No la llamé para trabajar conmigo porque la conozca, sino porque Dalma tiene un potencial enorme para el drama", dice la Borges." /> «Estoy encantada de ser su madre… aunque sea en la ficción» – GENTE Online
 

"Estoy encantada de ser su madre... aunque sea en la ficción"

Uncategorized
Uncategorized

Resguardándose del sol, en la galería que mira hacia el jardín y hacia la
pileta, vestida de negro y detrás de sus eternos anteojos oscuros, Graciela
Borges espera recostada sobre una reposera para grabar sus primeras escenas del
día. En eso, Dalma Maradona sale a la galería, repasando por última vez el
libreto: el día de grabación está por empezar. "¿Cómo estás, mi amor, cómo te
está yendo?
", le pregunta Graciela. Y entonces, Dalma va y se sienta en su
falda. "Bien, muy bien", le contesta. "Ella es nuestra estrellita", aclara la
Borges.

El lugar, la casa donde se filma, es uno de esos típicos caserones con ladrillo
a la vista y al fondo un jardín desmesurado, una pileta que podría ser una
laguna y un par de perros dando vueltas por ahí. Uno de esos a los que se llega
por una callecita de tierra que se pierde en vueltas innecesarias hasta que uno
se cree perdido; pero al final, se llega. Y es eso: un típico caserón de San
Isidro.

Sin embargo, la calma de la mañanita del martes se ha alterado en el barrio. La
callecita y la entrada de la casa están tapadas por camiones, cables y gente que
viene y que va. Y detrás, un murmullo suave pero constante que se corta de
repente con un grito ("¡Acción!"), y al rato vuelve.

Y la escena que se repite.

La idea fue hacer cine para televisión: para eso se juntaron el INCAA (Instituto
de Cine y Artes Audiovisuales) y América 2, y así nació Quinto Mandamiento. Ocho
cuentos policiales, adaptados y dirigidos por ocho directores distintos (Mario Sabato, Fernando Spiner, Aníbal Di Salvo, Eduardo Calcagno, Sergio Belloti,
Alberto Lecchi, Héctor Molina y Raúl de la Torre) y un solo hilo que los une: la
violación del Quinto Mandamiento: "no matarás".

Raúl de la Torre (director de Crónica de una señora, El infierno tan temido,
Pubis Angelical, Funes, un gran amor y otras tantas) dirige el octavo, el
último: Desarmadero. Son dos días en la vida de Peggy (Graciela Borges), una
señora viuda de alta sociedad, con dos hijos, una hija (Dalma Maradona) y un
novio más joven (Martín Seeffeld), que se dedica a negocios que nunca quedan
demasiado claros. En el ambiente sórdido en el que transcurre la trama hay un
secreto, un embarazo y, por último, una muerte.

Con la excusa de la filmación de uno de los capítulos de Quinto Mandamiento, se encontraron dos de los apellidos más ilustres de la Argentina: Borges y Maradona.

Con la excusa de la filmación de uno de los capítulos de Quinto Mandamiento, se encontraron dos de los apellidos más ilustres de la Argentina: Borges y Maradona.

A los Maradona los conozco desde hace muchos años, hasta hemos pasado unas vacaciones juntos. Sin embargo, a Dalma la elegí por su talento. Ni a mi hijo le dejaría hacer un papel para el cual no estuviese preparado", dice Graciela.">

"A los Maradona los conozco desde hace muchos años, hasta hemos pasado unas vacaciones juntos. Sin embargo, a Dalma la elegí por su talento. Ni a mi hijo le dejaría hacer un papel para el cual no estuviese preparado", dice Graciela.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig