Somos románticos en cada momento de la vida, no sólo para cantar"." /> «El día que Mirtha nos invitó a sus almuerzos supimos que ya éramos famosos» – GENTE Online
 

"El día que Mirtha nos invitó a sus almuerzos supimos que ya éramos famosos"

Uncategorized
Uncategorized

Mario Teruel (41) dice que estamos llegando al mejor "yestaurant" de la provincia. "Ustedes no se pueden ir de Salta sin pasar por acá", insiste. Ahora estaciona su 4x4 frente al Colegio Salesiano. El encumbrado comedor no es más que un típico carrito de panchos. Detrás del improvisado mostrador asoma un personaje al que todos en la capital salteña conocen como La Tía. "La Tía es la campeona provincial de la empanada", define Mario. Y, para despuntar el vicio, ordena una docena. De carne cortada a cuchillo y papa, por supuesto. "Estas se comen así, patabierta. Si no, te manchás todo con el jugo, chango", ilustra el líder de Los Nocheros.

Si bien se reconoce un bebedor de paladar exquisito, esta vez debe conformarse con una gaseosa. Entre bocados cuenta que cursó la secundaria en las aulas vecinas. Y que su hijo, Álvaro, también recibió educación salesiana. Una hora después se produce el encuentro con Kike Teruel (40), Rubén Ehizaguirre (41) y Álvaro Teruel (18) en la cima del cerro San Bernardo, con toda Salta a la vista. Antes de comenzar la charla, Kike ofrece hojas de coca y extrae de su bolsillo un tubo con un polvillo blanco que llama la atención. Y, ante los ojos desconcertados de este cronista, se ataja: "No se asusten, porteños. Esto es yista, una especie de bicarbonato que sirve para que la coca largue más jugo". Pronto recuerda una vieja anécdota, de cuando Los Nocheros recién comenzaban a sonar en Buenos Aires: "El día que nos hicimos famosos se sorprendieron todos con ese polvito", confiesa Kike Teruel. Y con su confesión dispara la entrevista.

-¿Y cuándo fue ese día?
Mario
: ¡Cuando fuimos a almorzar con Mirtha, chango! Ese día supimos que éramos famosos.
Kike: Cuando uno llega a los medios nacionales se da cuenta de que la fama le pisa los talones. Pero lo divertido de aquel día fue que Rubén y Mario sacaron una bolsita y empezaron a coquear en la mesa. Mirtha no entendía nada, se la notaba confundida. Por eso, cuando volvimos le llevamos la Ley Federal que aprueba el coqueo. La fama nos da la posibilidad de difundir nuestras tradiciones.

-Curiosa vida la de Los Nocheros: un día almuerzan con Mirtha Legrand y al siguiente comen empanadas en el carrito de La Tía
Rubén: Jamás olvidamos nuestros orígenes. Una de las cosas que más disfrutamos de Salta es volver a las peñas. Ahí vemos qué se escucha, aunque siempre terminamos con una guitarra criolla bajo el brazo, cantando como uno más.

-Ustedes siempre se dijeron admiradores de Los Chalchaleros. ¿Se imaginan a los Saravia con claritos en los pelos?
Rubén
: Lo sorprendente es que todavía cante alguno vestido de gaucho, chango. Fíjate que en los 70' Daniel Toro ya transformaba las zambas en boleros, con guitarras y bajos eléctricos. Nosotros empezamos a hacerlo años después.
Kike: ¿Por qué te creés que se retiró Saravia, hermano? ¡Es que no se animó a hacerse los claritos!

-¿Les molesta cuando dicen que sólo tocan para la platea femenina?
Mario
: Para nada. Nosotros somos románticos en cada momento de la vida, no solamente para cantar. Llevamos el romanticismo en el alma, y así vivimos. Y esa percepción es la que finalmente llega a nuestro público. Elegimos canciones que peguen adentro, que conmuevan cuando las cantamos. Esa es la clave del éxito.
Álvaro: Escuchar un tema de amor es como un cable a tierra que te ayuda a recordar un buen momento vivido.

-El tema Resistiendo, que habla del saqueo que sufrió nuestro pueblo, los muestra como un grupo con compromiso social.
Kike
: Empezamos a interpretarlo con la caída de De la Rúa. Pero no queremos culpar a su gobierno de la ruina de nuestro país.
Rubén: No nos creemos los más combativos ni tratamos de influir en política.
Mario: El compromiso de los artistas está en su manera de vivir y en acompañar a su gente, no sólo en las canciones. Yo puedo hacerme el progre y después esquivar el piquete en una limousine. Eso es cag… en la gente.

-Y hablando de compromiso, ¿qué sintieron con la tragedia de Cromañón?
Mario
: Es una lógica de la música: cuando venís en ascenso querés meter mucha gente. Nos podría haber pasado a nosotros, por cierto. En febrero, en Entre Ríos, tocábamos en un estadio al aire libre y el viento movía la estructura de las luces. Decidimos no cantar, pero el locutor arengó a la gente contra el grupo. Evidentemente, la cabeza de la sociedad funciona mal…
Rubén: Esto es una cadena de responsabilidades: empieza en Chabán y siguen la banda, los inspectores, los bomberos y los organismos que regulan. No sé en qué orden, pero todos deben hacerse cargo.
Kike: La culpa también es nuestra, porque de alguna manera contribuimos a esto. No me gustaría estar en la piel de los chicos de Callejeros y que me griten "asesino" delante de mis hijos.

EL NUEVO. Álvaro Teruel nació en 1987, un año después que Los Nocheros. Hasta marzo hacía comedia musical "a la gorra" en Pinamar. Y el 30 de abril último se sumó al grupo que fundó su padre. La despedida de Jorge Rojas reunió a 30 mil personas en el estadio de Ferrocarril Oeste. Fue cordial, a los abrazos. Sin embargo, en el grupo quedaron algunos resquemores. "Yo hablo seguido con Jorge sobre su nuevo disco. Sigue siendo mi amigo… Interpreto su adiós, lo tomo como que el menor de la familia ha crecido. No siento que me haya cag… la vida. Si fuera así, me sentiría un inútil", explica Rubén Ehizaguirre. El resto de Los Nocheros permanece callado y prefiere no hacer comentarios al respecto.

La caída del sol apura el final de la charla. Luego de la producción fotográfica y los comentarios entusiastas por el próximo viaje a Los Ángeles para la entrega de los Grammy -ya que Noche amiga está nominado como Mejor álbum folklórico-, llega el final. Entonces Mario Teruel se despide y advierte: "La próxima vez volvemos a lo de La Tía. Pero sería mejor que llevemos un tintillo bajo el brazo…".

Los Nocheros (Alvaro y Kike Teruel, Rubén Ehizaguirre y Mario Teruel) en el cerro San Bernardo, con Salta la linda de fondo. Con diecinueve años de trayectoria y diez discos en la calle, el grupo apuesta ahora a ganar el Grammy latino en noviembre.

Los Nocheros (Alvaro y Kike Teruel, Rubén Ehizaguirre y Mario Teruel) en el cerro San Bernardo, con Salta la linda de fondo. Con diecinueve años de trayectoria y diez discos en la calle, el grupo apuesta ahora a ganar el Grammy latino en noviembre.

La nueva formación, ya con la incorporación del joven Álvaro Teruel, en el tradicional monumento a Güemes de Salta.

La nueva formación, ya con la incorporación del joven Álvaro Teruel, en el tradicional monumento a Güemes de Salta.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig