Daniel Craig, el Bond más popular de la historia – GENTE Online
 

Daniel Craig, el Bond más popular de la historia

Uncategorized
Uncategorized

Daniel Craig, el Bond más popular de la historia nos recibió en lo que podríamos llamar un gran revuelo. Asistentes que van y vienen por los lujosos pasillos del Corinthia Hotel, en Londres. Publicistas que exigen firmar embargos de confidencialidad, una y otra vez. No se puede decir nada de la película ni sacar de contexto. ¿El? Sigue siendo el mismo, bonachón y simpático.

“¿Argentina? ¿Comenzamos?”, lanza distendido las dos preguntas consecutivas. Con jeans ajustados, arremangados abajo y botas de gamuza, gafas oscuras, camisa celeste y campera azul de aviador, al mejor estilo Tom Cruise en Top Gun, Daniel Craig, “Bond, James Bond” por cuarta vez (¿acaso la última?), se sienta al estilo 007, señal para que arranquemos hablando sobre el personaje.

–Después del final de Skyfall se esperaba la nueva película como pan caliente. ¿Qué pasó entretanto en usted?
–Mmm... de todo (sonríe). Tuvimos un gran éxito con Skyfall a pesar de tener un final triste. (Craig se refiere a la muerte de M, la jefa del Servicio Secreto, que en las últimas siete películas de la saga encarnó la genial Judi Dench). Pero no se sabía que dicho final sería el comienzo de 007: Spectre. Una vez en movimiento, me enganché mucho con la nueva historia. Al punto de molestar todo el tiempo a los encargados de llevarla adelante, colaborando y participando activamente. Se trata de hacer siempre algo original, ir trabajando la trama... El aporte de todo el equipo ayuda. Ese es el criterio. A veces me despertaba a las tres de la mañana con alguna idea nueva.

–¿Valió la pena?
–¿Te soy sincero? Creo que conseguimos hacer de Spectre una celebración de lo que es Bond. El público se dará cuenta cuando la esté viendo.

–¿Y qué le decías a tu mujer cuando saltabas de la cama con ideas?
–(Vuelve a sonreír, pero prefiere no contestar).

“¿Por qué mejor no hablamos de las increíbles locaciones en las que se rodó Spectre?, dice mirando de reojo su reloj. “¡En maravillosos sitios invernales de Austria, aquí, en Londres, en México... Correr en medio de una multitud de tres mil personas en el centro del DF, con humo, un helicóptero apenas a unos metros de la cabeza... Filmar en las calles de Roma, una de las ciudades más bellas del mundo, visitar San Pedro... ¡Qué placer es hacer películas de Bond!”, enfatiza.

–Sin embardo, usted sufrió un accidente durante el rodaje de una escena de un tiroteo en Londres...
–Cierto, y resultó complicado. Debimos parar dos semanas, ya que tuve que hacerme una cirugía menor de rodilla. No deseaba retrasar la producción. Hacía dos años que venía trabajando en este filme y de repente nos encontramos con esto. ¡Qué se le va a hacer...! Disminuimos un poco la intensidad, para que la rodilla no se resintiera; le buscamos alguna vuelta para que no se notara y salimos adelante. Son cosas que no se ven luego en la pantalla grande, pero se trató de una gran exigencia.

–A propósito, ¿le gusta verse actuando?
–(Gesticula) No. Cada vez me atrae menos verme en mis películas. Lo que hice ya está hecho y no se puede modificar.

–De repente le salió la rudeza de Bond... ¿Hay algo que haya aprendido y aplicado del 007 en su vida diaria?
–No, no, no me parezco a él. Es solamente alguien a quien interpreto. Lo conozco bien.

–¡Vamos, Daniel...! ¿Y actitudes?
–Tampoco. Y punto.

Craig y Weisz se conocían hacía veinte años cuando entablaron una relación de amor en 2011, mientras filmaban Detrás de las paredes. “Si los rodajes lo permiten, ¡no nos separamos jamás!”, asegura hoy él.

Craig y Weisz se conocían hacía veinte años cuando entablaron una relación de amor en 2011, mientras filmaban Detrás de las paredes. “Si los rodajes lo permiten, ¡no nos separamos jamás!”, asegura hoy él.

El 24º filme de la franquicia (y cuarto con Craig: lo acompañan Mónica Bellucci, Christoph Waltz, Léa Seydoux y Ralph Finnes, entre otros) fue dirigido por Sam Mendes en sitios como Austria (arriba), costó cerca de 300 millones de dólares y ya bate récords en el Reino Unido.

El 24º filme de la franquicia (y cuarto con Craig: lo acompañan Mónica Bellucci, Christoph Waltz, Léa Seydoux y Ralph Finnes, entre otros) fue dirigido por Sam Mendes en sitios como Austria (arriba), costó cerca de 300 millones de dólares y ya bate récords en el Reino Unido.

Rachel lo acompañó al estreno de Spectre, abrazándolo enamorada.

Rachel lo acompañó al estreno de Spectre, abrazándolo enamorada.

Al suceso se suma la muestra del 007 (abajo) en el museo de cera londinense Madame Tussauds, donde se exponen las flamantes seis figuras de los eternos Bond, con Daniel a la cabeza: Sean Connery, George Lazenby, Roger Moore, Timothy Dalton y Pierce Brosnan.

Al suceso se suma la muestra del 007 (abajo) en el museo de cera londinense Madame Tussauds, donde se exponen las flamantes seis figuras de los eternos Bond, con Daniel a la cabeza: Sean Connery, George Lazenby, Roger Moore, Timothy Dalton y Pierce Brosnan.

Craig y Weisz se conocían hacía veinte años cuando entablaron una relación de amor en 2011, mientras filmaban Detrás de las paredes. “Si los rodajes lo permiten, ¡no nos separamos jamás!”, asegura hoy él.

Craig y Weisz se conocían hacía veinte años cuando entablaron una relación de amor en 2011, mientras filmaban Detrás de las paredes. “Si los rodajes lo permiten, ¡no nos separamos jamás!”, asegura hoy él.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig