«El 2004 fue el año más terrible de mi vida, pero algo bueno hemos hecho» – GENTE Online
 

"El 2004 fue el año más terrible de mi vida, pero algo bueno hemos hecho"

"Este pino lo plantamos acá en el jardín con Axel. El lo quería mucho,
¿sabe? Y con este pino que crece día a día también crece mi esperanza de un país
mejor para nuestros hijos.
" Juan Carlos Blumberg pasó las fiestas con todos
sus teléfonos apagados o bloqueados. Los llamados para saludarlo y darle aliento
no paraban. Apenas un vano esfuerzo de la gente que lo quiere para evitar que se
derrumbe por estas fechas en las que el vacío golpea más que nunca. Sí recibió
el saludo de Estefanía Garay, la novia de Axel y su familia, comprometidos de
lleno con la Fundación Axel Blumberg. No fueron los únicos llamados. Se sumaron
también familiares desesperados pidiendo ayuda ante el secuestro de uno de los
suyos. "Mire, esta es la denuncia sobre Daiana Muñoz, una chica de 19 años
cuyo padre es dueño de una pequeña remisería en Moreno. Al parecer, uno de sus
empleados, que era nuevo y después de nuestra denuncia se supo que tenía
antecedentes policiales, la habría secuestrado. A la chica se la llevaron
mientras estaba barriendo en la vereda. El padre fue a hacer la denuncia a la
comisaría de Trujuy
-la misma que tenía jurisdicción en el secuestro de Axel-
y no le dieron bolilla, ¿se da cuenta? 'Se debe haber ido con el noviecito',
le dijeron. La familia está desesperada. Y el caso, como tantos otros, no se
conoce porque no llega a los medios. Por eso no se puede seguir así, con este
tipo de elementos que deberían cuidarnos, pero la formación que tienen no les da
para hacerlo. La Policía bonaerense que trabaja en zonas humildes tiene una
cultura en la que se discrimina al pobre aun siendo gente honrada y trabajadora.
Es terrible, pero en materia de seguridad, en muchos lugares de nuestra sociedad
todavía estamos en la prehistoria
."
-Tres marchas inéditas y multitudinarias, cinco millones y medio de firmas en
apoyo a su petitorio. ¿Con qué sensación termina el año?
-En lo personal, fue un año terrible, el más espantoso de mi vida. La
pérdida de Axel destrozó mi vida para siempre. Sin embargo, tengo que rescatar
como muy positivas algunas cosas que en materia de seguridad fuimos logrando
entre todos. Cuando lo asesinaron a Axel, la sociedad se preguntaba: "¿Y a mí
cuándo me toca
?" Durante las marchas, en muchos carteles, vi que había mucha
gente que había perdido familiares en manos de la delincuencia.

-¿Alguna vez sintió que desfallecía, que perdía las fuerzas?
-Le diría que esa descripción le cabría más a algún colaborador mío, que
igual son auténticos titanes, más que a mí. Le aseguro que a mí sólo me mueve la
fuerza del compromiso ante la tumba de Axel. Por eso no dudé en seguir adelante,
aun cuando en la segunda marcha todos me decían: "Juan Carlos, te cortaron
los puentes con los piqueteros, te estuvieron haciendo campaña en contra desde
varios lados, ¿para qué desmerecer una marcha tan extraordinaria como la primera
con un fracaso que sólo les servirá a quienes te critican?
"

-¿Y usted qué les dijo?
-Yo, aún entendiendo la buena fe de mis colaboradores, les decía: "La voy
a hacer aunque tenga que ir solo con mi vela. Axel y todos nuestros hijos se lo
merecen
". Gracias a Dios, no sólo mis colaboradores me acompañaron. Las
leyes que castigan a asesinos, secuestradores y violadores empezaron a tomar
cuerpo.

-Pero el flagelo de los secuestros no se detuvo.
-Sí, hubo secuestros antes y después, como el de Cristian Ramaro en Tigre,
el de Nicolás Garnil en La Horqueta, el de Patricia Nine en Moreno, y los que
aún quedan por resolver como el de Fernanda Aguirre en Entre Ríos, o el de
Cristian Scharer en Corrientes. Son muchos crímenes terribles y la impunidad con
que se cometieron lacera aún más. Hoy creo que la sociedad se para de otra
manera ante la policía, la justicia y el propio gobierno. Estamos luchando para
que se tomen los antecedentes de los secuestradores, asesinos y violadores, y no
se los llene de privilegios, salidas transitorias y llamadas desde la cárcel,
desde donde siguen cometiendo crímenes.

-¿Qué mejoró para combatir los secuestros?
-La presión que ejercimos como sociedad ha logrado romper cadenas de
complicidades tanto en la justicia como en la policía. En el caso de Patricia
Nine, se logró que las fuerzas de la bonaerense, la SIDE y la justicia
trabajaran de manera coordinada y lograran un operativo de rescate exitoso.

-¿En qué porcentaje considera que se progresó hasta el momento?
-Y… estaremos en un tercio de todo lo que se necesita hacer en seguridad.
Falta muchísimo, pero… (hace una pausa, piensa bastante).

-Pero realmente cree que vamos progresando…
-Sí, progresamos pero todavía falta mucho. Uno de los mejores indicios es
que se viene la policía comunal de San Isidro, Vicente López y San Martín. Se
hará con gente bien paga, con buenos antecedentes y como complemento de una
policía que debe ser mejorada sí o sí.

-Después de las leyes que evitan la salida prematura de delincuentes
peligrosos, ¿qué más va a pedir?
-En Estados Unidos vi que los agentes tienen el secundario completo y los
oficiales se reciben en la Universidad y hacen masters y especializaciones. Del
FBI, Alemania y otros países he recibido manuales sobre seguridad muy buenos,
que hemos hecho traducir para dárselos a nuestras fuerzas de seguridad. También
espero que el Presidente firme la partida para informatizar cientos de juzgados
federales. Se vienen los juicios por jurado. Noto más compromiso para ayudar a
mitigar las necesidades de la gente que influye en la lucha contra la
inseguridad.

-Por ejemplo…
-Susana Garnil, por ejemplo. Después de recuperar a su hijo, no se quedó
ahí. Está trabajando mucho para luchar contra los problemas sociales en los
barrios pobres cercanos a La Horqueta. Es un aporte muy valioso, e implica un
cambio de mentalidad de nuestra sociedad.

-Dos semanas atrás nos comentó indignado el llamado desde la cárcel del
Negro Díaz, acusado de participar en el secuestro y asesinato de Axel. Ahora fue
el Oso Peralta el que dice -también desde la cárcel- que es inocente.
-El Oso Peralta es un delincuente como Díaz, que miente para zafar. Es uno
de los que secuestró y mató a Axel. Lo que pasa es que se viene el juicio oral y
sabe que ahí se le acabarán las mentiras. No les creo nada. En lugar de estar
haciendo declaraciones tendrían que estar trabajando en la cárcel.

-¿Qué le dice la gente que lo tiene como referente?
-Veo que la gente se anima a hacer las denuncias -en la Fundación Axel las
recibimos todo el tiempo-, y no se queda paralizada ante un sistema perverso que
la deja impotente e indefensa ante el dolor y la tragedia. Los ciudadanos le
están exigiendo al Estado protección. Por la calle, la gente me dice: "Por
favor, Blumberg, ¡siga adelante!
" Yo sólo espero que, además de seguridad,
el año que viene también haya trabajo para todos. El argentino necesita sentirse
digno teniendo trabajo.

Blumberg junto al pino del jardín interno de su casa: Lo plantamos hace nueve años con Axel y me trae su recuerdo permanente", dice.">

Blumberg junto al pino del jardín interno de su casa: "Lo plantamos hace nueve años con Axel y me trae su recuerdo permanente", dice.

Juan Carlos Blumberg lleva apuntes de toda información que le llega cotidianamente. De allí surgen numerosas denuncias que ayudaron a muchas víctimas.

Juan Carlos Blumberg lleva apuntes de toda información que le llega cotidianamente. De allí surgen numerosas denuncias que ayudaron a muchas víctimas.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig