«Comenzó una revolución en el fútbol» – GENTE Online
 

"Comenzó una revolución en el fútbol"

Uncategorized
Uncategorized

Toda su frialdad suiza se había escapado fugazmente de su rostro siempre inexpresivo, estudiadamente cordial, puntillosamente pulcro. Inteligente, hábil orfebre en eso de manejar con severa precisión justamente la mayor pasión mundial como es el fútbol, Joseph Blatter se permitía, en el atardecer del viernes 6 de julio, apoltronado en un rincón íntimo del
Sheraton Tower, un muy latino momento de distensión. El presidente de la FIFA había pasado la tormenta que casi lo deja sin barco. Más de seis horas de reunión del Comité Ejecutivo en el
Hilton, para salvar su puesto y la economía del fútbol mundial. Y él lo sabía, como sabía también que Julio Humberto Grondona, su vicepresidente primero y titular de la
AFA, mucho tenía que ver en ello. Por traer el Congreso de la FIFA a Buenos Aires, aprovechando el Mundial juvenil, y hacerlo jugar a él tambien de local. Justamente cuando más lo necesitaba...

-Sencillamente, les pedi a todos los miembros del Comité que existiera una confianza mutua, sobre todo hacia la figura del presidente.

Es que la quiebra de ISL (la misma empresa que quería el merchandising de San Lorenzo en la Argentina y que tantos problemas le trajo a Fernando Miele, presidente de ese club), adjudicataria de los derechos del
Mundial Japón-Corea 2002, había producido una seria ruptura en la FIFA. Y Blatter era el apuntado por el terrible quebranto económico.

-¿La FIFA tiene graves problemas de subsistencia por la bancarrota de ISL?
-No, está más fuerte que nunca, aunque debo reconocer que estaría mucho mejor si
ISL no hubiera quebrado. La pérdida total por esa quiebra fue de 51 millones de dólares. Ellos nos habían garantizado un ingreso de 340 millones de dólares por año, que obviamente no pudieron cumplir. Pero nos salvó que surgió el interés de la empresa alemana
Kirch, que aportó 289 millones de dólares. Esto, para los derechos internacionales fuera de Europa y los Estados Unidos, ya que en 1996 la filial
Prisma de Kirch había adquirido la licencia televisiva para Europa. Además todo el
Grupo Kirch asumió por completo la conducción de la empresa HBS, que era de
ISMM-ISL, de servicios técnicos para la transmisión. 

Uno puede llegar a marearse con tantos cientos de millones de dólares, aunque Blatter no se inmuta. Y es que
el negocio del fútbol alcanza dimensiones impensadas. Para los alemanes de
Kirch -también son dueños del holding SLEC, que televisa la Fórmula Uno- será un lucrativo negocio. Empiece a sumar: solamente en Alemania el grupo cobra del primero (ARD) y el segundo canal (ZDF) de la television pública cerca de 120 millones de dólares por los partidos del Mundial del año próximo. Ahora, adicione países y canales, y las cuentas serán sideralmente favorables. También para la
FIFA, porque aparte de las sumas de garantía, se repartirán las ganancias…

Pero Blatter sabía que una vez dominada la pelota de la economía y salvado el barco debía entrar al área y definir un nuevo tiempo para el fútbol. Lo hizo con la agresividad que uno jamás podría imaginar en ese hombre siempre vestido de gris, con camisas inmaculadamente blancas y asistido, casi maternalmente, por su hija. Blatter dialoga en alemán, inglés, francés o castellano con la misma facilidad y profundidad. Los utiliza para lograr una resolución que cambiará drásticamente el negocio del fútbol: la modificación del reglamento de transferencias. Algo que la
Unión Europea venía pidiendo y presionando con un lobby feroz.

-¿No se beneficia mucho a los jugadores y se desprotege a los clubes, sobremanera a los sudamericanos, que son exportadores?
-Estuvimos nueve meses trabajando sobre este nuevo reglamento. Tiene tres puntos básicos que son el darle priridad al derecho de los clubes ante la posibilidad de que un jugador emigre antes de los 18 años (caso Esteban Cambiasso y Argentinos Juniors, para tener idea). Luego, si entre los 18 y 23 años un jugador se va de una entidad, ésta recibirá una indemnización por la formación del jugador. El monto será fijado por un Tribunal que formaremos en
FIFA, y creo que este resarcimiento estará en los 2 ó 3 millones de dólares.Y, finalmente, habrá contratos de uno y cinco años de duración, tras los cuales los futbolistas quedarán con el pase en su poder (es decir, si Javier Saviola tuviera 24 años, River ni vería los 22 millones de dólares del Barcelona). Así el jugador podrá decidir su futuro y pasar de una institución a otra sin las negociaciones entre clubes. Esto es una verdadera revolución. Habrá más estabilidad en los contratos y
se manejará menos dinero de pases. Esto regirá, seguramente, a partir del 1º de septiembre.

Un golpe para las apetencias exportadoras de los clubes argentinos y una buena manera de bajar sus costos para los de la
Unión Europea. Así de claro, como decía Julio Grondona: "Los grandes beneficiados son los
jugadores"

Para los vernáculos se vienen épocas difíciles, porque a esto hay que sumarle otras dos puntas de la ofensiva Blatter: el calendario unificado y los períodos de transferencias.

-¿El fútbol de selecciones no queda relegado a su mínima expresión con el calendario internacional unificado?
-Había que ordenarse. Cada selección podrá jugar, por año, ocho partidos internacionales correspondientes a las eliminatorias para el Mundial y, como máximo, otros cuatro encuentros amistosos. Fijamos junio y julio para la relización de los certámenes de confederaciones, como pueden ser la
Eurocopa o la Copa América, excepto los años que se juegue el Mundial. El calendario, además, dispone que los certámenes locales se realicen en 46 jornadas entre febrero y junio, la primera, y entre agosto y diciembre, la segunda. Los jugadores deben tener 15 días de vacaciones en enero y 15 en julio. De esta manera, todos sabemos cómo organizarnos. 

A la ofensiva le faltaba un remate final, preciso, contundente: reunirse con Diego Armando
Maradona
. Se produjo el sábado cerca de las 19, cuando ambos se encontraron en el piso 23 del
Sheraton y limaron asperezas. Diego era el mismo hombre sencillo y frontal de siempre:
"No tengo nada contra Blatter, que empezó su carrera de dirigente en la FIFA en el 79 cuando yo ganaba el mundial juvenil, sino contra la institución. Pero fue una reunión bárbara".

Es que Blatter le dejó abiertas las puertas de la FIFA y prometió trabajar con la
AFA, en el homenaje que el Diez se merece, y recibió del más grande la aprobación sobre el nuevo régimen de transferencias:
"Yo siempre voy a estar con el jugador, que es el que hace el espectáculo". Hizo una nota para la revista de la
FIFA y ambos se separaron con la tranquilidad de haber reencontrado al fútbol con su mayor exponente. 
La precisión suiza de Joseph Blatter no había dejado engranaje sin funcionar.
Joseph Blatter llegó cuestionado y se fue fortalecido como presidente de la </i>FIFA</i>.

Joseph Blatter llegó cuestionado y se fue fortalecido como presidente de la FIFA.

<i> FIFA y un gran amigo. El Congreso en Buenos Aires fue excelente." ">

"Julio es uno de los pilares de la FIFA y un gran amigo. El Congreso en Buenos Aires fue excelente."

En Vélez, junto al goleador y figura del Mundial sub 20.<i> .">

En Vélez, junto al goleador y figura del Mundial sub 20. "Estoy seguro de que triunfará en Barcelona. Es un gran jugador" .

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig