El crucero (pirata) del amor – GENTE Online
 

El crucero (pirata) del amor

Uncategorized
Uncategorized

Ya anocheció en el Club Náutico de San Fernando. Quedan pocos socios y algunas luces encendidas. Tres chicas con flequillo, jeans y musculosas llegan entre risas nerviosas. Atraviesan el predio y se sientan a la orilla del río. Buscan con la mirada entre actores, productores y extras hasta que por fin dan con él. Mariano Martínez (27) –caracterizado como el pirata Benicio, con camisa bucanera y faja roja– cuelga de una soga. Está por hacer una de las tomas de mayor acción para Alma pirata, la tira que produce el Cris Morena Group y que se verá en breve por Telefe. “¿Estás listo, Mariano?”, se oye por altavoz al director. El asiente con la cabeza. Se hace silencio, los extras empiezan su coreografía, las amigas en la orilla respiran hondo… “¡Acción!” Mariano se suelta, lanza un alarido y desde el aire patea un gran baúl de cuero que cae al agua. “¡Corten!”. Lo que sigue, para las fans, es casi un sueño. Ven cómo su galán recorre el barco, habla con Cris Morena, come galletas de arroz, sacude una y otra vez sus rulos castaños... Sí, un sueño hecho realidad hasta que…“¡Hola, amor!”… Una voz adolescente las despierta de golpe. Luisana Lopilato (18) –de cortísimo vestido turquesa– irrumpe a bordo para saludar con un piquito a su novio y empezar a grabar sus escenas juntos.

Alma pirata se viene de aventuras, comedia y romance. Todo empieza con tres amigos (Mariano Martínez, Benjamín Rojas y Fabián Mazzei) que un día deciden vengar la muerte de sus padres y refundar su cofradía justiciera: la Liga de las Espadas. Hay villano y una bella heroína: Allegra (Luisana Lopilato). Ella, como es de suponer, tendrá con Benicio una relación de amor-odio en la que combinarán besos ardientes… y filosas espadas.

Junto al río sopla un viento fresco. Los extras –que entre piratas y civiles suman unos cincuenta– toman café y comen galletas. En una punta del catamarán, Cris Morena charla con Isabel Macedo, también parte del elenco (interpreta a Clara, la mejor amiga de Allegra). En el otro, los dobles de riesgo de Mariano y Luisana graban escenas de saltos y corridas. En la cubierta y ajenos a todo, ellos ensayan su lucha de floretes por cuarta vez. Ella ataca, él se defiende, se acomoda, contraataca. El instructor les corrige la postura. Concentrados, aplican lo que practicaron por meses en sus clases de esgrima y kung-fu: “¡Que venga alguien a atacarme ahora!”, bromeó ella hace poco.

El viene un poco malherido de Una familia especial, que perdió una de esas bravísimas batallas de rating el año pasado. Ella, con los laureles de su papel de Paola Argento en Casados con hijos. Además, Alma pirata marca su regreso al universo de Morena, que la vio nacer como actriz a los 13 años en Chiquititas. Lo que es seguro es que Mariano y Luisana debutan aquí en eso de trabajar juntos. A ella no es la primera vez que se le mezclan amor y actuación. En Rebelde Way (también de Cris Morena) conoció al mexicano Felipe Colombo, con quien tuvo una historia de varios meses. “Ahora sé separar las cosas. Además este caso es distinto, porque de Mariano me enamoré antes”, jura. Y así, entre grabaciones de lunes a viernes y escapadas a Las Toninas junto a la familia Lopilato los fines de semana, el verano para la pareja transcurre casi marital. “Es verdad, estamos siempre juntos. Dormimos separados, pero nos vemos todos los días”, revela.

Pasó casi un año desde que la pequeña sex symbol del intrincado barrio de Parque Chas, donde todo es redondo, y el galán de Avellaneda, coparon las tapas de revistas con lo que muchos consideraron el romance 2005. Pero hoy, anillos de compromiso de por medio, hacen del barco pirata un crucero del amor que, para desgracia de las suspirantes fans apostadas en la orilla, navega con viento en popa.

En la tira, Mariano es Benicio, y ella, Allegra, la bellísima hija del malvado Gino. Los une una relación de amor-odio y se enfrentan muchas veces florete en mano. Fácil para ellos, porque tomaron clases de esgrima y kung-fu. Las escenas románticas tampoco les costarán…

En la tira, Mariano es Benicio, y ella, Allegra, la bellísima hija del malvado Gino. Los une una relación de amor-odio y se enfrentan muchas veces florete en mano. Fácil para ellos, porque tomaron clases de esgrima y kung-fu. Las escenas románticas tampoco les costarán…

Isabel Macedo –la mujer de Arana y aclamada villana de Floricienta– interpretará a Clara, la mejor amiga de Allegra (Luisana). Benjamín Rojas, Mariano Martínez y Fabián Mazzei encarnan a tres amigos que forman la cofradía de La Liga de las Espadas para vengar la muerte de sus padres. Cris Morena, productora de Alma pirata, sigue cada detalle de la grabación. Fue de su mano que Luisana llegó a la tevé hace seis años en Chiquititas.

Isabel Macedo –la mujer de Arana y aclamada villana de Floricienta– interpretará a Clara, la mejor amiga de Allegra (Luisana). Benjamín Rojas, Mariano Martínez y Fabián Mazzei encarnan a tres amigos que forman la cofradía de La Liga de las Espadas para vengar la muerte de sus padres. Cris Morena, productora de Alma pirata, sigue cada detalle de la grabación. Fue de su mano que Luisana llegó a la tevé hace seis años en Chiquititas.

Luisana y Mariano en una pausa. Pasan todo el tiempo juntos, entre grabaciones y Las Toninas, donde veranean los Lopilato. Izquierda: En una escena muy jugada, Mariano se lanza al vacío aferrado a una soga. Un catamarán y un pequeño buque también son protagonistas.

Luisana y Mariano en una pausa. Pasan todo el tiempo juntos, entre grabaciones y Las Toninas, donde veranean los Lopilato. Izquierda: En una escena muy jugada, Mariano se lanza al vacío aferrado a una soga. Un catamarán y un pequeño buque también son protagonistas.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig