“Hoy no quiero tener hijos: soy buena madre de mis novios” – GENTE Online
 

“Hoy no quiero tener hijos: soy buena madre de mis novios”

Todavía mantiene esa postura de nena rebelde. También conserva aquella altanería glam que mostraba a los 16, cuando era una lolita. Sin embargo, Deborah de Corral ya creció, tiene 30 años y muestra otra realidad: hoy se cuelga la guitarra como Chrissie Hynde, la cantante de Pretenders –con quien también comparte peinado– y prepara el lanzamiento del primer CD de su grupo, Imperfectos, en el que canta junto a Ezequiel Araujo, que además de ser su novio desde hace más de un año, es el productor y músico estrella de la banda.

–¿Usted escribe las letras?
–En general son mías, pero escribir es el último recurso para terminar la canción. Me sale más fácil la melodía. Cuando tengo que poner una letra, lo padezco. Igual, ahora me siento más protegida, porque soy parte de una banda: soy menos responsable de todo lo que ocurra. Cuando estaba sola me perseguía mucho más.

–¿Se sentía juzgada?
–Puede ser, pero ahora estoy más concentrada en lo que hago. No miro tanto afuera.

–Usted era una chica diferente en su época de modelo. ¿Cómo la pasaba? ¿Se enojaba?
–Para nada. Me empecé a pelear después. De entrada no podía creer que me pagaran por ser linda. “¿Qué querés que me ponga? ¿La zunga dorada? ¡Vamos!”. Y de paso guardaba un cash debajo de la almohada. Pasaba de tener 50 pesos por semana a que me pagaran miles de dólares por una foto. Imagináte una pibita de 16 años que gana la plata que no gana una modelo actual. Un disparate.

–¿Se manejó bien o la reventó?
–Las dos cosas. Tuve épocas: despilfarré y guardé. Pude comprarme mi casa a los 17 años, la vendí y me compré otra mejor. La portera me odiaba, porque yo era una nena y tenía que tratarme como a una propietaria.

–El otro día me pidió que la llamara después de las 12 del mediodía porque, según mencionó, “el mundo del rock es así”. ¿Me lo describe?
–Más que el mundo del rock, es mi mundo, son mis costumbres. Me considero una chica nocturna, sana dentro de todo, pero nocturna. Puedo quedarme despierta hasta las cinco, así, normal, trabajando en mi música o viendo una película. Las tres de la mañana es un horario lógico para mí.

–Acaba de entrar en la década de los treinta. ¿Cómo se siente?
–Genial. Ahora decido yo, hago lo que quiero, y sin dudar. Soy responsable de mis actos y me parece extraordinario. Elijo, y está bien así.

–¿Se aburguesó? ¿Ahora prefiere las delicias del hogar?
–No hay que aburguesarse: es lo peor que hay. Pero soy re-casera, me cocino.

–¿Ensaladas?
–Ensaladismo, cero. No soy un caballo para comer pasto, a no ser que se trate de una ensalada muy top. Me gusta comer y mucho, rico y heavy. Picante, cargada, salsa, cremas.

–No veo eso en su cuerpo, sin embargo.
–¡No soy tan flaca! Lo que pasa es que está todo bien distribuido. Ando intentando retomar el gimnasio, pero me cuesta. Soy nada deportes, aunque ahora me estoy poniendo más las pilas. No hago demasiado por mi cuerpo y no está bien.

–¿Es una fashion victim?
–Sé lo que pasa en la moda y sé que a veces va lo que me gusta, pero otras veces no, e igual uso lo que me gusta. Se me critica por eso pero, de verdad, a mí no me importa nada.

–¿Ese carácter desafiante le trajo problemas desde el punto de vista laboral?
–Problemas no. Pasa que por ahí no soy tan complaciente. El hecho de que “no me importe nada” hace que parezca una mina riesgosa en lo comercial, pero bueno, yo no voy a transar. Lo podría haber hecho de más chica. No lo hice y no lo voy a hacer ahora.

–¿Le molesta la exposición?
–Ahora no, pero de chica me jodía mal, a niveles que hoy me parecen ridículos. Era capaz de insultar a alguien si me miraba por la calle. Estaba muy intolerante. Así que fue sano irme adonde no me conociera nadie.

–¿Habla de Londres, hacia donde partió a los 21 años?
–Sí. Allá me pasó de todo. Me patiné toda la guita. Fue el viaje loco que tenía que hacer.

–¿Volvería a intentar suerte en la televisión?
–Creo que no. De hecho, no veo televisión. Soy hippie y no tengo cable. Pero me hace bien, porque la tele te contamina. No quiero ser parte de eso.

–¿Qué tienen los músicos? ¿Por qué se enamora de ellos: Charly Alberti, Gustavo Cerati, ahora Ezequiel Araujo?
–Porque yo estoy enamorada de la música y ellos hacen música. Es una cuestión de arte, de dar y de ego. Tiene que ver con lo compartido. Para mí la música es lo más. Siempre fue así en realidad. Yo canto desde niña. Lo que pasó fue que la vida me ofreció otras cosas y tomé el camino de vaga. Y después, de tanto retrasarlo, me encontré con Ezequiel, este compañero que me sacó de la modorra.

–¿Es difícil compartir trabajo y casa?
–Nosotros no vivimos juntos. Somos amigos desde hace años, y eso está antes que cualquier cosa. Lo importante sigue siendo la relación amistosa, el respeto mutuo y el amor por lo que hacemos.

–¿Quiere tener hijos?
–Hoy no. Soy buena amiga de mis amigos y buena madre de mis novios, pero estoy teniendo una segunda adolescencia y deseo disfrutarla. No es hora de tener una criatura.

Si bien cuando le queda tiempo trabaja como modelo, Deborah ya no duda. Al contrario, confiesa: “<I>Yo canto desde niña. Lo que pasó fue que la vida me ofreció otras cosas y tomé el camino de vaga</i>”.

Si bien cuando le queda tiempo trabaja como modelo, Deborah ya no duda. Al contrario, confiesa: “Yo canto desde niña. Lo que pasó fue que la vida me ofreció otras cosas y tomé el camino de vaga”.

“<i>Sé lo que pasa en la moda y sé que a veces va lo que me gusta, pero otras veces no, e igual uso lo que me gusta. Se me critica por eso pero, de verdad, a mí no me importa nada.</i>”

Sé lo que pasa en la moda y sé que a veces va lo que me gusta, pero otras veces no, e igual uso lo que me gusta. Se me critica por eso pero, de verdad, a mí no me importa nada.

“<i>Con Ezequiel no vivimos juntos. Somos amigos desde hace años. Lo importante sigue siendo la relación amistosa, el respeto mutuo y el amor por lo que hacemos.</i>”

Con Ezequiel no vivimos juntos. Somos amigos desde hace años. Lo importante sigue siendo la relación amistosa, el respeto mutuo y el amor por lo que hacemos.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig