Este era el palacio de Saddam – GENTE Online
 

Este era el palacio de Saddam

Teniente general Martín Balza

"El control de Irak no será fácil"

Veterano de Malvinas y especialista en táctica y estrategia militar, analiza
el conflicto bélico entre los Estados Unidos e Irak. Señala semejanzas y
diferencias con la guerra del Atlántico Sur y vaticina: "La aceptación de una
fuerza invasora, desconocedora de la cultura y civilización islámicas, tendrá
serias dificultades para imponer sus exigencias".

-De acuerdo con sus propias palabras, George Bush (h) descontaba "una
victoria rápida con una mínima cantidad de bajas aliadas
". Sin embargo, la
guerra se prolongó más de lo pensado. ¿Cómo se explica esta situación desde el
punto de vista militar?
-No sé qué alcance le dio el presidente Bush al concepto "victoria rápida".
Tres o cuatro semanas, en mi opinión, es una "victoria rápida". Además, siempre
existe una brecha entre lo que planifican y creen los estrategas y lo que sucede
en el campo de combate táctico donde se enfrentan las tropas.

-¿Los estrategas norteamericanos están a la altura de su arsenal?
-Los estrategas políticos no sé; los militares no dudo que sí lo están.

-¿Cuál es el peligro real del arsenal iraquí?
-Hasta ahora, Irak ha usado armamento convencional. Ni armas químicas ni
biológicas. Su arsenal no es moderno y tiene serios problema de abastecimiento y
mantenimiento para blindados y aviones, que prácticamente no han sido empleados.
El poder de combate de los Estados Unidos es sideralmente superior al iraquí.

-La inminente toma de Bagdad por parte de la coalición, ¿asegura a los
aliados el control de Irak?
-La ocupación de Bagdad se concretará, pero el control de Irak y la
aceptación de una fuerza invasora -desconocedora de la cultura y civilización
islámicas- tendrá serias dificultades para imponer sus exigencias.

-Los fanáticos y las inmolaciones, ¿pueden ser agentes determinantes en un
conflicto bélico?
-En el caso de Irak, no son determinantes. Pueden causar más bajas pero no
torcer el curso de la guerra.

-¿Con la tecnología militar actual es posible efectuar ataques con precisión
"de cirujano" y terminar así con las bajas civiles?
-Hoy existe una altísima probabilidad de impactar en el objetivo, pero aún
subsiste un mínimo margen de error que ocasiona daños colaterales y muertes de
inocentes.

-¿Hasta qué punto influirán los avances tecnológicos en la próxima etapa de
esta guerra que se presume será de tipo "guerra de guerrillas"?
-La definición "guerra de guerrillas" no es la correcta para los
combates que se libran ya en Bagdad. Deberíamos hablar de "acciones
irregulares"
y de combates en zonas urbanas, en las que se relativiza la
superioridad tecnológica que, no obstante, terminará por imponerse.

-En términos militares, ¿en qué momento la coalición podrá declararse vencedora?
-Cuando objetivamente se haya quebrado la voluntad de lucha de los iraquíes.
La victoria aliada nunca estuvo en discusión, lo triste sería que en una falta
de visión política, humillando y no respetando la dignidad del pueblo iraquí, se
conviirtiera a un tirano en "el bueno o menos malo de la película".

-¿Es posible hacer un análisis de esta guerra a partir del conflicto de
Malvinas? ¿Cuáles son las principales similitudes y diferencias entre ambas
guerras?

-En Irak, la guerra se está llevando a cabo en una zona continental, mayormente
desértica y calurosa. Hay dominio total del aire por parte de la coalición y en
contados casos hasta ahora -más probablemente con mayor intensidad en el futuro-
se desarrollarán acciones irregulares y luchas en zonas urbanas. Además, los
Estados Unidos intervienen apoyados por parte de la OTAN. Lamentablemente, en
esta guerra mueren civiles inocentes. Por su parte, en Malvinas la guerra se
desarrolló en una zona insular, turbera y fría. Gran Bretaña, apoyada por toda
la OTAN, poseyó sólo superioridad aérea. Asimismo, no existieron acciones
irregulares. Se trató de un conflicto sin odios, en la que ambos ejércitos se
preocuparon por asegurar la vida de los isleños.

-¿La no utilización de armas químicas por parte de Irak puede considerarse
también una estrategia militar de Hussein para erigir una victoria política
sobre la inminente derrota militar y presentar al pueblo iraquí como mártir de
una coalición salvaje?
-Es un atinado punto de vista.

-¿Cuál es su postura personal frente a esta nueva guerra?
-Lamento que no se haya dado una última oportunidad a la paz. El jefe de
inspectores de la ONU -el doctor Hans Blix- manifestó a principios de marzo que
se estaban realizando grandes progresos y observaba colaboración de Irak en las
inspecciones para detectar armas de destrucción masiva. Sólo pedía 90 días más.


-¿Considera que el presidente Duhalde, en su rol de Comandante en Jefe de las
Fuerzas Armadas, tendría que haber apoyado a la coalición?
-Al no contar los Estados Unidos con el mandato del Consejo de Seguridad de
la ONU para intervenir en Irak, la decisión argentina es a mi juicio correcta.
Aunque creo que podría haber sido analizada y eventualmente consensuada con
nuestro vecino, socio y amigo: el Brasil.

-Derrotados Saddam y su régimen, y a partir de su experiencia en Malvinas
junto a los kelpers, ¿cómo cree que debería plantear la coalición su "seducción"
hacia el pueblo iraquí?
-En Malvinas, nuestra preocupación no fue seducir sino respetar a los
isleños. He leído que Donald Rumsfeld -secretario de Defensa norteamericano-
desea aplicar en Irak algo similar a lo que los Estados Unidos hicieron en Japón
en 1945; pero la gran diferencia es que hoy los norteamericanos no tienen un
general como Douglas Mac Arthur e Irak carece de un emperador como Hiroito. Mac
Arthur conocía la mentalidad oriental y no juzgó a Hiroito. Ambos -sumando la
idiosincrasia, cultura y capacidad del pueblo japonés - sentaron las bases del
Japón actual sin afectar sus tradiciones. Mac Arthur, más que imponer sugirió y
contemporizó. En Irak, la situación es bien diferente.

El domingo 6, la 1ª Brigada de Combate de la 3ª División de Infantería vulneró las defensas de un palacio de Hussein, vecino al Aeropuerto Internacional de Bagdad. Tres marines observan deslumbrados el suntuoso y dorado salón de recepciones.

El domingo 6, la 1ª Brigada de Combate de la 3ª División de Infantería vulneró las defensas de un palacio de Hussein, vecino al Aeropuerto Internacional de Bagdad. Tres marines observan deslumbrados el suntuoso y dorado salón de recepciones.

Luego de vulnerar las defensas de un palacio vecino al Aeropuerto Internacional de Bagdad, los soldados Aaron Schneider y Gray Brandon observan perplejos la pompa y exuberancia de uno de los baños del complejo, construido en mármol y con grifería de oro.

Luego de vulnerar las defensas de un palacio vecino al Aeropuerto Internacional de Bagdad, los soldados Aaron Schneider y Gray Brandon observan perplejos la pompa y exuberancia de uno de los baños del complejo, construido en mármol y con grifería de oro.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig