El Jaguar – GENTE Online
 

El Jaguar

Uncategorized
Uncategorized

Sacrificio y rock and roll, no hace alusión al conocidísimo tema de Pier sino que es la frase precisa para definir a El Jaguar. Es que la banda, formada en 1998 en el Oeste Bonaerense, la peleó y remó durante 10 años para llegar hoy a lanzar su flamante y bien elaborado segundo disco: A voluntad. ¿El resultado? Muy bueno. Y preparados, porque los muchachos de El Jaguar se vienen con todo.

El sucesor de Dejando rastros, que fue grabado de la mano de Daniel Albano en la producción musical y contó con la participación especial de Manuel Quieto, de la Mancha de Rolando en el tema Diabólico, trae consigo variedad de estilos y ritmos musicales pero está enfocado en la esencia de la banda: el rock. Sí, mucho rock. “En A Voluntad quisimos probar cosas distintas que en el primer disco pero poniéndole el toque rockero y la crudeza que nos caracteriza. Buscamos acercarnos más a mostrar en un cd cómo suena el grupo suena en vivo”, explica Javier Fernández, alma mater de la agrupación.

La banda, que se completa con Bebo Ametrano (guitarra y coros), Leo Fornillo (teclado y coros), Matías Pernicone (bajo) y Pablo Henin (batería), estuvo presentando su chiche nuevo en una gira veraniega por la costa atlántica y ahora se prepara para subir al escenario porteño de El Teatrito (Sarmiento 777, Capital Federal) el sábado 3 de mayo. En tanto, su vocalista dialogó con GENTE ONLINE y develó todo acerca de su la nueva placa, realizó un balance de su trayectoria, y, entre otras cosas, hizo referencia al movimiento de rock independiente del cual es parte y que no para de crecer.

-¿Qué vivencias o recuerdos se trajeron de la gira?
-Fue la tercera que fuimos y una de las mejores giras a la costa. Viajamos en micro con todo el equipo: asistentes, sonidista, encargado de merchandising… Tocamos menos que otras veces, pero fueron puntos claves donde nos vio mucha gente que se prendió y se llevó discos y remeras. Los recuerdos son muy lindos. Fue una buena experiencia para todos ya que somos todos amigos. Nos encontramos con mucha gente del palo dando vueltas, y muchas bandas amigas. Con algunas hasta pudimos organizar fechas juntos.

-Fueron en son de presentar A voluntad. ¿Qué les genera la salida de un nuevo disco?
-Estamos muy contentos por lo logrado. Tras un largo sacrificio, hoy ya tenemos el nuevo trabajo, y ahora viene la segunda parte: el salir a mostrarlo. Una gran satisfacción fue poder plasmar lo que buscábamos en este material. Sentimos una terrible alegría y ansiedad por tocarlo ya en vivo y ver cómo la gente se conecta con los temas nuevos.

-¿Por qué ese nombre para el disco?
-A Voluntad marca el por qué de lo que nosotros hacemos, y a su vez lo que cada uno hace. Llevamos este proyecto adelante por 10 años y nunca vimos dinero, pero es un gustazo poder vivirlo, sentirlo y disfrutarlo. La pasamos bien, y mas allá de que hemos chocado con mil piedras seguimos adelante remándola para que en algún momento la banda pueda ser escuchada por toda la gente posible y que esa gente se sienta identificada con lo que nosotros damos y lo que nuestras canciones expresan.

-¿Y qué historias cuentan esas canciones?
-Son vivencias u observaciones. Algunas historias relacionadas con hechos pasados que se repiten continuamente en el mundo. Otras son simples momentos de nuestras vidas. Todas son A Voluntad, y se encuadran dentro del caer y salir adelante constantemente.

-¿Cuál fue el concepto musical que quisieron imprimirle al disco?
-El concepto musical es que suene rockero y con fuerza, más allá de que encontremos canciones lentas con sentimiento, se intentó aplicar la crudeza y la fuerza a todas las canciones. Intentar mostrar lo que hace la banda en vivo.

-¿Cómo fue trabajar con Manuel Quieto, de la Mancha de Rolando?
-¡Es un tipazo! Todos los integrantes de La Mancha son unos pibes bárbaros. Tuvimos una energía y buena onda de su parte e hizo que les tomáramos cariño. Nos dieron una mano tremenda. Manuel se fue de Avellaneda hasta Merlo a grabar un día de calor sofocante en nuestra sala sin aire acondicionado. De camino se compró una parrillita, subió y nos pusimos a escuchar las grabaciones.

-¿Y por qué lo eligieron para el tema Diabólico?
-El tema Diabólico surgió en la sala hace algunos años cuando ensayábamos para tocar por primera vez con La Mancha. Fue un show explosivo. Lo preparamos y cerramos la lista con este tema. La gente agitó como nunca. También por otro lado lo imaginábamos cantado por él. Desde el principio al encarar el proyecto del disco ese tema nos sonaba un poco a lo que hacen ellos, entonces dijimos: en Diabólico, ¡¡llamemos a Manuel!! Sin dudas.

-¿Este disco continúa la senda musical de Dejando Rastros o marca algún tipo de quiebre?
-Dejando Rastros fue el comienzo del camino. Tuvo menos presupuesto. Ensayamos mucho por años. Muy de golpe entramos al estudio y dijimos: “Hola, queremos grabar un disco, acá hay 11 canciones que tenemos elegidas” ¡y a grabar! Luego de varios años no nos sentíamos muy conformes con la sonoridad de éste porque en vivo la banda sonaba a otra cosa. Esto no significa que no sea un buen disco, nos gusta, pero queríamos algo más crudo. Es un problema muy normal con las bandas, muchas luchan con su primer disco, pero bueno, todo sirve para ir aprendiendo y progresando. En A Voluntad encontramos una gran variedad de estilos. Queríamos probar cosas distintas pero poniéndole el toque rockero y la crudeza de la banda. Buscamos acercarnos más a mostrar en un disco cómo la banda suena en vivo.

-¿Qué es lo que más los enorgullece de este nuevo disco?
-El proyecto terminado es lo que más enorgullece. Toda la dedicación que le pusimos, cada cosa que buscamos al principio cuando nos sentamos para anotar en una hoja como lo íbamos a plantear se fue dando y terminó en un excelente resultado. El poder cumplir con lo proyectado es algo que hace bien. Se puede decir que logramos lo que queríamos lograr y eso nos hace seguir adelante con alegría.

-¿Qué opinan del rock independiente, teniendo en cuenta su experiencia en el movimiento?
-El rock independiente es cada vez más grande. Hay muchas propuestas escénicas, muchísimas bandas de rock y de todos los estilos que buscan mostrarse, y pocos son los interesados en apostar a ellos. Es bueno que frente a la falta de “busca-talentos” los artistas lleven adelante sus mismos proyectos. Eso les da experiencia y con la experiencia uno luego sabe donde pisar y donde no. Y es aún mejor cuando los músicos independientes se unen para conseguir las cosas.

-Fama, popularidad o simplemente tocar por amor al arte… ¿Qué busca El Jaguar?
-No somos una banda que piense en hacer letras pegadizas para distraer a la gente de lo que pasa en el mundo. Pretendemos de alguna forma que todos vean lo que está pasando y lo que siempre pasó. Queremos ser escuchados, muy escuchados si hay que decirlo de alguna forma. Famosos podría ser, pero por hacer algo que guste con una esencia profunda. No pensamos en hacer algo rápido para ganar dinero, nos esforzamos mucho y decimos lo que sentimos. Eso también es amor al arte.

-¿Cuáles son los próximos pasos de la banda?
-Lo bueno de grabar un disco nuevo es que de ahora en adelante viene toda una nueva historia como presentaciones con otras ideas, giras, gente nueva que se copa con este nuevo material, etc. Por lo pronto vamos a presentar A Voluntad en El Teatrito (Sarmiento 777, Capital Federal) el sábado 3 de mayo. Luego grabaremos un video y seguiremos tocando y tocando mucho hasta que, si todo sale bien, grabar otro disco tal vez para fines del 2010.

-¿Habrá El Jaguar para rato?
-Seguiremos adelante por muchísimos años más grabando, tocando y mostrando lo que hace la banda, tratando siempre de ir sumando gente, experiencias y vivencias. Con el fin de poder vivir de esto que es lo que nos hace felices.

A voluntad es un disco con el que se trabajó mucho. Tuvo más de 20 canciones para tener en cuenta a la hora de elegir. Desde el primer momento arrancó con la idea de ser algo bien grabado y bien proyectado. Y creo que lo logramos”, dice Javier Fernández, líder de la banda. ">

"A voluntad es un disco con el que se trabajó mucho. Tuvo más de 20 canciones para tener en cuenta a la hora de elegir. Desde el primer momento arrancó con la idea de ser algo bien grabado y bien proyectado. Y creo que lo logramos”, dice Javier Fernández, líder de la banda.

“<i>Queremos que la gente sienta lo que siente cada uno de nosotros, y lo importante de todo, hacerlos sentir parte de El Jaguar. El público es la mitad de un show. Sin la gente los músicos no serían nada. Juntos hacemos que el show se transforme en una fiesta. Todos la pasamos bien, todos nos divertimos y todos disfrutamos del rock y la música”.

Queremos que la gente sienta lo que siente cada uno de nosotros, y lo importante de todo, hacerlos sentir parte de El Jaguar. El público es la mitad de un show. Sin la gente los músicos no serían nada. Juntos hacemos que el show se transforme en una fiesta. Todos la pasamos bien, todos nos divertimos y todos disfrutamos del rock y la música”.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig