«Chicas, les presento a mi Príncipe» – GENTE Online
 

"Chicas, les presento a mi Príncipe"

Uncategorized
Uncategorized

Se probó un vestido de novia con Valentino en su atelier de Roma, con la reina Beatriz como único testigo. Había
arreglado una entrevista personal con el mítico diseñador desde hacía más de un mes y viajó a Italia sólo por unas horas para la cita, en un avión del gobierno holandés. Esa noche volvió a dormir al palacio Huis ten Bosch (Casa en el Bosque, en buen romance), en La Haya, donde vive junto al príncipe Guillermo Alejandro y la familia real. Amaneció temprano y partió junto a su novio a la provincia de Groningen, un importante centro industrial al norte de Holanda, para cerrar su maratónica y exitosa gira por el país. Allí recibió el cariño de miles de holandeses que esperaron horas bajo el frío para verla pasar. No bien terminó su visita oficial, a las cinco de la tarde, Máxima subió junto a su novio a un jet privado que los trasladó a Amsterdam, donde se despidieron por unas horas. 


RUMBO A LA ARGENTINA.
Una hora después, en el aeropuerto Schiphol de la capital holandesa, la princesa se embarcó en un avión de Lufthansa rumbo a Frankfurt, para hacer desde allí una conexión con el vuelo 526 directo a Buenos Aires. El jueves 8, Máxima pisó suelo argentino a las 8.10 de la mañana. En Ezeiza la esperaba su madre, María del Carmen Zorreguieta, junto con dos remises, un Mercedes-Benz celeste metalizado para ellas y un Peugeot 405 para los dos custodios de la guardia real holandesa que acompañan a Máxima donde quiera que vaya. La primera escala de su estadía en la Argentina fue su hogar, en Uriburu al 1200, donde se encontró con su padre Jorge y sus hermanos. Hacía dos meses y medio que no los veía: el último encuentro secreto con ellos había sido en Buzios, Brasil, donde Maxi había viajado de incógnito con el príncipe para pasar un fin de semana de descanso en familia. A las 11.30 de la mañana, la princesa argentina partió con su madre a la nueva maison de Graciela Naum, en Armenia al 150
0. Allí, durante dos horas, Máxima se probó trajes para el día, vestidos de noche, equipos de cóctel y de la línea country que la diseñadora le había preparado especialmente para ella. Y seguramente controló todo el vestuario que Naum le está preparando a la familia que viajará a Holanda para el casamiento. 

MAXI PORTEÑA. A las dos de la tarde, Máxima hizo un breve stop por el Maryland English Institute, en la calle Thames al 2100, para buscar a una amiga y a su hijo por el jardín de infantes e ir juntos a almorzar. Cuando llegó al restaurante El Gardelito, su padre Jorge Zorreguieta ya la esperaba adentro, con una mesa preparada para seis. Almorzaron asado y ensaladas y una hora después, Máxima y su madre siguieron su itinerario de visitas a familiares y amigos por la capital porteña. A las cinco de la tarde, exhausta por el viaje y las corridas, la princesa volvió a su departamento de Uriburu.

Sábado 10 de noviembre. Máxima y el príncipe Guillermo en La Sofía, la estancia que la familia Santamarina tiene en Monte Grande. Allí, la futura reina de Holanda reunió a sus más íntimas amigas para presentarles oficialmente a su príncipe azul. Hubo asado, mimos, risas y caminatas por los jardines.

Sábado 10 de noviembre. Máxima y el príncipe Guillermo en La Sofía, la estancia que la familia Santamarina tiene en Monte Grande. Allí, la futura reina de Holanda reunió a sus más íntimas amigas para presentarles oficialmente a su príncipe azul. Hubo asado, mimos, risas y caminatas por los jardines.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig