«En la Argentina gobierna el dolar miedo» – GENTE Online
 

"En la Argentina gobierna el dolar miedo"

Melconian, los argentinos estamos bastante confundidos: ayer nos preocupaba el riesgo país, del cual ya no se oye hablar. Ahora, en cambio, el dólar está por las nubes, y se intuye el peligro de hiperinflación…
-La visión riesgo país sobre el pago de un bono de la deuda externa tenía sentido… cuando pagábamos la deuda. Ahora, tras el default, ya no tiene sentido seguirlo. Cuando se arman tipos de cambio flotantes, el que recibe los cimbronazos que antes sufría el índice riesgo país es el cambio peso-dólar. El dólar se convierte en la medida real de los nervios y la ansiedad de la gente.

-¿Hay riesgo real de hiperinflación? br>
-En el largo plazo (y en todas las economías) el tipo de cambio y la tasa de inflación son los resultantes del plan y del modelo. Pero como todavía no hay un programa ni un acuerdo con el FMI, el dólar y la tasa tienen vida propia. Espero que este fenómeno se revierta en el mediano plazo.

-¿Por qué se disparó el dólar?
-Un dólar a 3 pesos no tiene sentido. Es una diferencia sideral respecto del valor de hace tres meses. El primer gatillo fue el dólar que repercutió sobre la tasa de inflación. Si la tasa de inflación no se aquieta, vuelve a ser determinante del aumento del dólar. Sólo es posible anclarlo con un programa económico sólido. Ahora, todos los cañones apuntan a que la inflación no se desboque.

-Hasta hace poco, el dólar parecía controlable...
-A 2 ó 2,20 gatilló una tasa de inflación del 10 o el 12 por ciento. Si se mantuviera en ese nivel, sería un éxito absoluto. Pero hoy tenemos un dólar a 3 pesos. El tiempo dirá si se quedará, se escapará o retrocederá. La cuestión es que los precios no reflejen el nuevo valor atado a un dólar tan alto.

-¿Por qué?
-Porque en ese escenario hay tres tipos de precios: los que no deberían ser afectados por el dólar, los que sufren una mediana repercusión porque usan insumos pagaderos en dólar, y los ligados directamente al dólar.

-Este es un análisis macroeconómico. Pero, ¿qué pasa con la microeconomía frente a una inflación que ya alcanzó el 12 por ciento?
-Las clases más bajas consumen gran parte de su salario en una canasta de bienes muy ligados al dólar (harinas, aceite, fideos), por eso sus ingresos sufren una repercusión adicional. Para lograr tranquilidad cambiaria es muy importante una contención salarial. Es decir, un aumento de sueldos acorde con el costo de vida.

por Alejandro Sangenis
fotos: Archivo Atlántida y Enrique García MedinaEl economista posa con un billete de un dólar, como mostrando hasta qué punto la moneda norteamericana se consustanció con nuestras vidas.

El economista posa con un billete de un dólar, como mostrando hasta qué punto la moneda norteamericana se consustanció con nuestras vidas.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig