Hasta García Márquez muere por ella – GENTE Online
 

Hasta García Márquez muere por ella

Uncategorized
Uncategorized

Sobre el escenario, bajo el cielo invariablemente plomizo y chusco del D.F. mexicano,
Shakira le habló a la multitud. Dijo que esa era una gran noche de sábado. Dijo que México era su México. Y dijo también, ante el silencio sin fisuras de las cincuenta mil personas
que colmaban el Foro del Sol, que un amigo estaba allí. Un amigo y un compatriota. Mientras lo decía, Gabriel García Márquez se acomodaba en su silla. Eso fue el sábado. Un día después, se produjo el encuentro.

Shakira, acompañada por Antonio de la Rúa, su novio, puso su voz más amable para decirles "no" a su discográfica, primero, y a Pepsi Co. después. Las empresas debieron entonces suspender las fiestas post show que habían preparado porque su estrella colombiana había aceptado una invitación de, digamos, otro calibre. El domingo, García Márquez, su esposa y sus nietos recibieron a Shakira y Antonio en su casa del DF, donde el escritor vive desde hace décadas y adonde la cantante había ido a dar dos conciertos.
Hablaron de sus vidas, hablaron de literatura y se felicitaron mutuamente. Fueron tres horas de palabras en boca de ambos. La noche, y la cena, comenzó a encarrilar su final cuando el escritor (premio Nobel de Literatura en 1982 y nombre sustancial en el trazo de la literatura continental del siglo XX) pidió permiso y junto con Shakira se apartó para realizar un nuevo reportaje en una larga e intensa vida de, entre otras cosas, reportajes. Shakira aceptó. Respondió sus preguntas. Y se despidió, dicen, al borde del éxtasis. Para la noche del lunes, Shakira y Antonio ya se habían separado. Ella se fue a cantar a Panamá. El, con una foto
de su novia separando las páginas de un ejemplar de Vivir para contarlo que llevaba bajo el brazo, regresó a Miami.

A continuación, GENTE reproduce, para placer propia y la de sus lectores, parte del texto que el propio Gabriel García Márquez escribiera sobre Shakira en 1999. La palabra
escrita de Gabo sobre la vida y la obra de la cantante. Un lujo. Aquí va: "Habla un inglés de uso diario, pero ha tenido que someterlo a prácticas agotadoras para depurar su acento, y está tan obsesionada que a veces sigue hablándolo mientras duerme. En vísperas de un estreno hizo una crisis de fiebre durante toda la noche y no durmió más de una hora. 'Fue uno de los momentos más extenuantes de mi vida', dice. 'Lloré casi toda la noche pensando en que no iba a ser capaz'. ¿De qué se extraña? Shakira parece haber olvidado demasiado pronto que ese vértigo indomable nació con ella, y quiera Dios que la acompañe hasta su más tierna vejez".
"Es la hija única de un conocido joyero de Barranquilla, don William Mebarak y su esposa, doña Nydia Ripoll, una familia de ascendencia árabe tutelada por los ángeles de
las artes y de las letras. La precocidad descomunal de Shakira, su genio creativo, su voluntad de granito y una ciudad natal propensa a la invención artística, sólo podían ser
los gérmenes de un tan raro destino. Sus primeros años parecen saltos de décadas".

Shakira y Gabriel García Márquez durante su encuentro en México. Se
felicitaron mutuamente, hablaron de literatura y luego el escritor
reporteó a la cantante para Cambio, la revista que dirige.

Shakira y Gabriel García Márquez durante su encuentro en México. Se
felicitaron mutuamente, hablaron de literatura y luego el escritor
reporteó a la cantante para Cambio, la revista que dirige.

Ella y él. El y ella. García Márquez ya había escrito sobre Shakira en 1999. Esta
vez, el encuentro fue cara a cara, donde también participó la mamá de Shakira.
Antonio de la Rúa se llevó, autografiado, un ejemplar de Vivir para contarlo, el último libro de Gabo.

Ella y él. El y ella. García Márquez ya había escrito sobre Shakira en 1999. Esta
vez, el encuentro fue cara a cara, donde también participó la mamá de Shakira.
Antonio de la Rúa se llevó, autografiado, un ejemplar de Vivir para contarlo, el último libro de Gabo.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig