Extrañaba estar lejos de la gente – GENTE Online
 

Extrañaba estar lejos de la gente

Susana Giménez vuelve. Vuelve y no para. "En estos 15 años hice lo que quise
y siempre fue un éxito. No voy a adelantar nada porque soy muy supersticiosa.
Todo podrá verse recién cuando vuelva a la tele. ¡No antes!"
, dice acelerada,
mientras corre desde la Fragata Sarmiento hasta su auto.

SUSANA BIEN INTIMA. El martes había llegado desde Purmamarca, Jujuy, donde filmó
parte de la apertura de su ciclo. Ese día se acostó temprano porque la esperaba
un miércoles repleto de obligaciones "Después de un año de estara alejada de la
gente ya extrañaba mucho",
comentó. Al otro día, corrió sobre la cinta de su
casona en Barrio Parque, se duchó y le pidió a Micky -como llama a Miguel
Romano, su peluquero-: "Este año no quiero ver ningún rulero ni ondas en mi
pelo. Quiero un look más casual, más natural".

"Ella sigue cuidando su glamour, y ahora lo hace desde su alimentación -revela
un asistente-. Sólo come pescado, pollo y ensaladas. Mucho verde, mucha agua
mineral, nada dulce y nada de pan. Después de la lipoaspiración que se hizo, se
somete a una dieta absoluta", jura la misma fuente.

SUSANA Y EL RIO.
A las 14 del miércoles, el director José Luis Mazza tenía lista
la cámara de 16 milímetros para filmar la primera secuencia. Su llegó puntual,
con un vestido negro ajustado de Jill Sander, zapatos al tono y anteojos, y
acompañada por personal de seguridad. Subió a la Fragata Sarmiento y se refugió
en el camarote del capitán. 100 marineros, 30 bailarines, todos vestidos igual,
todos de gala, todos bailando al ritmo del tema Ocho y medio (de Nino Rota),
cuya escenografía recayó, como siempre, en Gabriela Pardo, y la siguiente
afirmación de un productor: "Susana quiere filmar algo al estilo de Gene Kelly,
al estilo Hollywood de los 50… A esta mujer no le sienta andar con chiquitas,
eh".

A bordo de la Fragata Sarmiento, Su se decidió por un vestido negro de Jill Sander, para contrarrestar el blanco de los marineros. Antes le pidió a su peinador Miguel Romano: Este año no quiero verme ningún rulero. Quiero un look más natural".">

A bordo de la Fragata Sarmiento, Su se decidió por un vestido negro de Jill Sander, para contrarrestar el blanco de los marineros. Antes le pidió a su peinador Miguel Romano: "Este año no quiero verme ningún rulero. Quiero un look más natural".

Se había cubierto con lonas toda la Fragata Sarmiento para que no se pudieran tomar fotos. Susana filmó en una lancha alquilada y luego bailó al mejor estilo Gene Kelly, arrojando una gorra de marinero que cayó al agua dulce.

Se había cubierto con lonas toda la Fragata Sarmiento para que no se pudieran tomar fotos. Susana filmó en una lancha alquilada y luego bailó al mejor estilo Gene Kelly, arrojando una gorra de marinero que cayó al agua dulce.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig