El destape de la (futura) abuelita – GENTE Online
 

El destape de la (futura) abuelita

Para nada aparenta sus 51 años. Es que Marcela, después de tener a su hijo Rocco -que nació el 24 de agosto de 2001- se propuso recuperar su figura. Hizo dieta, gym y también se sometió a una lipo de abdomen y cola. L
as pruebas, a la vista. "Además, tanto la maternidad como la nieta que se viene

(Ambar, hija de Juanita) la rejuvenecieron en cuerpo y alma", aseguran sus íntimas. "Marcela está feliz y eso se refleja en su exterior... Con el año pesado que atravesó
-Gastaldi estuvo prófugo y luego detenido-, aprendió a disfrutar de las simplezas de la vida".

Recostada sobre una reposera en Casablanca -el refugio que hizo construir su padre, Daniel Tinayre, en José Ignacio-, Marcela pasa sus vacaciones junto a Marcos Gastaldi, su marido, y baby Rocco. 

Ni Nacho ni Juanita Viale, los hijos de su primer matrimonio, la acompañan este verano. La
"nena", embarazada de siete meses, estaría en Europa junto a su novio, Juan de Benedectis, el hijo de Piero. De todas formas, Casablanca suele estar llena. Los Tinayre-Gastaldi siempre tienen algún huésped, amigo o pariente (estuvo uno de los hermanos de Marcos). Los últimos días del año se la habían alquilado al empresario Diego Lerner y ellos dormían en Sunset, la chacra de Mirtha Legrand, ya que la gran diva no descansa aquí este año.

La rutina de Marcela no encierra nada de vértigo: toma sol en su casa mientras Gastaldi hace de babysitter de Rocco. Almuerzan en
La Huella-Gancia o en el restó Santa Teresita, famoso por sus omelettes de algas. El corre y hace gimnasia con un personal trainer. Ella se toma vacaciones del fitness.

A la espera de ofertas laborales para este 2003, Marcela sólo se dedica a mimar a su pequeño Rocco -el baby más fotografiado de Punta- y a compartir sus horas con Marcos Gastaldi. Ella estilizó notoriamente su figura y no tiene problemas en lucir bikinis.

A la espera de ofertas laborales para este 2003, Marcela sólo se dedica a mimar a su pequeño Rocco -el baby más fotografiado de Punta- y a compartir sus horas con Marcos Gastaldi. Ella estilizó notoriamente su figura y no tiene problemas en lucir bikinis.

Marcela se acomoda el soutien y da por finalizada su sesión de topless, que practica hace años. Para bajar a la playa elige elegantes pareos. Por la tarde, junto a Marcos y Rocco, suelen caminar a orillas del mar. Este año no están con ella ni Mirtha ni sus hijos Nacho y Juanita.

Marcela se acomoda el soutien y da por finalizada su sesión de topless, que practica hace años. Para bajar a la playa elige elegantes pareos. Por la tarde, junto a Marcos y Rocco, suelen caminar a orillas del mar. Este año no están con ella ni Mirtha ni sus hijos Nacho y Juanita.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig