«La Argentina está en pleno proceso de rehabilitación y recuperación» – GENTE Online
 

"La Argentina está en pleno proceso de rehabilitación y recuperación"

Son las cuatro de la tarde de un domingo en Mar del Plata. La sensación
térmica es de 35 grados y Daniel Scioli (46, cumplidos el 13 de enero)
está dispuesto a hablar de temas calientes.

–Nos encontramos
en La Bristol, en el elefante marino que mira al sur–, había anunciado
la noche anterior desde Pinamar. Llegó puntual, de bermudas y camisa, secándose
el sudor e implorando una gaseosa fresca. Uno de los vendedores apostados sobre
la rambla, se le acercó sin dudar:

–Tenga, Daniel.
–¡Gracias,
jefe! ¿Cuánto es?
–Para usted, nada. Se la cambio por un
autógrafo.

El hombre que supo ocupar los titulares deportivos gracias
a las copas conseguidas en las carreras de off-shore acaba de cumplir un año
pilotando una de las naves más exitosas del gobierno: la Secretaría
de Turismo y Deporte de la Nación. “Desde entonces –cuenta el
político– no paro de recibir satisfacciones y agradecimientos por
parte de la gente”.

–Scioli, ¿esto es como una brisa
nueva frente al huracán popular que implora: “¡Que se vayan
todos!”?

–Ellos saben cuáles son los políticos
vagos y cuáles trabajan. Y se dieron cuenta de que yo soy de los que ponen
el lomo incansablemente porque siento que ese es el único método
para lograr cosas.

Los números hablan por sí solos: en lo
que va del verano, ya ingresaron 3 millones de turistas extranjeros; entraron
2.247 millones de dólares –cifra récord de los últimos
diez años–; se generaron un millón de empleos –directos
o indirectos– en los centros turísticos más importantes del
país; y más de mil millones de pesos fueron invertidos por los sectores
privados. Y no es todo: calculan que, en total, 4 millones de personas visitarán
el país; lo que significa que en este 2003 el turismo nacional aumentará
un 40 por ciento respecto de los últimos años.

Scioli viene
de recorrer los centros turísticos más importantes del país:
Villa Carlos Paz, en Córdoba; Bariloche y San Martín de los Andes,
en la Patagonia; y los balnearios más importantes de la Costa Atlántica,
desde San Clemente del Tuyú hasta Necochea.

“Estos viajes
son para tener un contacto directo con los turistas, para saber cómo la
están pasando y conocer sus necesidades e inquietudes. Con la misma intensidad
con la que trabajamos para promocionar y difundir, ahora estamos chequeando que
todos los servicios y la seguridad funcionen como corresponde. Si quedamos bien
con la gente, esto va a tener un efecto multiplicador: la mejor época del
turismo en la Argentina está por venir…”
, se entusiasma.

–¿Cómo
explica esta temporada exitosa en un país donde la recesión, el
desempleo y la pobreza son moneda corriente?

–La explicación
hay que buscarla por el lado del esfuerzo. Mi fórmula mágica es
la de siempre: trabajo y coraje. En este último año se hizo un gran
sacrificio para que hoy las ciudades más emblemáticas de la costa
argentina estén superando holgadamente todas las expectativas que teníamos
y logren cifras históricas. Y estos resultados tienen un beneficio de manera
directa y generalizada: ayudan tanto al señor que vende choclos en la playa
como a la hotelería, la gastronomía y las inversiones que están
llegando. Recién estuve con el intendente de Villa Gesell y me contó
que tienen desocupación cero.

–¿Esperaba tan buenos
resultados en tan poco tiempo?

–Sí, porque a pesar de formar
parte de un gobierno de transición, pusimos en marcha una acción
para mediano y largo plazos. Queríamos que el turismo estuviera presente
en la agenda productiva, económica y social; es decir, en los primeros
lugares. Mi meta era que la Argentina fuera el destino turístico del mundo,
y a este paso, lo vamos a lograr muy pronto.

–¿Y de qué
manera se consolida este crecimiento?

–No aflojando y trabajando más
que nunca. La Argentina tiene que ser un gran país turístico y este
verano es nuestra prueba de fuego. Estoy convencido de que ahora se viene el ciclo
de las grandes inversiones, como pasó en España. Ya hay muchas empresas
que se adelantan al futuro, nos miran con buenos ojos y quieren invertir en hoteles
y en industrias vinculadas al turismo.

–Y hablando del futuro:
¿cómo ve las internas para las elecciones presidenciales?

–Veo
a la Argentina en un proceso de rehabilitación y de plena recuperación.
Se está dando el fenómeno de estabilidad con competitividad. Esto
permite que la prioridad sea la generación de empleos y ese tiene que ser
el desafío de los candidatos.

–¿Y dónde lo
vamos a ver a Scioli en las próximas elecciones?

–Trabajando
desde donde me toque, dentro de la política o fuera de ella. Hoy todo mi
esfuerzo está volcado a esta tarea. No pienso distraerme un minuto y decir:
“Bueno, ahora que están todos los destinos turísticos llenos,
ya está, me voy descansar”.

–Aunque se lo menciona
como uno de los potenciales candidatos a vicepresidente, muchos lo ven peleando
por la jefatura de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

–La ciudad
de Buenos Aires necesita un cambio. Se tiene que transformar en una gran capital
turística, cultural y de grandes acontecimientos deportivos de interés
mundial. Todos estos principios que estoy aplicando en mi gestión a nivel
nacional son viables para esta tarea.

–¿Se ve en un mano
a mano con Mauricio Macri, otro de los candidatos bien posicionados en las encuestas?

–En
mi vida política siempre demostré mucho coraje. Y acá lo
que importa no son los nombres ni los hombres: en su momento, el porteño
decidirá sobre la mejor propuesta. Desde mi lugar, quiero colaborar para
motivar y protagonizar una etapa nueva que siento que ya se está iniciando
en nuestro país.

por Sergio Oviedo
fotos: Matías
Campaya y Julio RuizMar del Plata arde como nunca en décadas. Detrás de Daniel Scioli, la Bristol repleta. Sólo entre el 10 y el 12 de enero llegaron a la ciudad más de 300 mil turistas.

Mar del Plata arde como nunca en décadas. Detrás de Daniel Scioli, la Bristol repleta. Sólo entre el 10 y el 12 de enero llegaron a la ciudad más de 300 mil turistas.

Desde la reconciliación, Karina no dejó de acompañarlo en los numerosos viajes que Scioli hizo por trabajo.

Desde la reconciliación, Karina no dejó de acompañarlo en los numerosos viajes que Scioli hizo por trabajo.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig