«Estoy feliz de que Pablo haya sido papá» – GENTE Online
 

"Estoy feliz de que Pablo haya sido papá"

Uncategorized
Uncategorized

Lo recibió así, como un baldazo de agua, no fría, tibia: la temperatura de
las gratas sorpresas.

-Natalia, ¿sabías que nació Morena?
-¡No!
-¿Y qué pensás?
-…Estoy feliz de que Pablo haya sido papá… ¡Lo tengo que felicitar!

Sábado, 17:05 horas, Jardín Japonés. Poco más de dos horas antes, Morena Echarri
había llegado al mundo en la Maternidad Suizo Argentina. Finalmente. Su ex,
Pablo, se estrellaba de lleno contra la montaña de la paternidad. Sábado a la
tarde y Natalia -toda una dama nipona, ataviada con el tradicional kimono y
tocado japonés en su pelo- es la invitada de luxe en el Fuyu Matsuri -festival
de invierno, en simple criollo-, y la encargada de encender el fuego en la
ceremonia del tondoh, donde se inscriben tres deseos en tablas de madera, y al
arder en una balsa, se elevan a los dioses. Saluda a los presentes: "Domo
arigato",
es decir, "Muchísimas gracias". Y enciende el fuego. Los
dioses, atónitos. Natalia Oreiro, la chica del otro lado del Plata, a una
llamarada de distancia del Lejano Oriente.

Nació Morena, decíamos. La hija de Echarri, que fue suyo por seis años, hasta
que se acabó la magia en septiembre del 2000. Sostuvo en ese momento, Nati: "Separarnos
fue muy doloroso. Ya casi éramos como hermanos".
Pablo agregó casi al
instante: "Fue un amor muy grosso. Nunca conocí nada igual". Y luego,
Nati descubrió a Ricardo Mollo, y Pablo, a Nancy Dupláa. Pero nunca hubo
rencores. Al contrario, todo más que bien. Incluso durante el momento del
secuestro de Antonio Echarri, ella estuvo en constante contacto con él, y le
ofreció dinero para solventar el rescate de su padre. Claro, para ellos terminar
nunca significó algo distinto de iniciar una nueva vida alejados. En el caso de
Natalia, bien cercana a Oriente.

Le dijeron los miembros de la comunidad japonesa a Oreiro. Vestida con kimono, enciende el fuego del tondoh, una milenaria tradición nipona. El 30 de septiembre, cantará en el Kremlin.

Le dijeron los miembros de la comunidad japonesa a Oreiro. Vestida con kimono, enciende el fuego del tondoh, una milenaria tradición nipona. El 30 de septiembre, cantará en el Kremlin.

Nati sorprendió agradeciendo en japonés, sorprendió y se llevó todos los aplausos.

Nati sorprendió agradeciendo en japonés, sorprendió y se llevó todos los aplausos.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig