Carmen Barbieri hace trabajo comunitario para no ir a juicio – GENTE Online
 

Carmen Barbieri hace trabajo comunitario para no ir a juicio

Uncategorized
Uncategorized

#Gente-Carmen-171017-06

Acompañamos a Carmen Barbieri (62) en las horas de trabajo comunitario que debe cumplir en la fundación El Pobre de Asís, en Coghlan (CABA), para evitar ir a juicio con su ex empleada Natividad Díaz. Comprometida, la capocómica preparó y sirvió la comida, y hasta ofició de animadora durante el almuerzo.

#Gente-Carmen-171017-08

Es un miércoles de octubre y el sol se filtra por las ventanas de la fundación El Pobre de Asís, acariciando los rostros de los allí presentes. Algunos leen el diario, otros toman mate o miran televisión. La mañana transcurre con calma hasta que, cerca de las 11, una camioneta blanca se detiene al 3200 de la calle Rómulo Naón, en el barrio porteño de Coghlan. En la puerta, un par de hombres miran el vehículo con una mezcla de desconcierto y curiosidad.

El misterio se devela cuando una mujer de pelo corto y rubio desciende del automóvil. No hay dudas: es Carmen Barbieri. En lugar de los zapatos de taco alto y las prendas brillosas que luce habitualmente, esta vez la diva viste una remera de algodón violeta, pantalones deportivos negros y zapatillas.

#Gente-Carmen-171017-05

“Buen día”, saluda mientras posa para las cámaras. ¿El motivo de su visita? Empezó a cumplir 432 horas de trabajo comunitario, que le asignó la Justicia para evitar ir a juicio en la causa iniciada por su ex empleada Natividad Díaz, quien la acusa de estafa.

“Llegó la tía Carmen”, comentará en voz alta un señor. Como era de esperar, la presencia de la vedette revolucionó a los hombres que frecuentan la Fundación, varios con discapacidad motora o mental leve, todos mayores de 40 años. Con su llegada, dejarán de lado lo que estaban haciendo para pedirle una foto o filmarla.

#Gente-Carmen-171017-04

“ES LA PRIMERA VEZ QUE RECIBIMOS A UN FAMOSO”, le cuenta a GENTE Víctor Hugo Russo (59), director y fundador de El Pobre de Asís. “A Carmen la conocí la semana pasada. Vino a la Fundación, se presentó y charlamos. Cuando le conté cómo era la dinámica del comedor, se mostró con una predisposición total. También se conmovió mucho por lo que vio. Nosotros lo tenemos naturalizado, porque lo hacemos todos los días, pero es duro. Muchos de los hombres que vienen acá están en situación de calle. Quieren trabajar, pero el hecho de no tener un domicilio les quita posibilidades”, explica Russo que, impulsado por su espíritu solidario, creó la Fundación en 1998.

Hoy, casi veinte años después, El Pobre de Asís funciona como un Centro de Día que recibe entre 150 y 200 hombres, a quienes les brinda las cuatro comidas (desayuno, almuerzo, merienda y cena), atención médica y psicológica y capacitaciones para que puedan reinsertarse laboralmente.

“Lo que más me duele en la vida es que caí acá por obligación y no por solidaridad”, explica Barbieri mientras corta el pan.

#Gente-Carmen-171017-09

CONFESIONES DE UNA DIVA“No se me caen los anillos por cocinar. Preparé comida para elencos enteros: soy una excelente chef”, dice Carmen.  Del otro lado de la barra, algunos curiosos y vecinos del barrio se asoman para observarla. “Listo. Terminé con el pan. ¿Qué tengo que hacer?”, le pregunta Carmen a Sergio, el cocinero, que enseguida le asigna una nueva tarea: repartir los vasos de plástico, donde minutos más tarde va a servir la sopa.

 

#Gente-Carmen-171017-07

“Hagamos un ‘¡hurra!’ para celebrar el triunfo de Argentina con Ecuador”, propone. Los muchachos se prenden y corean: “Hip, hip, ¡hurra! Hip, hip, ¡hurra! ¡Argentina! ¡Argentina!”. Hay aplausos. “Vayan recordando algunos tangos, así la próxima vez que vengo los cantamos”, los desafía la vedette, mientras sirve el plato principal: medallones de pollo con ensalada rusa. Sólo entonces el silencio vuelve a reinar por unos minutos. n

Por Flor Illbele
Fotos: Alejandro Carra

(Se puede ayudar llamando al 4547-0230 o al 4541-3192 o ingresando a El pobre país)

LEA MÁS:

Alberto Cormillot bailó con sus nietas y voló ante mil personas

Federico Bal, a solas con Teleshow: "Trato de no hablar de política porque me angustia, no tengo ganas de pertenecer a la grieta"

Revista GENTE

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig