El paraíso ya tiene su hotel – GENTE Online
 

El paraíso ya tiene su hotel

Majestuoso, ahí, donde el río Correntoso -el más corto del mundo, el mejor de
todos para la pesca con mosca-, y el lago Nahuel Huapi se besan. Donde el
batallón de truchas y salmones nunca disminuye sus tropas, y las cañas de fly
casting descienden sin dudar. Donde el paisaje parece pintado.

Hoy, el Hotel Correntoso -fundado en 1917 por Primo Capraro, para luego pasar a
las religiosas manos de la Misión Lanteriana y ser abandonado a su suerte a
principios de los 90- regresa a su gloria. Con una inversión de tres millones de
dólares a cargo del financista Alejandro Laurence, el hotel fue restaurado
completamente. Resultado: un clásico de la Patagonia de vuelta en la cima, con
sus puertas reabiertas y lujoso como nunca en su historia.

Cuatro años atrás, la casualidad rodó sus dados. Cuenta Laurence: "Hace treinta
años que pesco en la boca del Correntoso. Y ahí en 1999, me encontré con un
sacerdote de la Misión Lanteriana. Quería vender el hotel"
. Laurence, hombre
egresado del Banco de Boston, del Banco Liniers, otrora dueño de la hostería de
Puerto Manzano en Angostura, no podía dejar pasar la oportunidad. "Y como soy
más hábil con los negocios que con los deportes, enseguida dejé la caña y
empezamos a cerrar el trato"
. ¿El costo de la propiedad? Un millón cuatrocientos
mil dólares: "No podía perdérmelo, es un símbolo de la Villa, y aun más, de toda
la Patagonia. Es incluso más antiguo que el Llao Llao, que nació en los años
40".
Tras tres años de planeamiento, y un millón seiscientos mil dólares en
refacciones, el hotel inició sus obras en marzo del 2002: "Plena crisis
-continúa Laurence-. Pero apostamos. Contratamos a cien personas, con la
vocación de hacer algo por el país
". De capital ciento por ciento privado, y
gracias a la Ley de Promoción Turística de la provincia de Neuquén -que
contempla exenciones impositivas a la industria del turismo-, la obra llegó a
inmejorable puerto.

Tras ingresar por la ruta nacional 231, a quinientos metros después de cruzar el
puente que cubre el río Correntoso, el Hotel. Pedro Bernacchi, su gerente
comercial, hace un inventario de algunos de sus lujos: "22 habitaciones, 6 de
ellas en suite con un pequeño living, vista al lago y jacuzzi, tevé satelital,
música de cámara en vivo, wine bar de primera, marina para embarcaciones, y la
mejor atención de nuestro staff de 35 personas"
. La gastronomía -al mando del
chef Lucio Farías, completamente basada en productos autóctonos- es otro
imperdible, con truchas combinadas con hongos de ciprés como pièce de resistance,
y los atardeceres en el Fishing Bar sobre el Nahuel Huapi son dignos de
celuloide. Si de ambiente se trata, el estilo es rústico, pero a la vez
elegante, a cargo de la diseñadora Marisa Prado y los arquitectos Diego Malbrán
y Néstor Abruzzini. Lámparas originales, madera, pieles, cuero y todos
materiales nobles. "Pero el fuerte absoluto del Hotel -cuenta Petracchi-
es la
actividad al aire libre"
. Bajo el concepto de Soft Adventures, las emociones
están listas para ser tomadas, con la pesca de salmones y truchas como diva
total: "Cero tecnología, pura naturaleza. Organizamos excursiones de trekking,
cabalgatas a la luz de la luna, visitas al Bosque de Arrayanes, a Villa Traful,
a la Isla Victoria
-continúa Petracchi-. Avistaje de fauna local, remo por los
ríos y lagos. Y claro está, el fly-casting, con clínicas de perfeccionamiento y
los mejores lugares para amantes y novicios por igual"
.¿El costo de las
habitaciones? Con desayuno incluido, desde 270 hasta 480 pesos al día.
Inaugurado el 26 de enero, ya está al tope de ocupación. Tras el fin de la
convertibilidad, la Argentina acaparó turistas de todas las latitudes. "Y eso es
lo que buscamos captar
-dice Laurence-. En febrero esperamos una gran cantidad
de chilenos, así como de estadounidenses y europeos. La Angostura precisaba de
un hotel de gran proyección para satisfacer a los más exigente
s". Y concluye su
jugada con las cartas sobre la mesa y el Correntoso como su mano ganadora: "Hay
que apostar al turismo. En definitiva, apostar al país
".

El hotel Correntoso luce a nuevo en uno de los mejores paisajes del lago Nahuel Huapi. Un lugar único en el mundo para los fanáticos del fly casting, como el pescador de la foto, a los pies del resort.

El hotel Correntoso luce a nuevo en uno de los mejores paisajes del lago Nahuel Huapi. Un lugar único en el mundo para los fanáticos del fly casting, como el pescador de la foto, a los pies del resort.

La internacional Valeria Mazza -de poncho pampa en fucsia- con Gianfranco Macri y Alejandro Gravier.

La internacional Valeria Mazza -de poncho pampa en fucsia- con Gianfranco Macri y Alejandro Gravier.

La suite Inacayal, con jacuzzi. La déco: rústica y con materiales nobles. Un detalle: la banqueta con patas de asta y asiento de cuero de ciervo.

La suite Inacayal, con jacuzzi. La déco: rústica y con materiales nobles. Un detalle: la banqueta con patas de asta y asiento de cuero de ciervo.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig