Gala solidaria – GENTE Online
 

Gala solidaria

Uncategorized
Uncategorized

Para su comida anual -un clásico del invierno porteño-, la Fundación
Fernández
se inspiró en el Moulin Rouge y así propuso una noche de
plumas, brillos, belle époque, bailarinas de cancán y caricaturistas al
mejor estilo parisino de Toulouse-Lautrec. Miriam Bagó y Martha Decker
-presidenta y vice de la Fundación- fueron las grandes anfitrionas, y las
primeras en llegar al hotel Intercontinental. Mientras se servía un
cóctel, dieron la bienvenida a los 400 invitados, entre los que se contaron Ani
Mestre de Sambrizzi (vicepresidenta de COAS), el jefe de Gobierno de la
Ciudad de Buenos Aires, Aníbal Ibarra, y su novia, Muriel Balbi (que no perdió
oportunidad de fotografiarse con ningún famoso), Claudia Villafañe y Dalma
Maradona, Bartolomé Mitre y Nequi Galotti, el cirujano plástico Carlos Juri y
Zulemita Menem -escoltada por su primo, Abel Chavadian-. A ultimísimo momento,
la tan esperada Mirtha Legrand, presidenta honoraria de la Fundación,
hizo su entrada triunfal, de rosa total, con un glamoroso modelo de Di
Doménico
. Como corresponde a una diva, llevó aros de brillantes, estola de
piel y guantes de raso de seda natural.

A las nueve de la noche, y al ritmo de Lady Marmalade, los invitados
se sentaron a la mesa. Teté Coustarot -divina con un traje de Versace- y Eduardo
Gálvez -asesor en comunicación de la Fundación- oficiaron de maestros de
ceremonia y anunciaron el show de Nito Artaza, la imitación de Jean François
Casanovas de la mítica Edith Piaf y el desfile de Jorge Ibáñez. El menú:
muset
de pato, hongos y pistachos, como entrada, y tournedo de lomo en mosto
de cabernet con souflée de papas como plato principal, todo
acompañado por vinos Norton. Después de la puesta fashion tuvo la palabra
la directora del Hospital Fernández, Liliana Voto: "A veces pensamos
que el hospital es un lugar donde se atienden los demás, pero es de todos
".
También enumeró los avances que tuvieron en equipamiento durante el año 2004 y
pidió un aplauso para las 1.800 personas que trabajan en el hospital. Miriam
Bagó agradeció a los presentes: "Una vez más, gracias a todos ustedes, que se
sumaron a la fuerza milagrosa de la solidaridad
", dijo. Chiquita cerró el
speech
: "Yo sólo soy la presidenta honoraria de la Fundación, y eso
quiere decir que no he trabajado ni una décima parte de lo que trabajan sus
directivos
".

Hubo sorteos, como siempre: un viaje a los Estados Unidos, joyas y relojes
que donó Claudia Stad, de Jean-Pierre, y una pintura de Sonia Decker. Un
detalle: entre las mesas, alumnos de la escuela de Diego Puglisi trazaron
caricaturas de los comensales. Una de las más divertidas con la idea fue Mirtha
que, junto con Ibarra y su joven novia de 29 años, fueron los más retratados de
la gala. Con el postre -volcán tibio de chocolate y frutos rojos-, llegó el
ansiado can can por bailarinas del teatro Colón. El broche fue el humor,
a cargo de Nito Artaza, que llegó directo del teatro. Enseguida fue tiempo de
baile, con clásicos de rock y pop -by Poppy Manzanedo- hasta la madrugada.

Las bailarinas del <i>Colón</i> animaron la noche con <i>can can.</i></p>
<p>

Las bailarinas del Colón animaron la noche con can can.

Un caricaturista de la escuela Puglisi retrata a Mirtha Legrand.

Un caricaturista de la escuela Puglisi retrata a Mirtha Legrand.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig