«Con Pampita nos reímos mucho. Es mi prima y la adoro» – GENTE Online
 

"Con Pampita nos reímos mucho. Es mi prima y la adoro"

Uncategorized
Uncategorized

Llegó junto a su amiga Lady Claire Mintfont y la acompañaron todo el tiempo
su primo Martín Barrantes y su custodio Federico Perroti. GENTE habló con
ella:

-¿Qué significan las muñecas que les entregó a los chiquitos del Hogar
Garrahan?
-Esta muñeca la diseñé yo con una servilleta. Estaba en mi oficina, en el
piso 111 del World Trade Center cuando las Torres Gemelas fueron
destruidas. Yo la amaba, porque se la había regalado a una chica que estaba muy
enferma, y se curó totalmente. Un bombero la encontró, un periodista de la CNN
la reconoció, y llegó a mis manos una vez más. Por eso decidí convertirla en un
símbolo, y regalársela a los chicos enfermos.

-¿Qué siente por la Argentina, el país que su madre eligió para vivir?
-Amo a la Argentina. Aprendí a amarla desde que mi madre me transmitió ese
sentimiento. Por eso les digo que mantengan sus sueños, porque se vuelven
realidad, y los tiempos duros que están atravesando van a ser sólo un triste
recuerdo.

-¿Va a ir a la estancia El Pucará?
-Por supuesto. Vengo a visitar centros de solidaridad, y también a visitar
la tumba de mi madre, que descansa en la tierra que más quiso.

-¿Cómo se lleva con Martín (Barrantes) y Pampita?
-Mejor imposible. Con Pampita nos reímos mucho. Ella y Martín son mis primos
y los adoro.

-¿Cuál es su lugar preferido en la Argentina?
-Pucará, el campo de mi madre. Por eso vuelvo cada vez que puedo. Quiero
devolverle al pueblo argentino una parte de todo el cariño que le brindó a mi
madre.

-¿Está al tanto de lo que pasa en nuestro país?
-Leo mucho sobre la Argentina en Internet. Un día, consultando una web, me
enteré de que los chicos, en algunas provincias, morían de hambre. Entonces me
dije que tenía que hacer algo por esta gente tan linda que tanto afecto le dio a
mi familia. Y por eso estoy acá.

-¿De qué manera concreta puede ayudar a nuestra gente?
-Creo que ayudando a su futuro, y el futuro es la juventud. Si no educamos y
apoyamos a los jóvenes, los llevaremos a la ignorancia, y la ignorancia lleva a
la ausencia de la dignidad y de la vida misma. No queda nada. Mucha gente habla
y habla, pero lo que importa son las acciones, no las palabras. Odiaría que mis
hijos estuvieran en la calle, violados. Contra eso, todas mis fuerzas…

RETRATO DE UNA DUQUESA. Es hija de Susan Ferguson, que estaba casada
con Héctor Barrantes, tío de Martín Barrantes, y que murió trágicamente el 20 de
septiembre de 1998. Tiene 45 años, es duquesa de York, ex esposa del príncipe
Andrés de Inglaterra (hermano del príncipe Carlos) y madre de dos hijas:
Beatrice, de 16, y Eugene, de 14. Se separó de Andrés, pero mantuvo su título
nobiliario. Su suegra, la reina Isabel II, sufrió mucho al verla en fotos
haciendo topless junto a John Bryan, un empresario norteamericano con el
que tuvo un amorío. También causó mucha sorpresa su participación en el libro
Four Inches
(Cuatro pulgadas), para el que posó desnuda con joyas de Cartier
y tacones aguja del diseñador Jim Choo. Objetivo: recaudar fondos para la
Fundación Elton John
de lucha contra el cáncer. Llegó a nuestro país el
viernes 26 de noviembre a las 12 del mediodía en un vuelo privado. En la pista
la esperaba su primo, modelo y empresario de pesca deportiva, Martín Barrantes
junto a su mujer, Carolina Pampita Ardohain. Se quedará dos semanas.

Un Honda Civic gris plata la llevó a su hotel: La Mansión del Four
Seasons
. Recorrió la suite Mozart, que pocas horas antes había ocupado
Robbie Williams, se sirvió una copa de vino blanco, y salió al balcón. Luego
descansó largamente, y a las diez de la noche partió a alta velocidad en el auto
de su primo Martín, que la llevó a comer al restaurant La Cabaña: un bife
de chorizo con papas soufflé y panqueques con dulce de leche de
postre, todo regado con vino Benegas Chardonay blanco, agua mineral y tres
vueltas de café descafeinado. Salieron a las tres de la madrugada. Ya dentro del
auto, Pampita le habló al oído, se rieron a carcajadas, tiró besos al aire y se
perdió de vista cuando el auto dobló en la esquina. Mirco Samperi, responsable
de La Cabaña, le dijo a GENTE: "Sarah es muy sencilla, muy
amable… Estuvo relajada, compartiendo con sus amigos un momento grato, y hasta
saludó a cada uno de los mozos. Creo que se sintió como en su casa
". Al
llegar al hotel llamó al room service, pidió varias rondas de café y agua
mineral, charló mucho con Pampita hasta las seis y media de la mañana, y por fin
la venció el sueño. El sábado a las cuatro y cuarto de la tarde, cuando estaba a
punto de comenzar el partido entre La Aguada y La Mariana de los
Merlos
, Sarah llegó a la cancha con Martín Barrantes (sin Pampita), y dijo
de ellos: "Los adoro, son una pareja fantástica. Carolina es linda,
inteligente, una gran persona. Y qué puedo decir de Martín: es mi primo, y es
fantástico
". Luego, segunda charla con GENTE:

-¿Tanto quiere a este país y a su gente?
-¡Totalmente! Son muy cálidos, muy buenos. Cada vez que vengo agradezco el
recibimiento que me ofrecen y cómo trataron a mi madre. Si tuviera que elegir
otra tierra para vivir, sería ésta.

-¿Tendrá suficiente tiempo para cumplir con una de sus pasiones, el
turismo?
-No decidí cuánto tiempo estaré. Ojalá pudiera quedarme mucho tiempo.

Fergie ama el polo, y se dio el gusto de ver al mejor jugador del mundo:
Adolfo Cambiaso, ganándole con la camiseta de La Dolfina 21-12 al equipo
norteamericano Isla Carroll. "Este muchacho es capaz de hacer cosas
increíbles sobre ese caballo
", le dijo a su amiga Claire. A pocos metros de
ella estaba Robert Duvall con su mujer, la salteña Luciana Pedraza. Terminado el
partido, ahora junto a Pampita, Sarah fue hasta la cancha número dos para ver el
partido entre Ellerstina e Indios Chapaleufú II. Después de la
victoria del equipo de los hermanos Pieres y Mc Donought habló con Francisco de
Narváez, que se sacó su típico gorro de las tardes de polo para saludarla con un
beso en la mejilla y otro en la mano. Más tarde compartió la mesa de una
confitería de Palermo con sus amigos y el jugador mexicano de La Dolfina,
Carlos Gracida. Allí, entre copas de champagne Toso, confesó que hinchaba por
La Dolfina
, y después de siete horas entre jugadores y caballos, a eso de
las nueve de la noche se fue en un Peugeot Fox. Esta semana comenzará a trabajar
por los chicos, luego irá a la basílica de Luján, y tal vez decida estirar su
visita unos días más. Porque cuando dice que ama a la Argentina, no miente.

por Alejandro Sangenis, Federico Schirmer, Julián Zocchi, Lautaro Mazzeo y
Cecilia Alemano
fotos: Walter Papasodaro, Matías Campaya, Maximiliano Vernazza, Leandro Montini y Hugo Ramos

Viernes 26. Fergie, como la apodaron los medios británicos, sonríe cómplice junto a su prima política, Pampita, a la salida del restaurante <i>La Cabaña</i>, de la Capital.

Viernes 26. Fergie, como la apodaron los medios británicos, sonríe cómplice junto a su prima política, Pampita, a la salida del restaurante La Cabaña, de la Capital.

Lunes 29. Por la tarde, junto a Micaela, paciente en la Casa Garrahan.

Lunes 29. Por la tarde, junto a Micaela, paciente en la Casa Garrahan.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig