“El que propuso el casamiento fui yo” – GENTE Online
 

“El que propuso el casamiento fui yo”

Uncategorized
Uncategorized

Entran y todo el mundo comenta: “¡Echarri y Nancy! ¡Se casan!”. Sí, se casan, en febrero y en el Tattersall de Palermo, con 300 invitados y genuinamente a lo grande, tal como adelantó GENTE hace quince días. Boda muy esperada, por cierto, con Nancy que lo organiza todo, y plan de ampliación de familia incluido: la búsqueda de un hermanito para Luca (7, que ella tuvo con Matías Martin) y Morena, tres años, el único hijo con Pablo... hasta ahora, en los cinco años que llevan de convivencia.

El evento en sí, esta noche del 14 de septiembre, es la presentación en sociedad del BMW Z4, en el local de Etiqueta Negra de San Isidro. Al mando de la noche, Federico Alvarez Castillo, uno de los dueños de esta firma de ropa, que es para Pablo –y para otros tantos nombres muy VIP, como Marcelo Tinelli–, un alto referente del buen vestir. Según Pablo mismo, sin Etiqueta Negra el tremendo Santiago Díaz Herrera, su potente personaje en Montecristo, no funcionaría tan bien. Cierto: ese traje negro transmite su magia. Así, Pablo (36) y Nancy (34) sonríen en plan cóctel. O en plan amor.

–Echarri, ¿cuán importante es vestirse bien?
–Muchísimo... Más cuando tengo un personaje, una historia que contar o para moverme en este tipo de eventos.

–¿Cuándo aprendiste a apreciar un buen traje? A todos, en cierto punto, nos llega ese momento.
–Hace unos cuantos años, en nuestro bendito 1 a 1, donde por ahí te podías cruzar con un Armani, un Donna Karan… Lo mismo me volvió a suceder con Etiqueta. Federico es como un gurú en esto y confío en su decisión. Es único, un vanguardista. Además, tengo la esperanza de que me haga un buen smoking a medida para mi casamiento (se ríe). Ya me midieron para un traje en algún momento, y me copa ese toque artesanal.

–Precisamente, ¿cómo van los preparativos de la boda?
–Bien, con muchas ganas… Va a ser un momento muy hermoso. Y siento que llegó mi momento para casarme. Me voy a relajar, voy a disfrutarlo bien. La decisión la tomé bien convencido. Yo quería casarme; el que propuso el casamiento fui yo, absolutamente.

–¿Te arrodillaste, como marca la tradición?
–¡Je! No, no me arrodillé. Pero cuando se lo pedí a Nancy, fue todo lo romántico que pudo ser… o como me salió... Lo más importante, te digo, es lo que va a suceder.

Nancy y Pablo, sonrientes, salen de Etiqueta Negra. El está a full con Montecristo; ella, con la organización de la boda del 14 de febrero.

Nancy y Pablo, sonrientes, salen de Etiqueta Negra. El está a full con Montecristo; ella, con la organización de la boda del 14 de febrero.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig