“Espero que no pasen veinte años hasta que regrese” – GENTE Online
 

“Espero que no pasen veinte años hasta que regrese”

Uncategorized
Uncategorized

Cuando le diagnosticaron cáncer de mama, allá por el 2005, su carrera y su vida se transformaron en un interrogante, y también en un tema de Estado para Australia, el país que la vio nacer. El 21 de mayo de ese mismo año, cuando anunciaron su ingreso a la sala de cirugía del hospital Católico Cabrini, miles de fans se dieron cita en la entrada del establecimiento. Tiempo después, cuando Kylie Minogue (40) ya estaba fuera de peligro, el mismísimo John Howard, primer ministro australiano en aquel entonces, dio una conferencia de prensa para reportar el estado de salud de la cantante… Hasta el día de hoy lleva vendidos más de 65 millones de discos alrededor del mundo, y la reina Isabel II de Inglaterra –lugar que adoptó para vivir–, le concedió la medalla de la Orden del Imperio Británico por sus servicios a la música.

Por esto, por sus canciones, por su carisma, el mundo la conoce como la princesa del pop. Así fueron sus días en Argentina…

UNA PRINCESA POR BUENOS AIRES. Pasadas las 17 horas del viernes, y a bordo de un vuelo privado, la artista australiana (mide 1,52 m) pisó Buenos Aires por segunda vez en su vida, aunque en esta oportunidad llegó para ofrecer su show, el último eslabón de su gira por Latinoamérica X Tour. Alojada en el hotel Faena, en Puerto Madero, la cantante pasó todo el día en su suite, descansando de una larga seguidilla de espectáculos.

Sin embargo al día siguiente, a pocas horas de que comenzara el recital, Kylie aprovechó la ocasión para volver al mismo anticuario de San Telmo que había visitado años atrás: Gil Antigüedades, en Humberto Primo y Defensa. Al igual que en su primera visita, recorrió el local por más de una hora. Y aunque el monto de su compra no trascendió, en el negocio fue recibida como un gran cliente. “Ella es muy agradable y tiene muy buen gusto. Se probó varios vestidos, sombreros y ponchos… Siempre sabe lo que quiere”, aseguró María Inés Gil, una de las dueñas.

Después del shopping, y sin escalas, se dirigió a GEBA, el predio donde daría un recital inolvidable: más de dos horas de pop, seis cambios de vestuario, 18 personas en escena, una pantalla gigante y 15 mil testigos. “Fueron sorprendentes, así que espero que no pasen veinte años hasta que regrese”, dijo antes de despedirse… Y el domingo, la princesa volvió a su hogar. Ahora, que venga la reina. En su paso por Buenos Aires, la australiana visitó un anticuario de San Telmo, donde compró varias prendas de época. A pesar de sus 152 centímetros, la artista no pasó inadvertida.

En su paso por Buenos Aires, la australiana visitó un anticuario de San Telmo, donde compró varias prendas de época. A pesar de sus 152 centímetros, la artista no pasó inadvertida.

En el escenario de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, donde más de 15 mil fanáticos se juntaron para escuchar su música.

En el escenario de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, donde más de 15 mil fanáticos se juntaron para escuchar su música.

El viernes por la tarde en Aeroparque, y sus primeros pasos en el país. Luego, antes de comenzar el show, Kylie paseó por las calles de San Telmo.

El viernes por la tarde en Aeroparque, y sus primeros pasos en el país. Luego, antes de comenzar el show, Kylie paseó por las calles de San Telmo.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig