Entre el caos y la esperanza – GENTE Online
 

Entre el caos y la esperanza

Después de la larga tiranía, llegaron los bombardeos. Y tras los bombardeos,
los enfrentamientos a fuego y sangre por las calles de la ciudad. Y luego de
tanta muerte, Bagdad es un humeante caos donde hoy reina la anarquía. Mientras
el régimen totalitario comienza a convertirse en un doloroso recuerdo, la
realidad es que ya no hay autoridad en la tierra de Saddam. Las tropas aliadas
por momentos se ven desbordadas ante los saqueos que se repiten en todo Irak.
Ellos solo tienen orden de repeler cualquier ataque que ponga en riesgo su
propia seguridad y tratar de no inmiscuirse con los problemas locales. El pueblo
iraquí agradece su liberación pero rechaza la ocupación. El régimen se acabó,
cayó junto con la última estatua de Saddam Hussein, pero los rencores subsisten.

Ya no quedan vestigios del tirano en la capital. Sus palacios fueron arrasados
por la ira del pueblo. Así como los dos mil autos de colección que su hijo Uday
almacenaba a orillas del Tigris. Aún inoperable, el Aeropuerto Internacional
Saddam ya mudó su nombre a Aeropuerto Internacional de Bagdad. Sin embargo,
luego de veinticinco días de combate todavía no hay indicios del peligroso
arsenal químico de Saddam Hussein, el que sin dudas descargó meses atrás contra
el pueblo kurdo, en el norte del país. Los servicios de inteligencia del
Pentágono especulan que las armas prohibidas del régimen estarían hoy en suelo
sirio. El domingo 13, George Bush declaró: "Hay indicios que nos permiten
presumir que Siria posee armas químicas"
. Por eso, muchos presumen que hacia
Damasco podrían dirigirse en poco tiempo los ojos de esta guerra antiterrorista.

Saddam Hussein desapareció. El 4 de abril, el tirano iraquí -o alguno de sus
dobles, quién puede saberlo- dio su última arenga en las calles de Bagdad. Desde
entonces, su paradero es un misterio. Las fuentes de inteligencia aliadas se
debaten entre distintas hipótesis. Hay quienes creen que Hussein resiste en
Tikrit, su ciudad natal. Otros, insisten en que está escondido en una fortaleza
subterránea secreta, capaz de resistir ataques nucleares. Aunque la última
versión alentada desde los Estados Unidos indica que se habría refugiado en
Siria. Tampco se descarta la posibilidad de que el dictador haya muerto. El
desconcierto ya se refleja en los mandos militares de la coalición, que temen
repetir lo sucedido en Afganistán, donde la caza de Bin Laden provocó una guerra
que terminó sin la captura ni la muerte del terrorista. "O está muerto o corre
mucho"
, declaró el domingo 13 el general norteamericano Tommy Franks, jefe del
Comando Central en Qatar. Desde el Pentágono declararon poseer muestras del ADN
del tirano: "Si murió en combate, tenemos la capacidad forense para determinar
su identidad"
. Cada unidad de combate aliada cuenta en su poder con una lista
con los 55 nombres y fotos de los líderes del régimen.

La guerra en Irak también sentó las bases para el trazado de un nuevo mapa en
Oriente Medio. Hoy, los kurdos pretenden erigir su propia nación sobre los
cimientos de la victoria militar de la coalición. Su patria -el Kurdistán-
comprende territorios que hoy están bajo el dominio de los gobiernos de Irak,
Irán y Turquía (casualmente las más ricas en petróleo de la región). Sin
embargo, con el único propósito de desalentar una amenaza separatista, el
gobierno turco ya movilizó sus tropas hacia la frontera con Irak. En Israel, el
premier Ariel Sharon sorprendió al mundo cuando declaró que luego de lo sucedido
en Irak estudia la posibilidad de abandonar los asentamientos judíos en Belén,
Shilo y Beit. "Finalmente habrá un Estado palestino. No pienso que debamos
reinar sobre otro pueblo y manejar sus asuntos"
, completó Sharon. Mientras
tanto, la Liga Arabe observa con recelo la ocupación de quienes ellos llaman
"los halcones de Occidente".

El general Jay Garner (64) es el hombre designado por Washington para gobernar
Irak. Veterano de la Guerra del Golfo del 91 y hombre clave en la Administración
de Ronald Reagan, fue responsable del proyecto de defensa Guerra de las
Galaxias. Su gabinete estará compuesto por doce norteamericanos y será la
autoridad "hasta que se restauren los servicios básicos". El Plan Garner deberá
conducir a la creación de un nuevo gobierno iraquí mediante la organización de
elecciones locales y la redacción de una nueva constitución. Al mismo tiempo,
estudian reemplazar el dinar -la moneda local que tiene la imagen de Saddam en
cada billete- por el dólar estadounidense.

La reconstrucción de Irak costará más de cien mil millones de dólares. Y las
concesiones de semejantes obras ya se convirtieron en un botín de guerra. Pero
los números más crueles del conflicto en Irak están reflejados en los listados
de bajas. Según su propio ministro de Defensa, los Estados Unidos perdieron 117
soldados. Mientras, sus aliados británicos acusan la muerte de 30 hombres. Las
estimaciones iraquíes al 3 de abril -tras 15 días de combate- ya contaban con
2320 bajas militares y otras 1254 víctimas civiles. Entonces, todavía quedaba lo
más cruento de esta guerra que conmovió al mundo.

La imagen refleja la caída de una tiranía de 24 años. Desde el bronce, Saddam Hussein observa inmóvil la ocupación de Bagdad. A sus espaldas arde el Ministerio de Petróleo.

La imagen refleja la caída de una tiranía de 24 años. Desde el bronce, Saddam Hussein observa inmóvil la ocupación de Bagdad. A sus espaldas arde el Ministerio de Petróleo.

Los soldados norteamericanos -que tenían orden de repeler sólo los ataques que pusieran en peligro sus vidas- detuvieron a ladrones que asaltaron un banco en la capital iraquiacute;.

Los soldados norteamericanos -que tenían orden de repeler sólo los ataques que pusieran en peligro sus vidas- detuvieron a ladrones que asaltaron un banco en la capital iraquiacute;.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig