Confesiones de un hombre desencantado – GENTE Online
 

Confesiones de un hombre desencantado

Uncategorized
Uncategorized

"No quiero ser el más rico del cementerio", bromea desde su reposera. "Existe una sola vi
da y me gusta vivirla
", añade melancólico mientras observa el mar y la arena. "Pero también me gusta contribuir a que otros la vivan", asegura ahora serio. "Yo compré esta chacra marítima en diciembre de 2001", cuenta parco respecto de La boyita. "De la misma manera que en 2001 puse 10 millones de dólares y contraté a 260 empleados para abrir mi productora Ideas del Sur", sostiene puntual. "Y ahora debí achicarme, dejar de elaborar programas y quedarme con solo 50 personas", pena de impotencia. "Conclusión: invertí en el peor momento de la Argentina y hoy lo estoy pagando bastante caro", lanza sin eufemismos. "¡Qué paciencia!", acepta con porte de lord inglés Marcelo Hugo Tinelli (41).


-¿¡Qué paciencia!? ¿Las palabras no serían "¡Qué tristeza!" o "¡Qué resignación!"?

-Ni triste ni resignado. La palabra sería... Estoy...

-¿Caliente, en buen criollo?

-Estoy viviendo una situación de mucho realismo. Pasé enero en mi casa del sur, de Esquel (Chubut), monitoreando lo que pasaba en la Capital. Demoré mi venida a Punta del Este por ese motivo. Igual, no esperaba una situación así. No sé si me arrepiento, pero sé que la obra que arranqué en el 99 no tiene nada que ver con el país que nos han dejado. Si lo hubiese sabido, no me habría arriesgado a hacer semejante edificio ni a contratar semejante cantidad de gente. No obstante, soy realista. Ni me enfervorizo cuando las cosas me van muy bien ni me deprimo cuando las cosas me van muy mal. Resolví que ante canales que no abonan sus deudas y clientes que tardan 180 días en pagarte, lo mejor es "desensillar hasta que aclare". Y sí, así fue mi enero, leyendo los diarios por Internet, casi sin ver televisión y tomando decisiones bravas.


-¡Cómo habrá sido que no comentó ni mu sobre San Lorenzo! ¿Sabe que ganó la Copa Mercosur, no?

-Callate: andaba tan enganchado con las pálidas, que el 24, me acuerdo, les mandé a unos amigos: "Che, ¿salimos a cenar esta noche?". Y saltó uno, Alberto: "¿Cómo a cenar? ¡Juega San Lorenzo!". "Te-nés ra-zón", me desperté. La crisis del país me aisló. Que la empresa complicada, que mis suegros y tíos atrapados en el corralito, que... Lo del corralito me parece indigno, una grossa tocada de traste.

-Coincidimos. Ahora, la verdad de las verdades: ¿usted lo sufrió o no, porque...?

-...Porque Lanata (Jorge) aseguró que lo eludí. Se equivocó mal. Lo tomó de un mail trucho de los miles de mails truchos que circulan. Me sorprendió que no chequeara. Y me sorprendió que no tuviera los huevos suficientes para admitir que se trató de una mentira.

-¿Usted lo llamó, Tinelli?

-Tres veces, y únicamente pude hablar con su productor, Fernando Moya, quien me adelantó: "Esta noche lo aclara". Pero lo único que Lanata aclaró fue algo como: "Llamaron Dady Brieva, Marcelo Tinelli, Mirtha Legrand... Pero, chicos, si no es nada ilegal". Yo no saqué el dinero ni legal ni ilegalmente. A partir de ahí apagué la tele. Pensé: "Si informó esto de mí y es mentira, ¿cuánto habrá de verdad en su programa?". Yo había intentado ubicarlo porque lo considero, o lo consideraba, un periodista serio. La bola creció. Luego alguien sugirió que al escuchar la noticia de Lanata mis hijas me preguntaron: "¿Vos hiciste eso, papá?". Una mentira dentro de una mentira.


-Afirma que no lo sorprendió el corralito pero, ¿perdió mucha plata?

-Ahora no podés evaluar pérdidas y ganancias. Lo puesto, puesto está. Poner más, no. Con la devaluación, los que teníamos algo ahora tenemos la mitad. No merecemos que se repita la época de Alfonsín en la que debíamos gastar el dinero del 1 al 10 de mes, si no después no alcanzaba. Cuando veo que la carne subió un 30% y la harina un 70 %, me pregunto hacia dónde vamos. Tenemos que esperar y después seguir adelante sin entregarse. Yo no busco el negocio de la convocatoria de acreedores.

-¿Negocio?

-Algunos empresarios no encontraron opción, pero otros lo tomaron y toman así. Se puso de moda. Muchos te aconsejan: "¿Por qué no vas a convocatoria y pagás la deuda en una década? Es negocio". Yo trato de refinanciar. Quiero seguir al frente de mi empresa porque estoy orgulloso de ella y de haber apostado a mi país. Claro que ahora me cuestiono cuánto arriesgo y a quién le vendo, porque lo que menos me gusta es escuchar: "Tinelli me demoró el sueldo" o "Tinelli no paga". De hecho, con América teníamos programas hechos y se presentó a convocatoria. La deuda de Canal 7 no sé si se la cobraré a Duhalde o a otro Presidente.
Azul también sufre problemas de pago.


-¿El principio del fin de algún canal, tal vez?

-Mmmm. No lo sé. Cuando leo que las productoras independientes viven un tiempo difícil, siento que se habla de éstas porque quienes las dirigimos somos mediáticos. A nosotros siempre nos cuentan lo que facturamos, pero nunca lo que gastamos. La televisión vive un tiempo difícil, como también lo vive el país. Nos tocó a todos. Y yo todavía saco la cabeza. Otros se están hundiendo. El riesgo de desocupación es del 23%. Nadie está exento de la crisis.

-Si lo dice usted, el número uno de la pantalla chica en la Argentina, habrá que creerle. El tema es, ¿usted cree?

-Me gustaría creer. Los últimos años del gobierno de Menem fueron malos a nivel corrupción, y nos afectó duro; y te lo admite alguien que creció a partir del 90. Y los dos años de De la Rúa resultaron bochornosos. Pero no sé si creer o no. Cuando veo que el ministro Remes Lenicov avanza con la pesificación y descubro a 5 mil personas desde las 3 de la mañana haciendo cola con bebés en brazos para comprar dólares, dudo. Me encantaría apoyarlo a Duhalde cuando asegura que "El que apuesta al dólar, perderá", pero...


-¿Pero Tinelli hubiese dolarizado?

-Quizá la salida era una devaluación y rápidamente una dolarización. Ahora el dólar libre, con los argentinos ansiosos por guardar dólares, puede trepar a las nubes. Lógico, están ansiosos porque se sienten estafados. Son los ahorros de su vida. Me preocupa que en la Argentina pensemos en la remoción de la Corte como pelea de fondo. Pensemos en la gente y dejémonos de joder. Lo primero que deben hacer es devolver la plata. Si no, los argentinos terminarán partiendo hacia donde les respeten sus derechos.

-¿Sigue sosteniendo, como hasta hace menos de dos meses, que la salida no es Ezeiza?

-¿Sabés que no? Veo tanta injusticia alrededor, que si alguien encuentra la salida en otro país, le aconsejaría que se fuera. Cambié. Hoy no le sugeriría que se quedara a una persona necesitada que cayó en el corralito. Al contrario, "si tenés la posibilidad, rajate, porque te cagaron".


-Suena a principio de confesión. La próxima nota nos adelantará que quien se va es usted.

-Yo me quedo. Por lo único que dejaría el país sería si viera la seguridad de mi familia y mía en riesgo. El día que se me complique salir a trabajar, no pueda llevar de paseo a Francisco o a Paula, me compro el pasaje. El clima es cada vez más tenso. Entiendo que todos los argentinos debemos hacer una gran autocrítica en cuanto a cómo somos y qué cosas hicimos mal, para no repetirlas. De lo contrario, no me imagino soluciones.

-Es la primera vez en bastante tiempo, Tinelli, que alguien no apunta los dardos sólo en dirección a los políticos. ¿Amplíenos?

-Los políticos son una parte. Existe tanto argentino talentoso dando vueltas por el mundo. Científicos, arquitectos, artistas, futbolistas… ¿Cómo no va a haber gente joven con vocación política y honestidad que nos haga retomar el buen rumbo? El otro día llegué a la frontera con Chile. De un lado, nuestro gendarme pobre, con la barrera despintada, sin presupuesto. A 60 metros, del otro lado, los uniformados chilenos con su cartel cuidado y cinco empleados controlando que no ingrese la aftosa. Ahora vengo al Uruguay, entro al supermercado Devoto y aparecen montones de productos que no conseguí en mi país, medias importadas, botines. ¿Por qué tanta diferencia? ¿Qué nos pasó? Me cuesta pensar que no haya compatriotas con vocación política para sacarnos del fango. De alguna manera debemos salir. Si no, ¿qué país les estamos dejando a nuestros hijos?


-¿Y qué hijos a nuestro país? Hijos desconfiados, desesperanzados, hijos sin nacionalismo.

-Exacto. Si no lo hacemos por nuestros hijos, ¿por quién lo vamos a hacer?

Dice el conductor sobre la paradisíaca arena uruguaya: Este 2002 haré la 13ra. temporada de El show de VideoMatch (quizá diario, seguro por Telefé), seguiré produciendo mi RadioShow y alguna otra cosita pequeña en tevé. Las malas me dan fuerzas", desafía.">

Dice el conductor sobre la paradisíaca arena uruguaya: "Este 2002 haré la 13ra. temporada de El show de VideoMatch (quizá diario, seguro por Telefé), seguiré produciendo mi RadioShow y alguna otra cosita pequeña en tevé. Las malas me dan fuerzas", desafía.

Tiene el cuerpo flaco de Marce", afirma Paula Robles. " Y la carita compradora de Pau", completa Marcelo Tinelli sobre Francisco, fanático del agua y mimado de la familia. Familia que pasará febrero de vacaciones en su nueva chacra marítima (La boyita), entre José Ignacio y La Barra.">

"Tiene el cuerpo flaco de Marce", afirma Paula Robles. " Y la carita compradora de Pau", completa Marcelo Tinelli sobre Francisco, fanático del agua y mimado de la familia. Familia que pasará febrero de vacaciones en su nueva chacra marítima (La boyita), entre José Ignacio y La Barra.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig