«El próximo arrepentido puede ser un ex senador» – GENTE Online
 

"El próximo arrepentido puede ser un ex senador"

Uncategorized
Uncategorized

Sale del estudio de su abogado, Hugo Wortman Jofre, y sube al auto de su
custodia personal -está vigilado las 24 horas- compuesta por dos efectivos de la
Policía Federal. Mario Tato Pontaquarto (42), el "arrepentido" en el
mayor escándalo de cohecho, hoy con nueve procesados, por el pago de cinco
millones de pesos como coimas a senadores para que aprobaran la Ley de Reforma
Laboral (abril de 2000), vuelve a la escena del delito: el edificio de la SIDE.
Está nervioso.

-¿Nervioso por qué, Pontaquarto? Ahora la Justicia le cree…
-Pero no me gusta exponerme en público. (Señala un sector del edificio de la
SIDE, en la calle 25 de Mayo) ¿Ve esa ventana del tercer piso? Bueno, allí lo
estuve esperando a Fernando de Santibañes para arreglar el pago de las coimas a
los senadores...

.....................................................................................................

Enfrente está la Casa Rosada, donde Pontaquarto deberá hacer un
reconocimiento en el despacho que hoy ocupa Néstor Kirchner para confirmar un
testimonio que involucra al propio Fernando de la Rúa. Según el arrepentido,
cuando el entonces senador radical José Genoud le dijo que sus colegas
peronistas querían "otras cosas" para votar la Ley de Reforma Laboral, De
la Rúa habría dicho: "Eso arréglenlo con Santibañes...".

-¿Qué pasó con su participación en el programa de América TV -ahora
levantado- Televisión Registrada?
-El canal ejerció censura contra el productor, Diego Gvirtz, y el programa.
Yo me sentí discriminado e hice la denuncia correspondiente. Televisión
Registrada iba a salir los domingos, y para el primer programa me invitaron a
mí…

-¿Por qué?
-Porque al conocerse la resolución del juez el martes 2, Gvirtz me llamó, me
dijo que quería dedicar todo el programa a las coimas en el Senado, que yo sería
el protagonista central, y que quería reivindicar mi actitud, mi arrepentimiento
público, pero no la de haber entregado el dinero a los legisladores.

-¿Qué le dijo Girvtz después de la emisión del programa?
-A los pocos minutos después de terminar Televisión Registrada me
llamó por teléfono y me dijo que estaba indignado, que él había entregado el
producto tal como lo grabamos el domingo a las cinco de la tarde, que se lo
habían censurado de una manera alevosa, y que eso no iba a quedar así: que había
que tomar medidas. Y me pidió disculpas…

-¿A quién le atribuye el poder y la decisión de editar y cortar el
programa sin que Gvirtz lo supiera?
-¿Sabe lo que demuestra ese acto de censura? ¡El poder que tienen los
imputados! Pueden levantar un teléfono e impedir un informe que los perjudique…

-Pasemos a la causa de las coimas, hoy nuevamente reactivada. ¿Cómo tomó
el fallo del juez Daniel Rafecas, que también lo procesó a usted?
-Aunque lo sorprenda, para mí es una reivindicación. Porque un año atrás la
Cámara Federal puso en duda mis dichos, revocó el fallo previo del entonces juez
de la causa, Rodolfo Canicoba Corral, y llevó la causa (casi…) a fojas cero.

-Pero de todos modos lo procesó. ¿Cuál es el valor de lo que usted llama
reivindicación?
-El aspecto humano. El juez comprendió qué le pasa a una persona que se
anima a convertirse en arrepentido y denunciar un caso de corrupción de gravedad
institucional inédita, cuando en el país no existen leyes que amparen ni al
arrepentido ni a su familia.

-¿Ahora tampoco está protegido?
-No tengo contención alguna, salvo la custodia. Mi familia -esposa y tres
hijos- está desprotegida… ¡y yo no tengo trabajo desde que hice la denuncia en
diciembre del 2003!

-Pero por ahora no está preso.
-Por ahora no estoy preso, y si tengo que estarlo, comparado con lo que era
no poder mirar a los ojos a mis hijos, será un mal menor.

-¿En algún momento creyó que la causa quedaría en la nada, a pesar de
haber confesado detalladamente cómo entregó el dinero para los senadores?
-El primer juez de la causa, Carlos Liporace, al principio dijo que tenía
indicios de las coimas, y después… ¡que no había nada! Cuando fue apartado de la
causa por un supuesto enriquecimiento ilícito, el caso pasó al juez subrogante,
Gabriel Cavallo… ¡y Cavallo fue ascendido a camarista! Más tarde lo tomó
Canicoba Corral, y luego Norberto Oyarbide -como subrogante por licencia de
Canicoba Corral-, me tomó la primera declaración indagatoria el 12 de diciembre
de 2004.

-¿Sólo seis senadores cobraron la coima?
-El juez Rafecas cree que pudieron ser más. Pero la causa y la investigación
siguen su curso. Veremos…

-¿Cómo fue su encuentro, antes del pago de las coimas, con el ex
presidente De la Rúa?
-A principios de abril de 2000, el senador José Genoud me invitó a
participar de una reunión en el despacho de De la Rúa y me dijo: "Vamos a
hablar del tema de la Reforma Laboral, y como vos sos secretario de la Cámara y
conocés técnicamente cómo se hace el despacho y cuándo va a tener fecha para su
tratamiento, quiero que me acompañes
". Llegamos a la Casa de Gobierno, y en
el despacho presidencial ya estaban los senadores del PJ Alberto Tell y Augusto
Alasino. Hubo una breve reunión -todos estaban parados, y yo a dos o tres
metros-, y de pronto Genoud le dijo a De la Rúa: "Mire, Presidente, el
justicialismo está necesitando otras cosas para sancionar la ley
". De la Rúa
le contestó: "Eso arréglenlo con Santibañes". Luego entró Flamarique y
nos pusimos a discutir el estado del dictamen, los plazos de la ley, si podía
estar lista para la semana siguiente, etcétera. Pero me llamó mucho la atención
lo de Santibañes… El no era el ministro de Trabajo, y no tenía nada que ver con
estos temas…

-¿Cómo siguió la historia?
-Después de la reunión fuimos con Genoud al Senado, y me explicó mi rol. Me
dijo que "el justicialismo quiere guita para votar la ley", que yo sería
el encargado de entregarle el dinero a uno de ellos, y que De Santibañes me iba
a explicar qué pasos tendría que seguir…

-¿Qué dedujo a partir de esa situación?
-Que, sin duda alguna, De la Rúa estaba al tanto de todo.

-Pero De la Rúa dijo que a usted no lo conocía…
-¡Es increíble! ¿Cómo pudo decir eso? Cuando yo tenía que retirar los fondos
de la Comisión Nacional del Radicalismo el presidente del partido era De la Rúa,
y firmaba los cheques a la orden… ¡de Mario Pontaquarto! Cheques de cien mil y
de ciento cincuenta mil pesos, que yo retiraba de la cuenta del Banco Nación y
los llevaba al partido. Es más: cuando me nombraron secretario de la Cámara de
Senadores, uno de los votos relevantes fue el de De la Rúa. Si mintió en eso,
puede estar mintiendo en otras cosas…

-¿Cómo fue la entrega del dinero?
-El pago de las coimas por cinco millones de pesos fue el 18 de abril de
2000. Ese día fui a la SIDE (mi ingreso está registrado), me recibió De
Santibañes, me dijo "saquémosles las baterías a los celulares", me
preguntó cómo estaba la ley, le dije que podía ser tratada al otro día, y me
aseguró: "La entrega la vamos a hacer hoy. ¿A qué hora te viene bien?"
Le comenté que era mejor de noche, porque en la zona céntrica, de día, hay
mucho movimiento…

-¿Por qué está tan optimista a pesar de su procesamiento?
-Es simple. Hace pocos meses era una causa muerta, y con sólo cuatro
imputados. En cambio hoy tenemos nueve imputados, y con pruebas contundentes. Y
si la investigación sigue, le aseguro que habrá otro arrepentido…

-¿Quién?
-Nombres no le puedo dar, pero no me extrañaría que el próximo arrepentido
fuera un ex senador.

Pontaquarto frente al edificio de la SIDE, donde dice que recibió el dinero para pagar la coima. El 24 de septiembre tendrá que reconocer el despacho presidencial: ¿quedará comprometido De la Rúa?

Pontaquarto frente al edificio de la SIDE, donde dice que recibió el dinero para pagar la coima. El 24 de septiembre tendrá que reconocer el despacho presidencial: ¿quedará comprometido De la Rúa?

Pontaquarto dice que en el caso de las coimas en el Senado habrá más arrepentidos". ">

Pontaquarto dice que en el caso de las coimas en el Senado "habrá más arrepentidos".

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig