Fiebre del dance por la noche – GENTE Online
 

Fiebre del dance por la noche

Pasa un pibe, así, todo vestido de moderno y dice: "Dios es un DJ."

Son poco
más de las 5 AM en el Club Hípico Argentino, y algo tiene de razón: "Dios" está
en la cabina. Y es que si hablamos de dance, así está considerado, hoy por hoy,
el galés Sasha: el más reverenciado por estos pagos y por el mundo, el mismo que
llenó el Luna Park el año pasado. Son doce mil almas las que transpiran rendidas
a sus pies. Porque de eso se trató el Brahma Southfest: de rendirse.

Poco después, a eso de las 6, la cosa terminaba, tras ocho horas ardientes.
Todos empapados. Todos pedían más. Preguntémosle al hombre.

-Sasha, ¿te sentís Dios?
-¡Ja!, temo que no. Pero con doce mil personas gritando tu nombre, no podés
evitar sentirte así.
Impresionante guardia británica copó el Southfest. Además de Sasha, el
implacable drum and bass de Roni Size, y la elegancia sonora de Danny Howells.
Pero el aguante, sin dudas, fue local. Liderado por Hernán Cattáneo, pope
supremo de la pampa electrónica, y secundado por Zuker, Bad Boy Orange y Martín
García, le echaron fuerte pimienta al plato.

Hernán Cattáneo, Martín García y Bad Boy Orange.

Hernán Cattáneo, Martín García y Bad Boy Orange.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig