En dos años será reina – GENTE Online
 

En dos años será reina

Un año atrás la imagen resultaba imposible. En el imponente Hall de los Caballeros del parlamento holandés y después de un caluroso recibimiento, Máxima Zorreguieta (desenfadada, vestida de fucsia, con su pierna enyesada en alto y sobre un alomohadón) brindó con los acartona
dos legisladores que acababan de aprobar en forma casi unánime (de un total de 275 parlamentarios, sólo15 votaron en contra y 7 se abstuvieron) su boda con el príncipe heredero Guillermo Alejandro.

Eran las cinco y media de la tarde del 3 de julio cuando sucedió lo inesperado.
"Casi un milagro", definían desde la calle algunas de las 500 personas que se juntaron allí para ver a la princesa argentina.
"Y no es para menos. Hace sólo doce meses no hacían más que criticar a Máxima por el pasado de su
padre"
, explicaban. Pero se ve que el tiempo todo lo cura, porque fue el mismo Ad Melkert, presidente del
Partido Social Demócrata (el más importante del país) quien recibió a la argentina y a su novio, y hasta la ayudó a caminar con sus muletas -acaba de ser operada de una doble fractura de tibia y peroné por un accidente que sufrió en Suecia durante su primera visita oficial como miembro de la casa real-.

BODA TITULOS E HIJOS. En una sesión más que especial que comenzó a las 12.30 del mediodía, la Cámara Baja (Tweede Kamer) y la Alta (Eerste Kamer) decidieron lo que se preveía. Durante tres horas y media, cada uno de los líderes de bancada subieron al púlpito para dar su voto. Al término de la reunión, el primer ministro Wim Kok dio la buena noticia: el príncipe Guillermo Alejandro de Holanda y Máxima Zorreguieta
se casarán el próximo 3 de febrero. La ceremonia civil se realizará en el antiguo edificio de la Bolsa (Beurs van Berlage), a 200 metros de la plaza del Dam, donde se encuentran la Nieuwe Kerk (Iglesia Nueva, donde será la boda religiosa) y el Palacio Koninklijk, lugar de la fiesta. También aclaró que Máxima recibirá el título de princesa de Holanda, princesa de Orange Nassau y dama de Amsberg (tal es el apellido de su novio).

por María Calatayud
fotos Alejandro Carra y Prive
(Enviados especiales a Holanda)No llevó el pelo recogido ni pollera, como dicta el protocolo. Frente al parlamento holandés, Máxima fue ovacionada por más de quinientos admiradores. La acompañaba su prometido, el príncipe Guillermo Alejandro. Los enviados de <i>GENTE</i> vivieron la intimidad de la aprobación de la boda en La Haya.

No llevó el pelo recogido ni pollera, como dicta el protocolo. Frente al parlamento holandés, Máxima fue ovacionada por más de quinientos admiradores. La acompañaba su prometido, el príncipe Guillermo Alejandro. Los enviados de GENTE vivieron la intimidad de la aprobación de la boda en La Haya.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig