No estaba en mis planes tener un hijo; pero, apenas la vi, fui feliz"." /> «Hoy Francesca es mi prioridad» – GENTE Online
 

"Hoy Francesca es mi prioridad"

Uncategorized
Uncategorized

Paradoja: Andrea nunca estuvo tan cansada, fatigada, agotada, en toda su vida; sin embargo, se siente la mujer más feliz de la tierra. ¿Cómo se explica? Fácil: hace poco más de un mes fue mamá de Francesca, y entonces la vida se le volvió un festival de mimos, amor y pañales. La princesa de la casa nació con un peso de 3,110 kilos y midió 49 centímetros. Lejos de las pasarelas y d
el cuidado de la figura, Bursten confiesa que su cuerpo ya no es el mismo, pero que "la naturaleza se encargará de que todo vuelva a su lugar".

"Hace tanto que no me presentaba sin pintarme…", cuenta, a cara lavada, la dueña de unos de los mejores cuerpos de la Argentina mientras la maquilladora comienza a tapar las huellas de cuarenta noches en vela. "Ya me desacostumbré a estas cosas. Desde que nació Fran, mi vida no es más mi vida. A veces esto me angustia un poco, son muchos cambios juntos que revolucionaron todo mi mundo", explica.


-¿Cómo viviste el nacimiento?

-Tuve que ir a cesárea, porque la gorda tenía el cordón umbilical circular (alrededor del cuello) y estaba bajando el nivel de líquido amniótico. Me interné el lunes 18 de diciembre a la noche, me indujeron el parto con goteo y Francesca nació el martes 19 a las 4.26 de la madrugada. La verdad es que no me dolió tanto como fantaseaba, pero cuando me inyectaron la peridural fue como estar en Disneylandia. Fede (Ribero, su esposo) se había ido preparado para filmar todo… pero, pobrecito, cuando vio cómo me hacían la cesárea se desmayó y lo tuvieron que atender a él también.

-¿Cómo te adaptás a tu nueva vida?

-Al principio no entendía nada… estaba re-angustiada. Cuando llegamos a casa, no sabía por dónde empezar… Ahí te encontrás con la verdad: vos y tu bebé, solos; y yo nunca había tenido contacto con ninguno. No sabía cómo cambiar un pañal, cómo calmarla cuando lloraba… Ahora la duermo con un tema de los Backstreet Boys. Mirá, te pueden contar muchas cosas, pero nada te va a dar una idea de lo que se siente al tener un hijo hasta que llega el tuyo. Ser madre es muy loco, es un vínculo muy extraño, muy nuevo. Le querés dar todo: amor, protección, que no le falte nada. Los primeros quince días tenía a una nurse que me ayudaba a la noche y ahora tengo a un niñera los fines de semana.

-Como toda madre primeriza, debés tener algunos miedos…

-¡Sí, un montón! A veces tengo miedo de que se quede con hambre porque le doy de mamar sólo tres veces por día, además de una leche especial. Me recomendaron que tome levadura de cerveza para mejorar la calidad de la leche, pero Fede me lo prohibió… tiene pánico con que me ponga gorda. También tenía miedo de irme a Punta del Este. Pero la llevé al pediatra y me dijo que la beba está bárbara. Eso sí, a la playa sólo puedo ir a ver el atardecer. En realidad, yo soy de hacerme problema por todo. Cuando estaba embarazada, llamaba día por medio al obstetra porque tenía síntomas o dolores que desconocía y me asustaba mucho.

por Soledad Ferrari
producción: Gabriela Díaz
fotos: Jorge Luengo
(Agradecemos a Akiabara y Cheeky)
Peinó Margarita Porto para Impagliazzo-Lamensa

Esta es la primera nota de Francesca. Mamá Andrea -más linda que nunca- la abraza después de haberle dado de comer. Por ahora no pienso en otra cosa que en estar todo el día con ella", dice Bursten que, sin embargo, no va a dejar las pasarelas.">

Esta es la primera nota de Francesca. Mamá Andrea -más linda que nunca- la abraza después de haberle dado de comer. "Por ahora no pienso en otra cosa que en estar todo el día con ella", dice Bursten que, sin embargo, no va a dejar las pasarelas.

Andrea y Francesca en su departamento de Las Cañitas. Mamá Bursten recuerda que su marido, Federico Ribero, se había preparado para filmar el parto. Pero cuando presenció la cesárea, se desmayó y debió ser atendido por los médicos.

Andrea y Francesca en su departamento de Las Cañitas. Mamá Bursten recuerda que su marido, Federico Ribero, se había preparado para filmar el parto. Pero cuando presenció la cesárea, se desmayó y debió ser atendido por los médicos.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig