El Gordo Valor en libertad: «Hoy comienzo una nueva vida» – GENTE Online
 

El Gordo Valor en libertad: "Hoy comienzo una nueva vida"

En la cárcel de Urdampilleta, pugilistas del taller Forjando Esperanzas de la prisión compitieron con boxeadores de La Matanza y Bolívar. Luis Valor fue uno de los espectadores junto a Nancy, su mujer, Mario Valor –sobrino– y Gabriel Santucho, vinculados al deporte de los puños.
Luis Valor durante el último festival de boxeo que organizó junto al director del penal, Javier Cáceres. Fue uno de los espectadores junto a Nancy, su mujer, y Mario Valor –sobrino- y Gabriel Santucho, vinculados al deporte de los puños, que lo fueron a buscar hasta la prisión para trasladarlo a su casa de Pilar.

Llegó el día que más esperaba y entonces Luis "El Gordo" Valor (63), este jueves 5 de julio, cumplió  su última condena a cuatro años de encierro después de que en julio de 2014 fuera detenido junto a otra persona cuando intentaron eludir un control policial en Bella Vista en un Renault Kangoo del que se  secuestraron tres armas largas calibres 9, 32 largo y 40 milímetros.

Hoy ya en libertad, mientras viaja rumbo a su casa de Pilar, imagina los días que vendrán: "Llevo 33 años preso en total, más de lo que estuve afuera", bromea. Antes había sido sentenciado a 24 años, por una serie de asaltos; a 20 por un golpe frustrado a un camión blindado en La Reja (partido de Moreno), en el que murieron un policía y dos delincuentes –del que niega haber participado-, y a 7, por fugarse de la cárcel de Villa Devoto en 1994.

"Vivir tras las rejas es lo peor que le puede pasar a un ser humano", le cuenta hoy a GENTE, aceptando que pasó la mayor parte de su vida al margen de la ley.

Luis Valor (Foto Maximiliano Vernazza)
Luis Valor en la cárcel de Urdampilleta.

"Le prometí a mi familia que hoy comienzo una nueva vida. Ahora va a salir un libro de mi vida, y luego otro contando mi fuga de la cárcel de Devoto. Recibí propuestas para una miniserie y una película, pero el mejor proyecto que tengo es cambiar para siempre. No cambio mi libertad por nada, tardé en darme en cuenta, lo reconozco y me arrepiento".

Luego pide terminar la llamada. Quiere pensar en el asado que sus seres queridos le están preparando para el sábado. "Mientras viajo rumbo a casa dejo la ventanilla del auto abierta para respirar la libertad. Me hacía mucha falta, llegó el momento de portarme bien para siempre".

Por Miguel Braillard.
Fotos: Maximiliano Vernazza.

SEGUÍ LEYENDO:

Exclusivo: el Gordo Valor, a punto de salir de la cárcel, confiesa: "No sé si valió la pena"

Video: las frases más polémicas del Gordo Valor desde la cárcel

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig