Donde la Argentina comienza – GENTE Online
 

Donde la Argentina comienza

La Estancia Cabo San Pablo se abre al sur de la Tierra como el secreto mejor guardado allí donde el mundo termina, o donde tal vez comienza. A dos horas y media de Ushuaia por la ruta nacional 3 primero, y por otro camino conocido como la complementaria A después, se abre este predio cuya riqueza, entre las muchas que tiene, es la de poseer salida
a las aguas del Atlántico. En la playa se puede ver el descanso de un gigante abatido: el Desdémona -un barco encallado sobre la arena desde que un fuerte temporal lo dejó allí para siempre- corta el horizonte y es un paseo obligado para los visitantes de Cabo San Pablo.

El casco de la estancia es una casa señorial de paredes amarillas en cuya entrada una canasta con alpargatas secas de todos los talles espera a los que llegan húmedos de rocío. "Es una costumbre muy patagónica", explicaron sus dueños, Juan Carlos y Rachel Apolinaire. Afuera, las becasinas, unas pequeñas aves típicas de la región, se lanzan en picada para hacer sonar el aire con sus plumas recortadas. Con un poco de suerte y afinando la vista, se pueden avistar cóndores andinos que cruzan el cielo. La imponencia de su vuelo es algo que no se veía años atrás pero que últimamente se ha vuelto frecuente. Para los amantes de la pesca, los ríos Ladrillero y San Pablo son aguas fértiles que garantizan la mayor tranquilidad y una muy buena "cosecha". Los que prefieren caminar abrigados, pueden elegir los senderos que se internan en el bosque de ñire, vegetación de la zona.

Dentro del casco, el clima es de una calidez sobrecogedora. Biblioteca, hogar y la Patagonia que se mete por las
ventanas
. La comidas tienen el sabor gauchesco (asados y tintos; mate cocido en los desayunos).

Los caballos, como siempre, igual que a lo largo de toda la historia, son compañeros ideales para el paseo. Un breve recorrido por la ruta complementaria permite algunas vistas inigualables: bosques de lengas, suaves planicies con grupos de guanacos que descansan al costado del camino.

Finalmente, una pequeña granja orgánica asegura que los frutos y los vegetales vayan de la tierra a la cocina, frescos y sin intermediarios.

La tranquilidad máxima, la costa majestuosa, el frío y el sol en una rara mezcla de cálido invierno, el bosque, el río, el mar, la inmensidad… riqueza de Cabo San Pablo que se extiende delante de los ojos de los visitantes como un milagro natural.

COMO LLEGAR. Cabo San Pablo se encuentra a mitad de camino entre Río Grande y Ushuaia. Tel: 02964-15610630. E-mail: cabosanpablo@infovia.com.ar. Dirección postal: Casilla de Correo 112, Río Grande, Tierra del Fuego (CP 9420).

Una panorámica de la estancia Cabo San Pablo.

Una panorámica de la estancia Cabo San Pablo.

El Desdémona, encallado en la playa, le da un toque misterioso al paisaje.

El Desdémona, encallado en la playa, le da un toque misterioso al paisaje.

Los vegetales de la huerta van directo a la cocina. Un día en Cabo San Pablo, con alojamiento y pensión completa, cuesta 200 pesos.

Los vegetales de la huerta van directo a la cocina. Un día en Cabo San Pablo, con alojamiento y pensión completa, cuesta 200 pesos.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig