somos uno", como dijo él cuando anunció la relación. La fiesta de boda, que costó un millón de libras, fue tan memorable como su romance." /> «El amor me llegó cuando ya no lo esperaba» – GENTE Online
 

"El amor me llegó cuando ya no lo esperaba"

A las cinco de la tarde del 12 de junio, las campanas d
e la iglesia de San Salvador, protestante y del siglo XVII, repicaron con júbilo: en la verde Irlanda, y en primavera, se casaban Paul McCartney y Heather Mills. Paul, histórico

beatle, célebre, multimillonario y viudo desde el 98 (su mujer, Linda Eastman, murió de cáncer). Heather, ex modelo de vida desdichada (fue hija abandonada y chica de la calle, y en 1993 perdió la pierna izquierda en un accidente), fundadora de un centro de ayuda a refugiados de los Balcanes y víctimas de minas antipersonales, y nominada en 1996 para el premio
Nobel de la Paz. 

La fiesta unió el siglo XXI con el XVII fue en el más que tricentenario castillo de Leslie, hoy un más que exclusivo hotel regido por su dueño, Sir John Leslie, de 84 años, aire de veterano guerrero y uno de los pocos amos del secreto de la boda, preparada sigilosamente contra viento y marea (léase ansiedad y acoso de la prensa). Antes, la pareja presidió una reunión estrictamente reservada a ambas familias, y durmió en cuartos separados para evitar la mala suerte: una milenaria tradición celta. 

No podía ser menos: mientras daban el sí y juraban estar juntos "hasta que la muerte los separe", se oyó uno de los himnos de los Beatles:
All you need is love (todo lo que necesitas es amor). Pero antes, mientras se acercaban al altar (ella, con un ramo de once rosas McCartney, creadas por un floricultor como homenaje a Paul), se oyó el tema Heather, compuesto -música y letra- por el novio y dedicado a la mujer que conoció hace seis años en una función de caridad en el hotel Dorchester (Londres) y de la que dijo: "Ella y yo somos uno. El amor me llegó cuando ya no lo esperaba". 

Paul no quiso una fiesta multitudinaria: apenas trescientos invitados. Pero muy amigos y de alto nivel: Ringo Starr (que llegó desde Mónaco en su jet privado), Twiggy (la escuálida y famosa modelo de los 60), Chrissie Hynde (solista de Pretenders), Jules Holland, el mítico Eric Clapton, Dave Gilmour (líder de Pink Floyd), y el actor norteamericano Steve Buscemi, uno de los dos secuestradores y asesinos de la durísima película Fargo. 

Una semana antes, se rumoreó que los cuatro hijos de Paul (Heather, homónima de la novia, Mary, Stella y James), disgustados por el casamiento, no aparecerían por la iglesia ni por el castillo. Pero allí estuvieron: rumor desmentido. 

Así anunció su casamiento Paul McCartney. Y agregó: Pero no digan nada, porque es un secreto". Después besó tres veces a Heather Mills, su novia, en la entrada del castillo de Leslie (siglo XVII), donde se desplegó la fastuosa fiesta de casamiento.">

Así anunció su casamiento Paul McCartney. Y agregó: "Pero no digan nada, porque es un secreto". Después besó tres veces a Heather Mills, su novia, en la entrada del castillo de Leslie (siglo XVII), donde se desplegó la fastuosa fiesta de casamiento.

Otra escena de Paul y Heather en la puerta del castillo de Leslie el día en que anunciaron su casamiento. Dijeron que era un secreto", pero medio mundo estaba enterado. Al principio, los hijos de Paul no vieron la boda con buenos ojos, pero la aceptaron. Y hasta fueron a la fiesta.">

Otra escena de Paul y Heather en la puerta del castillo de Leslie el día en que anunciaron su casamiento. Dijeron que era "un secreto", pero medio mundo estaba enterado. Al principio, los hijos de Paul no vieron la boda con buenos ojos, pero la aceptaron. Y hasta fueron a la fiesta.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig