Esta postal cumplió 100 años – GENTE Online
 

Esta postal cumplió 100 años

Aunque las crónicas de la historia argentina comienzan a hablar de estas tierras perdidas en la cordillera sur hacia la década de los 70 del siglo XIX -cuando Julio Argentino Roca realizó la Campaña del Desierto-, el verdadero origen de la ciudad se remont
a a los últimos años del 1800. Más precisamente a un comerciante alemán que, al frente de sus carros, se atrevió a cruzar la cordillera desde Chile para fundar La Alemana, el primer almacén de ramos generales que hubo en la zona. Exactamente donde hoy se encuentra el Centro Cívico. En 1895, don Carlos Wiederhold se enamoró de esa playita rocosa a orillas del Nahuel Huapi y allí decidió instalarse. Para siempre.

Durante más de 40 años, don Carlos se hizo fuerte comerciando mercaderías a cambio de lana y cueros de los pobladores de la zona. Wiederhold murió en 1935, durante uno de sus interminables viajes; sin embargo, tuvo el privilegio de ver que donde instaló aquel almacén de ramos generales, nació una ciudad que llevaría su nombre: San Carlos de Bariloche, esto último en recuerdo de los vuriloches, los aborígenes que habitaban el lugar en el siglo XIX. Y a pesar de que Bariloche no tuvo un fundador, un decreto del mismo Roca -ya como presidente- determinó el 3 de mayo de 1902 para la creación de la colonia agrícola de Nahuel Huapi, integrada por un verdadero crisol de razas: españoles, alemanes, noruegos, italianos, árabes, rusos y, por supuesto, argentinos. Las casas, obviamente, eran de madera y no había calles trazadas. La única maestra se llamaba Zulema Jones y todos sus alumnos eran hijos de inmigrantes europeos.

Al poquito tiempo nomás llegaron los primeros turistas desde Buenos Aires: en el verano 1902/1903 Aarón Anchorena, Carlos Lamarca y Esteban Lavallol -indudables aventureros- se alojaron en el flamante hotel Perito Moreno, que estaba atendido por sus dueños, don José Rivieiro y señora. Tenía 20 camas y un salón donde se festejaban los acontecimientos de la floreciente colonia agrícola.

A partir de allí, los encantos de Bariloche empezaron a trascender las fronteras de la ciudad, la provincia y el país. En 1913 se terminó de construir el primer camino de ripio, poco antes de que el ex presidente norteamericano Teodoro Roosevelt llegara para conocer este paraíso. En mayo de 1934, a todo vapor, arribó a la ciudad la primera locomotora que en pocos meses más uniría Buenos Aires con Bariloche. Y finalmente, el 4 de septiembre de 1940, LADE, con sus míticos aviones Junker trimotores, inició el servicio entre la Capital Federal y Bariloche, con escalas en Santa Rosa y Neuquén. El resto de la historia -incluido el "flechazo" que conmovió a Walt Disney cuando conoció la isla Victoria- es conocido y difundido boca a boca por los 600 mil turistas que cada año se deslumbran con su nieve y sus lagos.

Semejante aniversario de nuestra ciudad turística por excelencia merecía una superfiesta acorde con tal paraíso, que organizó la Secretaría de Turismo y Deporte de la Nación a cargo de Daniel Scioli. A puro chocolate caliente, los barilochenses vivieron una semana a full. Primero, con el Festival Patagónico Internacional de Tango, que contó con la actuación principal de Adriana Varela. El viernes 3 -el día exacto del aniversario- hubo un desfile del que participaron más de dos mil personas que colmaron la avenida Mitre, la principal de la ciudad. Y después, un grupo de chicos enterraron en el Centro Cívico un cofre con cartas y deseos de los habitantes que será abierto recién cuando Bariloche vuelva a cumplir otro siglo, es decir, el 3 de mayo de 2103. Y por último, el domingo 5 se corrió el Maratón por los 100 años, que a lo largo de 42 kilómetros y 195 metros reunió a los mejores especialistas de Sudamérica. La meta no podría haber estado en otro lugar: en pleno Centro Cívico, donde don Carlos Wiederhold a
brió su almacén de ramos generales allá por 1895.

por María Noel Alvarez
fotos: Diego Soldini
(Agradecemos las imágenes históricas del libro Bariloche, mi pueblo, 
de Ricardo Vallmitjana)

Bariloche, con sus 100 mil habitantes, es la perla de los Andes patagónicos. A la izquierda, como lucía en los años 50, cuando ya era una meca turística por excelencia. Y pensar que en la década de los 20 tenía apenas 1.250 habitantes…

Bariloche, con sus 100 mil habitantes, es la perla de los Andes patagónicos. A la izquierda, como lucía en los años 50, cuando ya era una meca turística por excelencia. Y pensar que en la década de los 20 tenía apenas 1.250 habitantes…

La que más tarde sería la esquina de Mitre y Quaglia, en 1903. La primera casa que se observa era la única escuela del poblado. Hoy, la misma esquina es uno de los lugares más transitados de la ciudad. Bariloche está festejando a full su primer siglo y las vidrieras de los comercios así lo reflejan.

La que más tarde sería la esquina de Mitre y Quaglia, en 1903. La primera casa que se observa era la única escuela del poblado. Hoy, la misma esquina es uno de los lugares más transitados de la ciudad. Bariloche está festejando a full su primer siglo y las vidrieras de los comercios así lo reflejan.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig