Estoy bajo presión y necesito vacaciones", confesó al aire." /> «Estoy pensando en dejar todo, en retirarme» – GENTE Online
 

"Estoy pensando en dejar todo, en retirarme"

Uncategorized
Uncategorized

Fue un huracán. Comenzó hace poco más de un año, cuando sus compañeras de
pasarela confesaron en televisión que la llamaban "la muqui" (léase "la
mucamita
"). Poco después, un hombre reclamó su paternidad a los gritos desde
Mendoza. La acusaron de infiel, claro. Dijeron que estaba viviendo un tórrido
romance con el actor chileno Gonzalo Valenzuela. Y que se había reconciliado con
su antiguo novio, Nicolás Palacios. Todo junto y al mismo tiempo. Que estaba
embarazada, pero su marido la engañaba con otra mujer. Y que se trenzó en una
feroz pelea con su madre por una herencia millonaria. Que estaba engrupida y ya
ni siquiera contestaba los llamados de su manager, Pancho Dotto. Su promocionado
regreso a la televisión en Domínico junto a Nicolás Repetto tampoco pudo evitar
las críticas. "Baila mal y canta peor", "No conduce, apenas decora…". Los
cuentos de hadas ya no son lo que eran antes. La historia de la chica del
interior que llega a la gran ciudad para triunfar hoy parece no tener un final
feliz. Pampita se cansó de ser Pampita, ahora sólo quiere ser Carolina.

MATRIMONIOS Y ALGO MAS. Una foto disparó la crisis. Pampita y el galán chileno
Gonzalo Valenzuela juntos en un bar de Santiago. Ni siquiera estaban tomados de
las manos. Sin embargo, para los medios trasandinos fue suficiente: "Pampita y
el Manguera son pololos"
, escribieron. Después, apenas algunos días después, en
Buenos Aires dijeron que se habría reconciliado con su ex novio, Nicolás
Palacios. Sin embargo, ella aún lucía su alianza. "Sigue viviendo con su marido
por una cuestión de imagen
", arriesgaron los más audaces. Al mismo tiempo,
Martín Barrantes fue fotografiado junto a una misteriosa mujer. "Es una de las
productoras de un programa de polo que estoy produciendo…"
, desmintió Barrantes
ante sus íntimos. Hoy están juntos otra vez. A pesar de los rumores y las
crisis, Pampita y su marido están intentando salvar su matrimonio. El viernes 24
amanecieron juntos en su casa de Chacras de Murray, en Pilar. Antes del
mediodía, Pampita partió hacia Villa del Parque para filmar un comercial de C&A.
Se reencontraron en el set después de las siete de la tarde. Barrantes llegó a
bordo de un Honda azul mientras que Carolina se preparaba en su motorhome para
las últimas tomas. Se saludaron con un beso, claro. E, inmediatamente después,
Barrantes salió despedido con un destino inequívoco: la verdulería. "¿Qué me
dijiste que querías, mi amor?"
, repetía Martín minutos después frente al
verdulero. Compró bananas, tomates y zanahorias, pero no cargó con las bolsas:
el mismo verdulero las depositó en el baúl de su auto. Una hora después, Pampita
y Martín partieron juntos hacia su casa en los loft de Darwin para buscar un
bolso con ropa. Ya todos hablan de reconciliación. En el departamento los
esperaba la madre de Pampita, Tania Dos Santos, pero esa es otra historia…

TIRA A MAMA DEL TREN. Surgió como un rumor. Uno de esos chismes que hoy llaman
enigmáticos: "Famosa modelo se habría peleado con su madre". La noticia estaba
basada en los comentarios de algunos vecinos, tan indiscretos como anónimos. Sin
embargo, poco después apareció un testigo presencial, el modelo Tobías Blanco.
Ocurrió el lunes 20 último por la tarde. Tania Dos Santos viajó especialmente a
Buenos Aires para contener a su hija durante esta crisis. Y se hospedó en la
casa que comparten la modelo y su marido en la calle Darwin. "Escuché gritos.
Pampita y su mamá corrían por los pasillos del departamento. Llegaron a la calle
y Pampita se subió a su auto. Su mamá se paró enfrente, para impedirle el paso.
Pero Pampita aceleró y si su madre no se corría la atropellaba",
dijo el modelo.
No se sabe mucho más. Una semana después, en su último Domínico, Pampita
confirmó la versión. Aunque intentó bajar el tono de la discusión: "fue como
cualquier pelea de una madre con su hija",
dijo. Los motivos del enfrentamiento
aún no trascendieron a la prensa. Sin embargo, hay quienes especulan que
tendrían que ver con una millonaria herencia que Pampita estaría a punto de
recibir. Según las mismas versiones, serían 2.400 hectáreas en La Pampa,
valuadas en casi cuatro millones de dólares, a dividir con otros dos
hermanastros. "Es una locura, una mentira. No tengo esa plata ni mucho menos",
insistió en televisión.

ENEMIGOS INTIMOS. Carolina se siente acosada. Asfixiada por los mismos flashes
que hace tan sólo algunos años la convirtieron en la modelo más cotizada de la
Argentina. El enemigo, dice ella, es la prensa. Ya no concede más entrevistas y
se queja de los paparazzi. Dice que la siguen hasta debajo de la cama. Y los
cronistas se repiten en preguntas que pretenden descubrir su intimidad. Ni
siquiera su manager puede convencerla de que hable con la prensa. El jueves 23
último, Pampita volvía a desfilar en el Museo Renault. Apenas había descubierto
su vestuario en el backstage cuando la sorprendió una cámara (N. de la R.:
perfectamente acreditada por los organizadores del desfile, que quede claro
).
Estaba vestida, bien maquillada, pero… ¿Cómo se atrevían a filmarla? Recogió sus
cosas y salió disparada del local. Ni siquiera se disculpó con quienes la habían
contratado. Apenas volteó un segundo hacia la cámara para despacharse con un
grito desesperado y contundente: "¡Son unos hijos de mil p…! ¡Basuras de m…!".
Una modelo con quien Pampita tendría que haber compartido el desfile, comentó:
"Se alteró y decidió no desfilar. Empezó a insultar a todos… Llenó el ambiente
de una mala onda increíble. Huyó, cruzó Avenida Libertador sin mirar… Carolina
está mal con su espíritu y energía".

¿Feliz Dominico? El último fin de semana, para ella comenzó mal. El sábado 26
despertó mareada y con fuertes dolores en el estómago. "El acoso, los nervios",
concluyó de inmediato. Y partió hacia la clínica Austral de Pilar. Los médicos
le inyectaron un Sertal compuesto para relajarla y disminuir sus dolores. El
domingo se reunió con Nicolás Repetto un par de horas antes de emitirse el
cuarto programa de Domínico. El conductor -y su patrón en la tele- le dijo que
comprendía el momento que estaba pasando, que él también había padecido el acoso
de la prensa y le recomendó vacaciones. Juntos acordaron la excusa que iban a
dar a su audiencia y terminaron la relación en buen término. La noticia corrió
rápido y llegó a las redacciones minutos antes de que el programa saliese al
aire: "Pampita se bajó del proyecto". Frente a cámaras, la modelo explicó que
necesitaba vacaciones luego de una semana difícil. Su descargo: "Soy un ser
humano como cualquiera y cuando uno tiene mucha presión, se saca. Yo me saqué,
pido disculpas pero me saqué. Estoy acostumbrada a que dos o tres veces por
semana se digan cosas de mí. Pero ahora estuvieron hablando siete días seguidos…
Tengo mi carácter, pero también soy muy sensible. No me gustaría dejar
definitivamente la televisión, me gusta mucho…
". Nicolás Repetto avaló la
decisión y le dijo: "Te vamos a estar esperando". Al mismo tiempo, el videograph
que repite los mensajes de los televidentes, decía: "Pampita, algunos tenemos
problemas más graves".

FUTURO INCIERTO. En la intimidad de su agencia, reconocen que Pampita está
ingobernable. Que sólo contesta los llamados de Gastón, su booker y amigo. No
tiene amigas en el mundo fashion. "Se siente sola y ya no sabe qué hacer. Ella
siempre soñó con ser famosa pero la situación la superó. Hasta hace poco decía
que sólo quería hacer televisión, que había descubierto en la conducción su
verdadera pasión. ¡Y ahora se bajó del programa!
'Estoy pensando en dejar todo,
en retirarme', me dijo hace poco. Cree que sólo así va a poder recuperar su
vida"
, asegura uno de sus íntimos. Incluso hay quienes le recomendaron radicarse
en el exterior, en países en los que ya trabajó. "Puede ir a Estados Unidos,
España, México o Chile. Allá no les importa si es sexy o mediática. Ella tiene
una cara expresiva y curvas para vender cualquier producto"
, insisten. En caso
de producirse el retiro, no será en el futuro inmediato ya que Pampita tiene
compromisos asumidos.

Final abierto. Pampita hoy vive en el country Chacras de Murray junto a su
marido, Martín Barrantes. Quiere vender su loft de la calle Darwin, aunque
todavía tiene que ajustar cuentas con la actual inquilina: su madre. Necesita
descansar, pero nadie sabe cuál será su destino en estas vacaciones forzadas.
¿La estarán esperando cuando decida volver? Entre sus compromisos más próximos,
está el megadesfile internacional que ofrecerá Roberto Giordano el 28 de octubre
próximo en Chile. Sin dudas, su cruce de Los Andes revivirá viejos rumores. Como
en un viejo culebrón, cada capítulo plantea nuevas incógnitas. Esta historia
continuará…

por Pablo Procopio
fotos: Santiago Turienzo, Matías
Campaya, Julio Ruiz y Newmen

Pampita se reconoce exhausta. Hoy quiere descansar y replantearse su carrera. Por el momento sólo va a cumplir con los compromisos asumidos. Después, nadie sabe…", dicen sus íntimos.">

Pampita se reconoce exhausta. Hoy quiere descansar y replantearse su carrera. "Por el momento sólo va a cumplir con los compromisos asumidos. Después, nadie sabe…", dicen sus íntimos.

Pampita habría decidido tomarse unas vacaciones luego de una reunión que mantuvo con Nicolás Repetto antes de comenzar con la cuarta emisión de <i>Domínico. ", dijo ella en su despedida al aire.">

Pampita habría decidido tomarse unas vacaciones luego de una reunión que mantuvo con Nicolás Repetto antes de comenzar con la cuarta emisión de Domínico. "Necesito descansar. Soy una persona sensible y me gusta mucho la televisión… Me dolería tener que dejar todo esto", dijo ella en su despedida al aire.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig