Bookcrossing – GENTE Online
 

Bookcrossing

Todo comenzó en 2001, cuando Ron Hornbaker –un socio de la empresa norteamericana Humankind Systems– buscó crear una comunidad en Internet diferente, “que fuera la primera de su clase y que le diera cosas buenas al mundo”. Al menos eso es lo que asegura en el sitio web Bookcrossing.com.

¿De qué se trata esta idea? Es un site que trasciende los límites del cyberespacio y pretende hacer de este planeta una biblioteca global. El funcionamiento es el siguiente: un usuario se registra –crea un profile con sus datos y hasta puede agregar su foto–, luego ingresa también un libro cualquiera de su propiedad, detallando título, autor y un comentario. A partir de ese momento, ese texto recibe un número de identificación. Una vez hecho esto, se procede a liberar El Quijote, por ejemplo, en cualquier punto de la ciudad.

Así de simple, la persona deja el libro en un bar, el banco de una plaza o en la estación de subtes. ¿Para qué? Para que otra lo encuentre, se lo lleve y prolongue la cadena. Quien lo encuentre verá la info necesaria para, en caso de que lo desee, ingresar a Internet y tomar contacto con esta comunidad.

El proyecto tiene un dejo romántico y utópico y ya prendió en varios países de Europa y América. Uno de sus puntos interesantes es la curiosidad que despierta saber quién levantó la novela que se dejó “olvidada” por allí. Una historia con guión abierto que cada recogedor continúa escribiendo.

SALTANDO FRONTERAS En la Argentina, el movimiento Libro Libre, originado en México, tiene sus adeptos y poco a poco suma liberadores de letras. Los objetivos tal vez sean un tanto distintos, ya que desde su web proclaman que la movida consiste en “abandonar ejemplares en la calle con el objeto de compartir la materia y generar así una ola de lectura en la ciudad”.

Libro Libre fue creado por la organización mexicana Letras Voladoras y la fórmula es la misma: dejar algún título en la ciudad. Lo que esta institución azteca recomienda es escribir la portada aclarando que ese material es parte de LL y que después de leído, deber ser “abandonado” nuevamente. La primera acción de este grupo fue el 7 de mayo de 2003, en la que participaron 20 personas. Hoy aducen tener un registro de 20 mil involucrados en el asunto y lo llevan a cabo todos los 7 de cada mes.

Por supuesto, este tipo de iniciativas novedosas se sustentan en parte por escritores, editoriales y artistas que gustosamente donan sus obras para este proyecto. LL asegura no recibir patrocinios gubernamentales, ni tampoco depende de ninguna institución. “Es un movimiento de gente para la gente”, comentan desde su portal y resumen, “encontrarse con un libro puede ser cuestión de suerte, pero encontrarnos con la lectura no debe depender exclusivamente del azar”.

Colorín colorado, esta historia no ha terminado...

Más información: Bookcrossing España.

Más información: Letras voladoras.

Cualquier libro puede ser liberado en las calles. Luego, seguirá un camino incierto que puede ser seguido por el usuario.

Cualquier libro puede ser liberado en las calles. Luego, seguirá un camino incierto que puede ser seguido por el usuario.

Un ejemplo de comentarios que dejan los miembros de Libro Libre.

Un ejemplo de comentarios que dejan los miembros de Libro Libre.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig