“Este bebé nos trajo mucha tranquilidad” – GENTE Online
 

“Este bebé nos trajo mucha tranquilidad”

Uncategorized
Uncategorized

Ya le quedan pocos gestos rebeldes de aquel rock star que agitaba a las masas desde los escenarios. Bueno, el look grunge autóctono lo mantiene. Iván Noble (37) ya no es el que era. Desde que nació Benito, su primogénito, el 12 de noviembre, su vida cambió. Tan entusiasmado está con la paternidad que la semana pasada, en el casamiento de Florencia Peña, confesó: “Lo que me importaba dejó de importarme, y lo que antes no me importaba, empezó a importarme”. El y su mujer, Julieta Ortega (33), están entregados a la crianza de su bebé, más que felices.

La segunda hija de Palito Ortega y Evangelina Salazar vuelve a la televisión en febrero, después de casi tres años de ausencia. Atrás quedaron los arriesgados papeles que abordó en 2003, en Disputas y Sol negro. El año que viene, junto a Nacha Guevara, Dolores Fonzi, Julieta Cardinali y Valentina Bassi, Julieta protagonizará Amor idiota, una de las apuestas fuertes de Canal 9, producida por su hermano, Sebastián Ortega. Pero esta novedad laboral no trastorna el cuidado del reciente y más adorado integrante de la familia, Benito Noble, “que es exacto a su padre”, según todos los comentarios del círculo íntimo de la pareja.

Durante el verano ya tiene pensado instalarse en una casa en un barrio privado de Benavídez, porque no quieren exponer al bebé a la arena y el mar. Julieta partirá a grabar todos los días, e Iván dará los shows de su último CD, Nadie sabe dónde, los fines de semana.

Por estos días, la rutina diaria no cambia demasiado. Algunas tardes, Julieta recibe a su amiga Leticia Brédice y a su baby, Indio. Y si no, la madre novata prefiere no salir. “Este bebé nos trajo mucha tranquilidad”, confesó.

El martes, a las 11 de la mañana, la familia salió de su departamento de Palermo, con carrito y todo, rumbo a Guido’s, un restó-bar de la calle República de la India, para tomar un desayuno tardío. Iván hizo de pater familias y arrulló a su bebé hasta que se durmió. Benito pasó a los brazos de su mamá para que Noble pudiera leer el diario. Pocas palabras bajo el sol del mediodía, y mucho relax. Exactamente así es la felicidad.

Julieta, Iván y Benito salieron a pasear por Palermo. Y luego decidieron tomar algo en <i>Guido’s</i>, un restó-bar frente al zoológico.

Julieta, Iván y Benito salieron a pasear por Palermo. Y luego decidieron tomar algo en Guido’s, un restó-bar frente al zoológico.

Iván Noble leyó el diario bajo el sol, pero después arrulló a su bebé. Julieta acomodó las mantitas. Media hora de esparcimiento, para luego volver al departamento de Palermo.

Iván Noble leyó el diario bajo el sol, pero después arrulló a su bebé. Julieta acomodó las mantitas. Media hora de esparcimiento, para luego volver al departamento de Palermo.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig