«Gardel, además de un mito, fue un buen hombre que sufrió mucho» – GENTE Online
 

"Gardel, además de un mito, fue un buen hombre que sufrió mucho"

Uncategorized
Uncategorized

Elena Irene Gardes (el mismo apellido de Charles Romuald Gardes -luego Carlos Gardel-, inscripto en el registro civil de
Toulouse, Francia) habla sin vueltas:

-Soy sobrina nieta de Carlos, y me duele que toquen un patrimonio nuestro,
argentin
o.

-¿El árbol genealógico no deja duda?
-Ninguna. Me llevó muchos años hacerlo, y además está publicado en mi libro Carlos Gardel - La raíz de mi genealogía, impreso por la editorial Corregidor en el 96.

-¿Cómo empezó esa investigación?
-Me divorcié muy joven y quedé con cuatro hijos y a cargo de mis padres, los dos en silla de ruedas. Pero en el 90, después de morir mi padre, empezaron a aparecer los documentos clave.

-¿Cuándo oyó por primera vez su parentesco con Gardel?
-A los 8 años… ¡y tengo 55! Imagínese si llevo años sabiéndolo… Me lo dijo mi abuelo.

-¿En qué circunstancias?
-Cuando nació Ernesto Eduardo, mi hermano menor, tuve un ataque de celos, me enfermé de tristeza y pasé cuarenta días en cama. En ese entonces, mi abuelo Eduardo Gardes empezó a hablarme de su prima hermana Berta, la madre de Gardel.

-¿Por qué la conocía?
-Porque ella se crió con mi abuelo hasta los 9 o 10 años.

-¿Qué le dijo de ella?
-Que se llamaba Berta Lucie Gregorie, que mi abuela la echó de su casa, en Francia, y que era la madre de un chico llamado Carlos, nacido en Toulouse el 11 de diciembre de 1890. Tres años más tarde, Berta, junto con un grupo de emigrantes que partía para América del Sur, le dijo adiós a Francia y se embarcó con Carlos.

-¿Por qué la echó su abuela?
-Porque Berta se enamoró de José, un hermano de mi abuelo.

-¿Hubo más Gardes? ¿Qué fue de ellos?
-Sí: un tal Carlos Gardes, cura, que llegó a ser obispo de Nueva York, y otros que se radicaron en Cochi Có, cerca de Trenque Lauquen, pero después, para huir de los indios, se mudaron a Pehuajó.

-¿Quién y cómo armó el rompecabezas genealógico?
-Yo. Era mi destino. Al principio, además de lo que me contó mi abuelo, tenía sólo dos datos: Berta Gardes, madre soltera, y Carlos Gardel, de padre
desconocido, como dice su partida de nacimiento. Después, en el 94, viajé a Francia, conseguí toda la documentación posible y verifiqué el sello de la
partida de nacimiento en el registro civil de Saint Geniez.

La sobrina nieta de Carlos Gardel, en el corazón de Buenos Aires y con la imagen del hombre al que le dedicó años de investigación y amor.

La sobrina nieta de Carlos Gardel, en el corazón de Buenos Aires y con la imagen del hombre al que le dedicó años de investigación y amor.

Una imagen de sus primeros días como cantor.

Una imagen de sus primeros días como cantor.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig