«Devolví la plata porque no era mía» – GENTE Online
 

"Devolví la plata porque no era mía"

Uncategorized
Uncategorized

Como cada mañana de sus días, el cabo primero Héctor Rodríguez está de guardia en la sucursal Berisso del
Banco Credicoop. Allí cumple tareas como policía adicional para sumar unos pesos a su magro sueldo. Pero la del 29 de enero no fue una mañana más. Rodríguez -30 años y padre de cinco hijos- ingresó al cajero automático, con la sola intención de consultar el estado de su cuenta. En ese instante advirtió una carpeta en el interior. Tras levantarla, se volteó para ver si veía al dueño. No había nadie a su alrededor. Entonces, se decidió a abrirla y se encontró con papeles, varios cheques y …
¡7.000 pesos en efectivo!

"Pensé que el dueño no tardaría en regresar. Era lo lógico, ¿no? Entonces me quedé cerca de la cola de
clientes
", cuenta hoy Rodríguez, quien tenía toda la razón: "No bien lo vi entrar a la sucursal, supe que era la persona en cuestión; el tipo tenía cara de estar preocupado. Y enfiló hacia una de las cajas de atención al público en busca del empleado que lo había atendido antes de ir al cajero automático. Pero éste, claro, no le pudo dar ninguna respuesta. Entonces, ya resignado, se dirigió hacia la salida. Fue ahí cuando lo atajé, para preguntarle:
'¿Es suya esta carpeta, señor?'. El tipo no lo podía creer".

Lo que el cabo primero no cuenta es que el hombre que recuperó sus 7.000 pesos, apenas salió de su asombro ante tal gesto de honestidad, intentó recompensarlo, pero el policía -tajante- se negó.

-Rodríguez, ¿qué se le pasó por la cabeza cuando usted aún tenía el sobre en sus manos?
-Un montón de cosas. Primero, desde luego, las cosas que podría haber solucionado si el dinero hubiera sido mío. Pero eso ni siquiera me hizo dudar, porque el hecho es que esa plata no me pertenecía. Entonces pensé en mi viejo; él me inculcó que en la vida hay que ser honrado. Si me hubiese quedado con la plata, no podría volver a mirarlo a los ojos.

-¿Y su familia como tomó ese gesto? 
-A Ezequiel (11), mi hijo mayor, le pregunté si él hubiese actuado igual, y me dijo que sí. En cambio Joel, que tiene 10 años, me contestó: "¿Sabés todo lo que me hubiera comprado con esa
plata?
". Entonces le respondí que había devuelto el dinero por él y sus hermanos. Al final el pibe comprendió y dijo que él también habría hecho lo mismo.

El gesto del cabo primero habría pasado inadvertido de no haber sido por una elogiosa carta que el gerente de la sucursal del
Credicoop envió al ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Luis
Genoud.
El cabo primero Rodríguez en la entrada del subcomando de Berisso, donde se desempeña. Tiene cinco hijos, tuvo que vender su auto y  sueña con conocer 
a su ídolo, Diego Maradona.

El cabo primero Rodríguez en la entrada del subcomando de Berisso, donde se desempeña. Tiene cinco hijos, tuvo que vender su auto y sueña con conocer
a su ídolo, Diego Maradona.

En  el cajero automático donde encontró el dinero. Se negó a aceptar una recompensa.

En el cajero automático donde encontró el dinero. Se negó a aceptar una recompensa.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig