“Con este video demuestro que todos sabían de las coimas” – GENTE Online
 

“Con este video demuestro que todos sabían de las coimas”

Uncategorized
Uncategorized

Estos son algunos de los diálogos del video filmado con cámara oculta el 16 de agosto del año pasado por Sandra Montero. Protagonista: Osvaldo López, chofer del senador nacional por Río Negro Remo Costanzo. Lugar: el auto particular de López, en el estacionamiento del Senado. En esta prueba presentada ante la fiscalía federal a cargo del doctor Federico Delgado, Montero sostiene un diálogo revelador sobre las coimas en el Senado. La testigo protegida y ex secretaria de Costanzo dice: “En nuestro diálogo se percibe cómo nosotros, sus ex empleados, hablamos con naturalidad del tema de las coimas”.

López, ex chofer de Costanzo cuando se produjo el supuesto pago de las coimas, y después de Miguel Pichetto, senador que tomó la banca dejada por Costanzo, es un hombre del gremio de la Asociación del Personal Legislativo, se llama a sí mismo “puntero”, y se enorgullece de su poder de convocatoria dentro de ese gremio.

Dice Montero que con la excusa de hablar del tema de “los empleados de los senadores caídos en desgracia a raíz del caso de las coimas, logré saber y testimoniar que López también estaba al tanto de las presuntas actividades non sanctas de los senadores, ocurridas seis años antes… El tema de las coimas era moneda corriente entre los que fueron empleados de los senadores, y el video prueba que López sabía muy bien de qué se hablaba… Cuando saqué el tema, no se sorprendió en ningún momento”, le dijo a GENTE.
Exclusivo: éstos son algunos pasajes registrados en el video:

Montero: …porque no somos culpables de lo que pasó. Ellos se la llevaron, la cobraron, todo bárbaro, y nosotros ¿qué?
López: Yo no sé. Tuve que ir a muchos lados: a la Oficina Anticorrupción.. (Nota: a declarar)
Montero: Vos te la bancaste solo, igual que Martín (Fraga Manzini, secretario personal de Costanzo). Remo no le pagó ni el abogado… Martín tiene sus cosas, y vos trabajás, pero yo no. Hace poco hablé con Costanzo y tuve una discusión muy grande.
López: No sé ni qué pensar ni qué decir… Porque Martín también hacía la suya… Era un riesgo que corría él también… Acá hay muchos que no quedaron pegados, y estaban con senadores…
Montero: Si él fue a buscar lo que fue a buscar (hablan del dinero de la coima), lo fue a buscar porque Remo se lo ordenó, y no porque él quiso. Vos viste lo que era Martín para nosotros, cómo nos ayudaba… Nunca nos falló. Remo lo mandó a buscar la plata… Lo que pasa es que Remo estalló cuando descubrió la situación de Martín… Vio cuál era la situación financiera… ¿Por qué vos pensás que Martín actuó mal?
López: No es que haya actuado mal, lo que pasa es que estaba en el foco de la tormenta, como ese Pontaquarto, que después salió a denunciar… No sé cómo va a terminar esto tampoco, porque esto sigue… Yo no me hago problema porque a mí no me va ni me viene… Dije lo que tenía que decir. Tampoco iba a decir lo que vi o lo que no vi. Ahora voy con Miguel (Pichetto) y me dice vamos a tal lado… Después que baja del auto, yo no sé lo que va a hacer. Yo sé lo que hace acá en el auto, pero después de que baja… es cosa de él… A mí tampoco me interesa lo que va a hacer. Lo llevo a un departamento o a un edificio, ¿qué sé yo si va a hacer un negocio, a cerrar algo, o a vender una ley..?
Montero: Ahora somos mala palabra… Me tienen por trescientos pesos… (Montero recibía ese dinero del sindicato). Vos porque zafaste… (Porque López era chofer de Costanzo y después pasó a manejar para Pichetto). Nati (Natalia Tolosa, que fue pareja del hijo de Costanzo) estaba trabajando en un estudio jurídico, habiendo pasado, luego de estar con Costanzo, a trabajar con la senadora Gili (de Córdoba). En el mismo despacho de Remo. ¡Qué coincidencia! Mañana tengo un congreso para trabajar en Pilar, y lo voy a ubicar a Martín (vive allá). Lo vi la última vez que vino a cobrar el último sueldo...
López: A Martín no lo vi más… Solamente lo crucé una vez en la oficina de Personal.
Montero: Vos sabés que a mí me salvó la vida mil veces… El sabía las cosas…, cómo vos te manejabas con Remo, que es algo que no podía obviar…Yo lo adoro a Martín… El era un buen tipo…
López: Yo no puedo decir nada porque cuando él tenía que sacar algo, también yo estaba siempre… De mí no se puede quejar. Nosotros (Martín y López) íbamos a varios lados con él... Cuando fui a hacer la declaración (a la Oficina Anticorrupción), quedaba más pegado todavía… Yo dije no… Yo era el chofer del senador… Hay cosas que uno no sabe. Hay cosas que es preferible no enterarse…

Como aclaración final, Sandra Montero, a horas de volver a su exilio obligado como testigo protegida en el exterior, dice: “Todos los choferes de senadores veían valijas, y aclaro que yo no soy una arrepentida como Mario Pontaquarto, porque no participé de esos hechos”.

Corolario. O mejor, preguntas: ¿el caso de las coimas en el Senado está en el principio del fin, o en el fin del principio? ¿El bisturí judicial llegará hasta el fondo, o una vez más se caerá en el peor de los lugares comunes argentinos: “Investigaremos hasta las últimas consecuencias”? Porque han pasado muchos años, y como bien se sabe, en la Argentina, el ácido diluyente más poderoso, es el tiempo. Que, como los huracanes, se lleva todo…Sandra Montero en la redacción de GENTE. En la pantalla, el chofer López en una de las imágenes del explosivo video que reflota el caso de las coimas en el Senado.

Sandra Montero en la redacción de GENTE. En la pantalla, el chofer López en una de las imágenes del explosivo video que reflota el caso de las coimas en el Senado.

Daniel Rafecas.

Daniel Rafecas.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig