«En Salta estamos luchando contra el trabajo infantil» – GENTE Online
 

"En Salta estamos luchando contra el trabajo infantil"

-Hasta acá nomás, hija.
-Dale. Ya hicimos la foto. Dejáme pasaaaaar, má
-No,
Yami.
-Pero, ¿por qué no, má?
-Porque en el surco no se juega, se trabaja. Y vos estás en edad de jugar, no de
trabajar.
-Ya sé, tenés razón. Perdonáme, má.

Curiosidades del periodismo, que le llaman. Porque la foto que buscábamos para
ilustrar esta nota, terminó generando el arranque del texto, apenas Silvia
Ferreira (28, soltera, once hermanos, manos ásperas de sembrar), le recordó a
Yamila (8, alumna de cuarto grado, ojos castaños claros), con la naturalidad y
la simpleza de una madre, los fundamentos de aquella experiencia que su hija
supo vivir en el verano y le marcará el camino por el resto de su días. "Lo que
me comenta má es cierto, señor
-delata una desacostumbrada madurez, la humilde
niña de deliciosa educación y risita compradora-. Acá nos enseñaron que
nosotros, los changuitos, no debemos trabajar sino que debemos estudiar y
debemos divertirnos, ¿sabe? Ojalá repitan la experiencia. Dibujamos, hicimos
artesanías, preparamos comidas, bailamos. Me encantaría volver pronto. ¿Se va a
hacer de nuevo?"
, pregunta y nos da pie a presentar el Programa Porvenir: Un
futuro grande para los chicos, que la prestigiosa Asociación Conciencia ideó con
el auspicio de Universal Leaf Tobacco, Massalin Particulares y 27 productores
independientes de Salta, y cuyo objetivo apunta a prevenir y erradicar el
trabajo infantil.

"De ninguna forma nos referimos a problemática aislada -explica Silvia Rueda de
Uranga (57), directora general de Conciencia y sus 36 sedes-. Se calcula que hoy
existen más de 20 millones de menores de 14 años trabajando en Latinoamérica, y
1,5 millón dentro de la República Argentina, 270 mil pertenecientes al ámbito
rural. Un porcentaje gravemente alarmante"
, añade. "Entonces, resolvimos
comenzar una experiencia piloto para inculcarles sus derechos y demostrarles que
existen opciones, posibilidades, alternativas, un mundo distinto que descubrir
al convertirse en mayores de edad -se suma Susana Arranz de Finger (53),
encargada de los Programas Educativos-. Sabemos que empezando de a poco, podemos
llegar a mucho",
señala inspirándose en los 204 chicos seleccionados de
distintas fincas de Chicoana, General Güemes y Rosario de Lerma que, cumpliendo
un horario semanal de 8 a 17, compartieron a lo largo de 45 días jornadas de
formación, recreación, información (visitaron intendencias, comisarías, radios
locales, el Centro Cívico provincial, al gobernador Juan Carlos Romero,
etcétera, etcétera), y desarrollaron actividades prácticas, sanidad y deportes.

Aparte, la convocatoria consiguió mantenerlos alejados de las tareas propias de
la época de cosecha (a partir de diciembre), uno de los puntos sustanciales de
la apuesta. "Aparte de enfocar hacia ese objetivo, buscamos, de a poco, generar
en los chicos un cambio cultural que traiga consigo soluciones a largo plazo.
Sembrar para cosechar, digamos", s
ostiene Felicitas Castrillón (32), gerente de
Comunicaciones y Proyectos Corporativos de MP, empresa que viajó a México para
asesorarse de las medidas tomadas tiempo atrás en la materia. "Sentimos que los
resultados acompañaron. Los movilizamos desde el costado lúdico, pedagógico,
intentándole desarrollar su creatividad y pretendiendo que interactúen las
distintas generaciones. Bastaba compararlos cuando llegaban, tímidos, retraídos,
con el momento de la despedida, a pura lágrima y puro abrazo. Su autoestima
había crecido",
disfruta Castrillón, adelantando que la iniciativa se extendió a
un fin de semana de marzo en Tucumán y reincidirá en tierra salteña durante
julio. "También pensamos repetirla el próximo verano y extendernos a lo largo y
ancho de la provincia y en el norte del país",
redondea la representante de Massalin.

-Pará, bebé -le pide paciencia Silvia Ferreira a Yamila.
-¿Y? ¿No querías pedirle algo al señor, má? -la anima.
-Sí, ¿le podría pedir un favor? -nos pregunta.
-Seguro
-¿Le agradecería a mi patrón Daniel (Canónica, 46, propietario de la finca La
Grimanesa, 60 empleados), que haya elegido a Yami para participar en el Programa
Porvenir y apoye tanto a los que necesitamos ayuda? Yo siempre soñé con ser
contadora y ni siquiera logré acabar la secundaria. Ahora la veo a ella, feliz y
motivada, y me esperanzo con que tome otro camino y no se dedique a sembrar
tabaco como yo. Ojalá se abra camino y le pueda comprar una muñeca a su futura
hija, si se le rompe, igual que ahora se la rompió su primito.
-¿Usted no puede comprársela?
-… Cuesta un poco. Somos ocho en casa.
-Gracias, má -cierra Yamila.

por Leonardo Ibáñez
fotos: Santiago Correa (desde Rosario de Lerma, Chicoana, y General Güemes,
Salta)

Silvia Ferreira, su hija Yamila y el surco tabacalero de fondo. Trabaja en la finca La Grimanesa, de Rosario de Lerma. Ahora la veo a ella, feliz y motivada, y me esperanzo con que tome otro camino diferente al mío", confía. Arriba, las tres localidades donde se puso en marcha tal iniciativa: General Güemes, a 54 kilómetros de la capital salteña; Chicoana, a 44 y Lerma, a 30.">

Silvia Ferreira, su hija Yamila y el surco tabacalero de fondo. Trabaja en la finca La Grimanesa, de Rosario de Lerma. "Ahora la veo a ella, feliz y motivada, y me esperanzo con que tome otro camino diferente al mío", confía. Arriba, las tres localidades donde se puso en marcha tal iniciativa: General Güemes, a 54 kilómetros de la capital salteña; Chicoana, a 44 y Lerma, a 30.

Las combis los trasladaban hasta su escuela local, y cuatro docentes y profesionales de cada área les ofrecían actividades.

Las combis los trasladaban hasta su escuela local, y cuatro docentes y profesionales de cada área les ofrecían actividades.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig