y me aceptaron.

-En estos días hay en Buenos Aires una exposición de la CNN con testimonios y objetos de corresponsales de guerra. ¿Por qué se eligió precisamente esta temática para celebrar los cinco años de vida de la señal en español?

-Entre otras cosas, porque nos proponemos mostrar cómo es la intimidad y la vida cotidiana de quienes tienen dentro del periodismo una especialidad tan compleja. Cuando hay una guerra, nuestros corresponsales parten hacia lo desconocido. En la muestra, por ejemplo, hay una ventanilla del vehículo blindado que usaban los periodistas de la CNN en Sarajevo, en el que se ven claramente huellas de proyectiles disparados por los francotiradores. Los corresponsales exponen su vida en cada lugar adonde van.

-Se está por cumplir el primer aniversario del atentado contra las Torres Gemelas. ¿Cómo se vivió tan dramática circunstancia en los estudios de la CNN?

-Esos hechos me golpearon como a cualquier ser humano que tiene un poco de sangre en las venas. Yo había regresado de Nueva York unos días antes, y durante mi estadía había estado, justamente, en las Torres Gemelas. Entonces, claro, me costaba aceptar que ese paisaje ya no existía. Por mi mente desfilaban los rostros que yo había visto allí: empleados, secretarias, guías de turismo, la gente que trabajaba en el restaurante. En fin, seres humanos que probablemente ya no estaban con vida. Mientras relataba los hechos al aire, vi cómo caía la segunda torre y, desde luego, me tomó por asalto el recuerdo de esas personas con las que yo había hablado poco antes. En ese instante me dividí en dos, y pude lograr que prevaleciera mi aspecto profesional. De otro modo, me habrían tenido que sacar del aire.

Viotto con la cordillera mendocina de fondo. Aunque resulte increíble, cuando decida formar una familia voy a venir a radicarme a Tupungato. Aquí todavía se respira paz".">

Viotto con la cordillera mendocina de fondo. "Aunque resulte increíble, cuando decida formar una familia voy a venir a radicarme a Tupungato. Aquí todavía se respira paz".

El periodista de la CNN con sus padres, don Coco y doña Antonia. Ella es una madraza que crió a sus tres hijos. El es más famoso que yo en Tupungato porque es el contador del Pueblo".">

El periodista de la CNN con sus padres, don Coco y doña Antonia. "Ella es una madraza que crió a sus tres hijos. El es más famoso que yo en Tupungato porque es el contador del Pueblo".

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig