«Fue una pesadilla con final feliz» – GENTE Online
 

"Fue una pesadilla con final feliz"

Uncategorized
Uncategorized

El secuestro que conmovió al país tuvo un final feliz. "Es un milagro que volvamos a estar juntos", le confiaron emocionados a
GENTE Clide y Juan Carlos, los padres de Diego Bernardotti, el niño que fue raptado de la puerta de su casa de la calle Independencia en San Pedro, el jueves 22 de agosto a las 7:30 cuando iba rumbo al colegio. Dieguito permaneció 37 horas encerrado en un cuartucho de mala muerte sin recibir alimentos ni agua en la vivienda de María Mercedes Fusi, una vieja amiga de su familia. Se orinó encima porque ni siquiera le permitieron ir al baño. Debió permanecer todo el tiempo atado de pies y manos con los ojos y la boca vendados con cinta de embalar. Sus captores le inyectaron un sedante y le obligaron a ingerir Alplax y Primum, dos poderosos tranquilizantes. Y pidieron, en principio, un rescate de 40.000 dólares a su familia. Todo esto se atrevieron a hacer con un chico de tan sólo 12 años los presuntos autores de este delito que aterró a la tranquila ciudad de San Pedro.

La labor policial realizada por la Departamental de San Nicolás permitió que fueran identificados y detenidos Oscar Vicente Branchini (39) -alias Maradona, DNI. 16.416.047-, el primero en ser atrapado, un hombre que se ganaba la vida como hachero. Y María Mercedes Fusi (47) -DNI. 10.946.030-, que supo cuidar y proteger al niño cuando era muy pequeño porque era íntima amiga de la familia. La policía también arrestó a Juan Marcelo Branchini (23) y a un menor de 17 años llamado Miguel. Mercedes Fusi y Oscar Branchini -principales sospechados del secuestro extorsivo- se negaron a declarar el lunes ante el juez Carlos Villafuerte Russo. Sin embargo,
GENTE tuvo acceso en exclusiva a testimonios registrados en el curso de la investigación, y que resultarían fundamentales para determinar la participación de ambos en el hecho.


EL SECUESTRADOR
. Oscar Branchini hizo el primer llamado a la casa de los Bernardotti una hora después de haberse apoderado de Dieguito. Pidió 40.000 dólares y volvió a comunicarse a las 12:30. Los investigadores comandados por el jefe de la Departamental de San Nicolás, comisario José Ferrari, detectaron que las llamadas se hacían desde un teléfono público ubicado entre las calles Tres de Febrero y Sarmiento. Entonces, instalaron una Trafic y filmaron a Branchini cuando se comunicaba con la familia. Maradona fue el encargado de cobrar el secuestro que después de varias negociaciones se fijó en 21.000 pesos y de liberar al chico el viernes a las siete de la tarde en las afueras de la ciudad. Finalmente fue detenido el sábado a las 7 de la mañana, cuando se fugaba en un remise con 940 pesos, una exigua parte del botín, que tenía guardado en sus zapatos y que, según él, Fusi le había dado por su trabajo."Hace un mes que la rubia lo planeó. Me empezó a decir y a insistir hasta que me convenció.
'Yo tengo trabajo. ¿Para qué quiero más plata?', le decía yo. 'Podés cambiar el auto',
me contestaba ella."

Diego sonríe junto a sus padres después del horror que le tocó vivir. Clide, su valiente mamá, fue la encargada de pagar personalmente los 21.000 pesos de rescate que después se pudieron recuperar.

Diego sonríe junto a sus padres después del horror que le tocó vivir. Clide, su valiente mamá, fue la encargada de pagar personalmente los 21.000 pesos de rescate que después se pudieron recuperar.

En exclusiva, las imágenes de Oscar Branchini y Mercedes Fusi cuando fueron detenidos.

En exclusiva, las imágenes de Oscar Branchini y Mercedes Fusi cuando fueron detenidos.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig