El ángel guardián – GENTE Online
 

El ángel guardián

Uncategorized
Uncategorized

A los abogados Dr. Gabriel R. Iezzi y Dr. Víctor M. Varone se les ocurrió una de esas ideas que muchas personas desearían tener, pero que pocos logran llevar a la práctica. Así es, estos caballeros de ley, de 42 y 41 años respectivamente, diseñaron un sistema novedoso que puede ayudar a evitar accidentes de tránsito, salvar vidas y, por supuesto, generar un negocio rentable.

Ellos crearon El Ángel Guardián, una empresa que se encarga de proporcionar a sus clientes un chofer profesional auxiliar para aquellas ocasiones en las que les resulta imposible volver a casa al volante. ¿Las causas más recurrentes? La ingesta de algunas copas de más o la somnolencia que producen ciertos remedios.

El sistema es así: el usuario se hace socio de la empresa, mediante un plan individual de dos viajes mensuales de hasta 20 kilómetros de Buenos Aires, por 35 pesos –si hay un tercer viaje, cada uno cuesta $50 y se abona un peso por kilómetro extra–; luego, un día cualquiera –este ángel trabaja los 365 días del año, las 24 horas del día– después de salir de una fiesta en donde se tomó de más, en lugar de manejar y poner en riesgo a otras personas y a uno mismo, se llama por teléfono a la organización, la cual envía uno de sus drivers lo más rápido posible. Este conductor se hará cargo del automóvil del cliente y, además, lo dejará sano y salvo en su hogar.

Y eso no es todo: como adicional, se ofrece la posibilidad de un test individual de control de alcoholemia, muy característico de las películas de Hollywood. Si la prueba resulta positiva, ya sabe, si bebe no conduzca.

Según Víctor, uno de sus fundadores: “Todo surge en un viaje a USA junto con Gabriel –su socio–, donde vimos la forma en que se trabaja el tema de la prevención de accidentes automovilísticos. Allí, a diferencia de lo implementado en nuestro país, únicamente se comercializa un test individual de alcoholemia, sin chofer auxiliar. Ese es nuestro aporte”. Este “ángel”, al igual que el de la guarda, que aparece justo cuando se lo necesita, ya está trabajando activamente en Buenos Aires. Víctor agrega: “Iniciamos, mediante un acuerdo con una aseguradora de plaza la cobertura para sus clientes de vehículos de alta gama. Desde luego también estamos en fiestas, eventos, casamientos, presentaciones y lanzamos las suscripciones individuales”.

¿Anécdotas? “Hay muchas graciosas: un hombre se quedó dormido, no lo podíamos despertar y tuvimos que llamar a su esposa para que nos dé la dirección exacta y ¡lo venga a buscar al auto!”.

El personal de EAG posee licencias de conductor profesional, seguros de registro, conocimientos de primeros auxilios y también teléfonos de emergencia publica y privada. Por ende, si un cliente esta muy ebrio y corre riesgo su salud pueden llamar a una asistencia medica.

CAMINO AL CIELO. Según sus creadores, desde que iniciaron el negocio, han tenido llamadas desde México, Panamá y España. Por el momento, ellos están instalados en Capital y GBA y ya tienen la franquicia abierta para el interior del país.

Y como estocada final, la empresa participó en una campaña de educación vial en 2006, realizada junto a Avis, compañía de alquiler de autos. El plan consistió en la entrega de folletería alusiva al fenómeno del alcohol y la conducción, junto a todas las señales viales existentes, en 120 escuelas.

Así que ya está avisado: si no sabe cuándo tomar el último sorbo de champán, hacer el brindis definitivo o se da cuenta de que no está en óptimas condiciones para conducir, hay un ángel que cuida sus espaldas. Y a una llamada de distancia. ¡Salud!

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig