Conzi quiere hacernos creer que está loco"." /> ¿Es o se hace? – GENTE Online
 

¿Es o se hace?

Uncategorized
Uncategorized

"Al término de los exámenes periciales efectuados no resulta posible
establecer con rigor científico si el señor Horacio Conzi tuvo capacidad para
comprender sus actos y dirigir sus acciones, al momento del hecho de autos".

Así, con la frialdad propia de un informe médico legal, la causa 188.896, por la
que el empresario gastronómico está acusado de matar a Marcos Schenone, se
deslizaría hacia la increíble inimputabilidad del presunto homicida. Cinco
profesionales de la superintendencia de la división científica de la Policía
Federal remitieron las conclusiones al fiscal de San Isidro, Eduardo Kohan, y
dejaron latente la posibilidad de encontrarse frente a un hombre que padece un
cuadro demencial. De ser así, Conzi podría no ser condenado, aunque sí debería
mantenerse aislado de la sociedad en un establecimiento psiquátrico. Y eso,
obviamente, no es lo mismo que estar preso entre rejas.

A EXAMEN. Los peritos Alba Teresa Pagano, Sonia del Valle Sieber, Rubén Roberto
Frontini, Juan Jesús Camona y Olga Lilian Haeberli elaboraron minuciosos
informes clínicos, neurológicos, físicos, psiquiátricos y psicológicos,
utilizando como método tanto la entrevista como una batería de tests, que
incluyeron gráficos, durante varias jornadas.

Al mismo tiempo, los especialistas entienden que las conclusiones actuales no
son definitivas, y que es imperativo hacer nuevos análisis: "Existen indicadores
que supondrían la existencia de un cuadro psicótico, con acentuada ansiedad y
escasa percepción de que su personalidad es un problema. Resulta asimismo
imprescindible evaluar, mediante estudios complementarios, la existencia o no de
deterioro orgánico, ya que sus manifestaciones y producción actuales sugieren la
posibilidad de un daño que supere al puramente psíquico"
. Justamente en esta
pericia se solicitaron estudios tendientes a conocer el estado anatómico del
cerebro.

La posibilidad de comprobar un deterioro orgánico capaz de modificar la conducta
reviste suma importancia para los especialistas, y con ello -dicen- pueden
relacionarse algunos antecedentes vitales: un politraumatismo grave, con
contusión frontal derecha, ruptura del bazo, neumotórax izquierdo parcial, entre
otras afecciones sufridas en 1986; su hipertensión arterial sin recibir
medicación adecuada y la ingesta de alcohol, entre otros factores. Precisamente
se indica que, durante una entrevista, Conzi sufrió una crisis hipertensiva que
obligó a su traslado al hospital Argerich.

LUCES Y SOMBRAS. La batería de estudios practicados a Conzi incluyó el
denominado "autotest", donde él mismo encolumnó aspectos "positivos" y
"negativos" de su personalidad. La expresión "muy ambicioso" fue ubicada en
ambos conceptos, pero entre los primeros se encuentra la autocalificación de
"iluminado". Quizá tenga que ver con su pretensión de interpretar en un libro la
vida de Jesucristo, algo que habría estado relacionado con la chica que trabajó
con él durante un tiempo para esa obra, la misma que se encontró con Marcos Schenone en Dallas la fatídica noche del 16 de enero de este año. Eso,
recordemos, fue el aparente detonante para la posterior persecución y el
asesinato del joven. Figuran también los vocablos "inteligencia, raciocinio,
bondad, humildad, perseverancia, respetuoso, trabajador, investigador, enérgico,
paciente, idealista y ordenado"
. En la columna negativa escribió "caprichoso,
testarudo, tímido, insociable, perfeccionista y falto de ejercicio físico".

Para la psicóloga Mónica Malagamba, docente de la cátedra de Psicología
Preventiva en la Universidad Nacional de La Plata -quien vio los esbozos a lápiz
de Conzi ante los peritos- estimó que "estamos ante un trastorno serio de
personalidad que requiere inmediata atención profesional
". Descarta la
posibilidad de que haya simulado para mejorar su situación legal, ya que "los
dibujos, que son proyectivos (figuras humanas, casa, árbol), están en la misma
sintonía, tienen rasgos comunes y muestran lo mismo".

La doctora analizó uno por uno los dibujos. "El test de Bender, que consta de
ocho figuras geométricas en hoja de oficio, se utiliza para determinar
características de personalidad y la existencia de daño cerebral o psíquico. Por
la forma en que se realizaron los dibujos, se denota tendencia al perfeccionismo
e inhibiciones",
señaló. En general, observa que "el resto de los dibujos son
infantiles, los trazos muestran inestabilidad, inseguridad, una persona
impulsiva que desconoce fronteras y desborda emocionalmente".

Figura humana propia: "El hecho de que las manos estén ausentes significa la
intención de ocultar algo. Las líneas cortadas de los brazos muestran a una
persona insegura, con dificultades para reconocer las fronteras de sí misma. La
imagen con paraguas expresa desprotección y tristeza".

Arbol: "El tronco expresa fortaleza o debilidad en función de la representación
que tiene de sí mismo. Está bien firme, la corteza muestra líneas, heridas. Hay
ausencia de frutos en la copa y reitera los límites difusos entre él y los
demás"
.
Casa: "No es tridimensional, tiene sólo el frente. El cerco perimetral muestra
la necesidad de rodearse de seguridad. Que la casa sea 'triple' puede
interpretarse como la necesidad de rodearse de sus padres. Se trata de una
persona que no se muestra entero, sino que mantiene una imagen o fachada".

Mujer: "También tiene las manos ocultas. Se notan pocos rasgos femeninos (no hay
pechos ni cintura), y se la ve sonriente, lo que apunta a mostrar buena relación
con el sexo opuesto"
.
Hombre esposado: "Es el dibujo más revelador. Prueba por qué oculta las manos en
los otros dibujos: la presencia de un hecho delictivo que lo avergüenza, el
hecho de haber sido autor de algo por lo cual debe pagar una culpa".

Al respecto, los peritos que hicieron los tests opinaron que estos estudios
permiten indicar que Conzi "puede cambiar con facilidad su estado de ánimo ante
los menores éxitos y fracasos, por lo que resulta difícil determinar el humor
que pueda observar en un día u otro"
. Entre los conceptos finales, coinciden en
que "sus trastornos de personalidad, asociados a un alto nivel de ansiedad
permanente, además de ser condicionantes de accesos de ira difíciles de
tranquilizar, podrían estar vinculados a características adictivas, muy ligadas
a sus conductas impulsivas y sus actuaciones anímicas. En tal sentido, habría
que considerar la posibilidad de que muchos de sus síntomas se debieran al
consumo de alcohol u otras sustancias psicoadictivas"
.

Mientras los especialistas deciden si lo podría esperar la cárcel o un instituto
psiquiátrico, el debate se centrará ahora entre los peritos de parte (el doctor
Mariano Castex por parte del acusado y Eduardo Piaggio, ex jefe de la asesoría
pericial de San Isidro, por la familia de la víctima). Horacio Conzi permanece
alojado en una celda de la Unidad 21 de Campana, adonde ya tuvo varios problemas
con otros detenidos. Un asesinato, el de Marcos Schenone, espera resolución.
¿Habrá justicia?

Horacio Conzi, al salir de la Fiscalía de Mar del Plata tras ser detenido en esa ciudad el 14 de marzo del 2003. Estaba prófugo desde el 16 de enero. Hoy está acusado por el homicidio de Marcos Schenone y de múltiple tentativa de homicidio contra los otros ocupantes del remise aquella trágica noche.

Horacio Conzi, al salir de la Fiscalía de Mar del Plata tras ser detenido en esa ciudad el 14 de marzo del 2003. Estaba prófugo desde el 16 de enero. Hoy está acusado por el homicidio de Marcos Schenone y de múltiple tentativa de homicidio contra los otros ocupantes del remise aquella trágica noche.

Horacio con su hermano Hugo, en tiempos mejores.

Horacio con su hermano Hugo, en tiempos mejores.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig